Abrir menú principal

Ernesto Adolfo Rottger (Buenos Aires, 26 de julio de 1904-27 de septiembre de 1999) fue un militar perteneciente al Ejército Argentino, que ocupó de facto el cargo de Ministro de Asistencia Social durante la dictadura Eduardo Lonardi durante la autodenominada Revolución Libertadora entre el 23 de septiembre y 13 de noviembre de 1955. Alcanzó la jerarquía de General de Sanidad.[1]

Ernesto Rottger

Coat of arms of Argentina.svg
Ministro de Asistencia Social de la Nación Argentina (De facto)
23 de septiembre de 1955-13 de noviembre de 1955
Presidente Eduardo Lonardi
Predecesor Creación del cargo
Sucesor Héctor Noblía (como Ministro de Asistencia Social y Salud Pública)

Información personal
Nacimiento 26 de julio de 1904 Ver y modificar los datos en Wikidata
Buenos Aires (Argentina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 27 de septiembre de 1999
Desconocido
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Médico Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango
Ernesto Rottger
GB-EA.png General de Brigada
Lealtad Bandera de Argentina Argentina
Rama militar Escalafón de Profesionales
Información
Nacimiento 26 de julio de 1904
Bandera de Argentina Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Fallecimiento 27 de septiembre de 1999 (95 años)
desconocido

Seal of the Argentine Army.svg

Ejército Argentino

BiografíaEditar

Ingresó al Ejército, llegando a dirigir la Dirección de Sanidad de aquella fuerza. Se especializó en medicina clínica, en la cual trabajó en diversos estudios.[cita requerida]

Actuación como ministroEditar

Al asumir como ministro de facto ostentaba la jerarquía de Coronel, y se le encomendó como tarea eliminar cualquier símbolo vinculado con el peronismo en aquellas áreas que dependan de su ministerio: la tarea se centra en la obra de la Fundación Eva Perón.

Desde septiembre de 1955, la Dirección de Asistencia Integral sostuvo el objetivo de intervenir, desmantelar y disolver toda la obra de la Fundación Eva Perón.[2]

Decenas de pulmotores fueron destruidos por la misma razón. Pocos meses después, ya durante la dictadura de Aramburu una gravísima epidemia de polio se abatió sobre el país. Muchos chicos argentinos murieron por falta de aquellos aparatos y, ante la tragedia tuvieron que importar veintiún pulmotores desde los Estados Unidos. Se quemaron en los patios de la fundación y en presencia de los niños allí alojados, frazadas, sábanas, colchones, pelotas y juguetes porque llevaban el logo FEP y toda la vajilla en la que comían los niños fue tirada al río.[3]

ReferenciasEditar

  1. Fuerzas Armadas: la alternativa de la derecha para el acceso al poder (1930-1976), Raúl José Romero, Centro de Estudios para la Nueva Mayoría, p. 92.
  2. «Página/12 :: Contratapa :: Un lugar seguro». www.pagina12.com.ar. Consultado el 7 de febrero de 2019. 
  3. admin. «Carina Pita, junto a diputados del FPV repudian la quema de 60.000 Qunitas, solicitada por el juez Bonadío». NCN. Consultado el 7 de febrero de 2019.