Abrir menú principal

Emar Acosta (La Rioja, 20 de agosto de 1904 - San Juan, 24 de octubre de 1965) fue una abogada y política argentina, que ejerció como jueza y legisladora provincial, y fue la primera persona de sexo femenino en ser elegida para un cargo electivo en América Latina.[1]

Emar Acosta
Emar Acosta.png

Arsjuan2.PNG
Diputada Provincial de San Juan
por la Ciudad de San Juan
1934-1943

Información personal
Nacimiento 20 de agosto de 1904 Ver y modificar los datos en Wikidata
La Rioja (Argentina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 24 de octubre de 1965 Ver y modificar los datos en Wikidata (61 años)
San Juan (Argentina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Demócrata Nacional
Educación
Educada en Universidad de Buenos Aires
Información profesional
Ocupación abogada, política

BiografíaEditar

Nacida en La Rioja, se radicó en la provincia de San Juan y se recibió de abogada en 1926, en la Universidad de Buenos Aires. Al año siguiente fue nombrada defensora de pobres y ausentes por iniciativa del gobernador Aldo Cantoni, con lo que pasó a ser la primera magistrada de la provincia. Fundó la Asociación de Cultura Cívica de la Mujer Sanjuanina, y por disidencias con el cantonismo renunció a su cargo, incorporándose al conservadurismo local y continuando su lucha por los derechos civiles de la mujer.[1]

También fue docente en el Liceo de Señoritas y en el Colegio Nacional de San Juan, y presidió el Colegio de Abogados de San Juan.[1]

La primera provincia argentina en habilitar el voto femenino fue la provincia de San Juan, en las elecciones del año 1928, por iniciativa del gobernador Federico Cantoni. No obstante, por el momento no hubo mujeres elegidas para ningún cargo.[2]

En las elecciones de julio de 1934, en virtud de una reforma electoral que permitía el voto y la posibilidad de ser elegida para cargos políticos a las mujeres, fue elegida diputada provincial por el primer distrito de la ciudad de San Juan, por el Partido Demócrata Nacional. De esta manera, fue la primera legisladora en toda la historia de su país y de América Latina. Su gestión estuvo marcada por continuos conflictos, y fue arrestada varias veces, en clara violación de sus fueros parlamentarios. Por su iniciativa se creó el Patronato de Presos y Liberados y el Patronato de Menores de la provincia.[3]​ También llevó adelante iniciativas tales como la nacionalización de la Escuela Hogar Agrícola, la creación de comedores populares, la defensa de los salarios, la construcción de viviendas para obreros, la reforma de los códigos provinciales y la formación de un consultorio médico ambulante.[2]

Tras cumplirse su mandato en 1938, fue nuevamente elegida diputada provincial en 1941, apoyando en su gestión al gobernador Pedro Valenzuela. Dirigió la transformación del Banco de la Provincia de San Juan –hasta entonces estatal– en una entidad mixta. Este segundo mandato fue interrumpido por el golpe de estado de junio de 1943.[1]

En 1951 fue candidata a senadora nacional, pero fue ampliamente derrotada por el peronismo.[1]

Falleció en San Juan en 1965.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f Cutolo, Vicente (2004). Novísimo Diccionario Biográfico Argentino. Tomo I. Elche. p. 10. 
  2. a b Juan Carlos Bataller. «Emar Acosta, la primera Diputada Latinoamericana». San Juan al Mundo. 
  3. «Emar Acosta, para siempre en el Senado». El Diario de Cuyo. 21 de noviembre de 2003.