Erígone (hija de Icario)

En la mitología griega, Erígone fue la hija de Icario de Atenas.[1]​ Su padre Icario era cordial con Dionisos, el cual dio a beber vino a sus pastores. Éstos, embriagados, mataron a Icario, creyendo que habían sido envenenados por él. Su hija Erígone y su perro Mera encontraron su cuerpo. Erígone se ahorcó sobre la tumba de su padre. Dionisos, furioso, castigó a Atenas haciendo que todas las mujeres vírgenes de la ciudad se suicidasen de la misma manera. Erígone fue colocada en el firmamento como la constelación de Virgo.[2]

Erigone de Charles-André van Loo (1747).

Según cuenta Ovidio, Dioniso

engañó a Erígone con uvas falsas

[3]​ esto es, asumió la forma de un racimo de uvas para seducirla.

ReferenciasEditar

  1. Pseudo-Apolodoro: Biblioteca mitológica 3. 14. 7
  2. Higino: Fábulas (Fabulae).
  3. Ovidio, Las metamorfosis, 6. 125: Erigonen falsa decepit uva