Abrir menú principal

El ministro y yo

película de 1976 dirigida por Miguel M. Delgado

El ministro y yo es una película de comedia mexicana de 1976 dirigida por Miguel M. Delgado y protagonizada por Cantinflas, Chela Castro, Lucía Méndez y Ángel Garasa.[1]​ Es la última producción en la que Cantinflas actúa junto a Garasa, quien falleció poco después de su estreno.

ArgumentoEditar

Mateo Melgarejo «Mateíto» (Cantinflas) es un mecanógrafo (o evangelista) de la población analfabeta de Santo Domingo, un barrio al norte del Zócalo de la Ciudad de México. Un amigo le pide ayuda en la negociación con la Oficina del Censo de la tierra para que le paguen un terreno suyo al precio debido (mucho mayor a lo que le ofrecían por él). Después de una gran frustración con la burocracia gubernamental, escribe una carta al ministro del gabinete, Don Antonio (Miguel Manzano), obteniendo una audiencia con él. El ministro queda tan impresionado con la honestidad de Mateo que lo contrata como servidor público. Mateo también termina haciendo amistad con la hermana del ministro, Vicky (Chela Castro) y la hija del ministro, Bárbara (Lucía Méndez).

Mateo es designado inicialmente a trabajar en el sótano donde se encuentran los archivos más antiguos de las oficinas, apodado por todos como «la ratonera», junto a un amable anciano, Avelino Romero «Romeritos» (Ángel Garasa), pero después el licenciado a cargo de la oficina (Raúl "Chato" Padilla) se da cuenta de la relación de Mateo con el ministro, y buscando un provecho personal del mismo, coloca a Mateo como jefe de la oficina, y desde allí Mateo intenta reformar la oficina. Sin embargo, después de que el ministro es nombrado embajador en el extranjero, y con Mateo dejando de tener valor para el licenciado, Mateo es degradado nuevamente a «la ratonera», esta vez junto a un empleado más joven y malhumorado (ya que Romeritos para entonces ya se había jubilado). Cansado de los múltiples problemas con sus compañeros, Mateo renuncia, pero no sin antes dar un discurso a los demás funcionarios sobre sus deberes en una sociedad democrática. Al final, regresa a Santo Domingo para continuar ayudando como mecanógrafo a sus residentes pobres.

RepartoEditar

ReferenciasEditar

  1. García Riera, p. 174

BibliografíaEditar

  • García Riera, Emilio. Historia documental del cine mexicano: 1974-1976. Universidad de Guadalajara, 1992.

Enlaces externosEditar