El tren fantasma

película de 1926 dirigida por Gabriel García Moreno

El tren fantasma fue una de las primeras películas del género de acción mexicana, dirigida por Gabriel García Moreno en 1926 y protagonizada por Carlos Villatoro y Clarita Ibáñez, siendo filmada en la ciudad de Orizaba, Veracruz. La película se mantuvo perdida por varios años, hasta que logró ser restaurada por historiadores de la Cineteca Nacional en el año 2002.[1]

ArgumentoEditar

El tren fantasma es una película de entretenimiento y acción acerca de una rivalidad amorosa y las fechorías que cometen unos salteadores de trenes que tienen asolada a la región.[1]

RepartoEditar

  • Carlos Villatoro como Ingeniero Adolfo Mariel
  • Clarita Ibáñez como Elena del Bosque
  • Manuel de los Ríos como Paco Mendoza El Rubí
  • Tomás del Bosque como anciano
  • Rafael Ariza como Boca Chula
  • Angelita Ibáñez como Carmela
  • niño Guillermo Pacheco como El Chango
  • Sr. Carrera como Cajero de la Moctezuma
  • Manuel Oropeza, Carlos Sánchez A., Enrique Rivadeneyra, Neto Rodríguez Pasquel y Sr. Sánchez Tello como Bandidos

ProducciónEditar

El tren fantasma fue el segundo largometraje de Gabriel García Moreno, realizado por la compañía productora Centro Cultural Cinematográfico con sede en Orizaba. Para poder realizar esta película, García Moreno obtuvo una concesión por parte de Ferrocarriles Nacionales, para filmar en el recién inaugurado tren eléctrico que llevaba al ferrocarril mexicano desde Esperanza, Puebla, por las Cumbres de Maltrata hasta Orizaba. En la película se pueden apreciar los paisajes del recorrido del ferrocarril por aquella región. También se incluyen escenas documentales de la plaza de toros de Orizaba y una breve faena del torero Juan Silveti. La película se exhibió solamente en la ciudad de Orizaba, en el puerto de Veracruz, en la Ciudad de México y en Corona, California en los Estados Unidos.[1]

CríticaEditar

En las escenas de acción, García Moreno demuestra un buen dominio del lenguaje cinematográfico y una temprana muestra de la adaptación del cine de aventuras estadounidense asimilado al cine mexicano.[1]

RestauraciónEditar

Al declararse en quiebra el Centro Cultural Cinematográfico, García Moreno dejó las películas El tren fantasma y el puño de hierro en manos del tesorero de la empresa William Mayer, quien las conservó y a finales de la década de los años sesenta, sus familiares las entregaron al historiador Aurelio de los Reyes quien las depositó en la Filmoteca de la UNAM. En las latas se encontraron cinco rollos con soporte de nitrato de celulosa que contenían una secuencia perdida cuando el señor Meyer intentó reproducir la cinta y esta empezó a incendiarse. Para la restauración de esa secuencia se utilizaron diversas imágenes tomadas de varias fuentes y de la misma película. Tampoco existen los créditos originales de la película siendo tomado lo que se conoce del Archivo General de la Nación. Para crear una secuencia de títulos y créditos se utilizó una tipografía similar a la utilizada en el cartel de publicidad de la película.[1]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Vázquez Bernal, Esperanza (2002). Historias Recuperadas. El tren fantasma. Gabriel García Moreno. Cineteca Nacional: Filmoteca UNAM.