Abrir menú principal

El corazón del guerrero

película de 2000 dirigida por Daniel Monzón

SinopsisEditar

Beldar y Sonja, una pareja de ladrones, roban una piedra preciosa con forma de corazón humano en la tétrica cripta de la Orden de los Mil Ojos, una maléfica secta de todopoderosos brujos. Al huir del lugar se dan cuenta de que la gema está maldita y les ha transmitido su hechizo. Tras perder el sentido, Beldar despierta en otro mundo, metamorfoseado en el cuerpo de un adolescente madrileño de dieciséis años comido por el acné llamado Ramón Belda (Fernando Ramallo). Belda es un chico con una imaginación desbordante y es asaltado por continuas visiones que se corresponden con las partidas de rol que juega cada noche en compañía de sus amigos. También es un adolescente apocado y debilucho, pero en su imaginación se ve luchando contra todo tipo de peligros. Peligros que, poco a poco, se irán haciendo reales y conectarán el Madrid actual con un Universo en el que Ramón es el Elegido para una misión de dimensiones épicas, con heroínas (Neus Asensi), magos (Santiago Segura) y poderosos luchadores (Joel Joan).

TemasEditar

En la película, los leones del Congreso de los Diputados cobran vida en el mundo Beldar ha sido calificada como quijotesca.[1]

PremiosEditar

La ópera prima de Daniel Monzón obtuvo dos galardones en el Festival de Cine Fantástico de Ámsterdam, el Premio a la Mejor Película Internacional en el Festival de Fantasía de Montreal (Fantasia International Film Festival) y el Premio a la Mejor Película Fantástica en Fantasporto, certamen cinematográfico de Oporto, Portugal. Además, el director fue nominado para el Premio Goya del año 2000 a la mejor dirección novel.

BibliografíaEditar

ReferenciaEditar

  1. Pardo García, 2011, pp. 241-243.

Enlaces externosEditar