Escala sismológica de Mercalli

escala de sismos en función de su percepción en la población humana

La escala de intensidad de Mercalli modificada (MM, MMI o MCS), desarrollada a partir de la escala de intensidad de Mercalli de Giuseppe Mercalli de 1902, es una escala de intensidad sísmica utilizada para medir la intensidad del temblor producido por un terremoto. Mide los efectos de un terremoto en un lugar determinado, distinguidos de la fuerza o fuerza inherente del terremoto medida por escalas de magnitud sísmica (como la magnitud "Mw" generalmente reportada para un terremoto). Mientras que el temblor es causado por la energía sísmica liberada por un terremoto, los terremotos difieren en la cantidad de su energía que se irradia como ondas sísmicas. Los terremotos más profundos también tienen menos interacción con la superficie, y su energía se distribuye a través de un volumen mayor. La intensidad del temblor es localizada, generalmente disminuyendo con la distancia del epicentro del terremoto, pero puede amplificarse en cuencas sedimentarias y ciertos tipos de suelos no consolidados.

La ciudad chilena de Valdivia tras el terremoto de 1960, el de mayor magnitud registrada hasta la fecha (9,5 MW). Alcanzó una intensidad de XII en la escala de Mercalli.

Las escalas de intensidad clasifican empíricamente la intensidad de la sacudida en función de los efectos informados por observadores no entrenados y se adaptan a los efectos que podrían observarse en una región en particular.[1]​ Al no requerir mediciones instrumentales, son útiles para estimar la magnitud y la ubicación de los terremotos históricos (pre instrumentales): las mayores intensidades generalmente corresponden al área epicentral, y su grado y extensión (posiblemente aumentados por el conocimiento de las condiciones geológicas locales) se pueden comparar con otros terremotos locales para estimar la magnitud.

HistoriaEditar

La escala de Mercalli se basó en la simple escala de diez grados formulada por Michele Stefano Conte de Rossi y François-Alphonse Forel. La escala de Rossi-Forel era una de las primeras escalas sísmicas para medir la intensidad de eventos sísmicos. Fue revisada por el vulcanólogo italiano Giuseppe Mercalli en 1884 y 1906.

En 1902, el físico italiano Adolfo Cancani amplió la escala de Mercalli de diez a doce grados. Más tarde la escala fue completamente reformulada por el geofísico alemán August Heinrich Sieberg y se conocía como la escala de Mercalli-Cancani-Sieberg (MCS). La escala de Mercalli-Cancani-Sieberg fue posteriormente modificada por Harry O. Wood y Frank Neumann en 1931 como la escala de Mercalli-Wood-Neumann (MWN). Finalmente fue mejorada por Charles Richter, también conocido como el autor de otra escala sismológica, la escala de Richter, que mide la magnitud de la energía liberada durante un sismo.

En la actualidad, la escala se conoce como la escala de Mercalli modificada (MM).

Escala de Mercalli modificadaEditar

Los niveles bajos de la escala están asociados por la forma en que las personas sienten el movimiento, mientras que los grados más altos se relacionan con el daño estructural observado. La tabla siguiente es una guía aproximada de los grados de la escala de Mercalli modificada.[2][3]

Grado Descripción[4][5]
I - Muy débil. Imperceptible para la mayoría de las personas, excepto en condiciones favorables. Aceleración menor a 0,5 Gal.[4][5]
II - Débil. Perceptible solo por algunas personas en reposo, particularmente aquellas que se encuentran ubicadas en los pisos superiores de los edificios. Los objetos colgantes suelen oscilar. Aceleración entre 0,5 y 2,5 Gal.[4][5]
III - Leve. Perceptible por algunas personas dentro de los edificios, especialmente en pisos altos. Muchos no lo perciben como un terremoto. Los automóviles detenidos se mueven ligeramente. Sensación semejante al paso de un camión pequeño. Aceleración entre 2,5 y 6,0 Gal.[4][5]
IV - Moderado. Perceptible para la mayoría de las personas dentro de los edificios, por pocas personas en el exterior durante el día. Durante la noche algunas personas pueden despertarse. Perturbación en cerámica, puertas y ventanas. Las paredes suelen hacer ruido. Los automóviles detenidos se mueven con más energía. Sensación semejante al paso de un camión grande. Aceleración entre 6,0 y 10 Gal.[4][5]
V - Poco fuerte. Sacudida sentida casi por todo el país o zona y algunas piezas de vajilla o cristales de ventanas se rompen; pocos casos de agrietamiento de aplanados; caen objetos inestables. Se observan perturbaciones en los árboles, postes y otros objetos altos. Se detienen los relojes de péndulo. Aceleración entre 10 y 20 Gal.[4][5]
VI - Fuerte. Sacudida sentida por todo el país o zona. Algunos muebles pesados cambian de sitio y provoca daños leves, en especial en viviendas de material ligero. Aceleración entre 20 y 35 Gal.[4][5]
VII - Muy fuerte. Ponerse de pie es difícil. Muebles dañados. Daños insignificantes en estructuras de buen diseño y construcción. Daños leves a moderados en estructuras ordinarias bien construidas. Daños considerables en estructuras pobremente construidas. Mampostería dañada. Perceptible por personas en vehículos en movimiento. Aceleración entre 35 y 60 Gal.[4][5]
VIII - Destructivo. Daños leves en estructuras especializadas. Daños considerables en estructuras ordinarias bien construidas, posibles derrumbes. Fuertes daños en estructuras pobremente construidas. Mampostería seriamente dañada o destruida. Muebles completamente sacados de lugar. Aceleración entre 60 y 100 Gal.[4][5]
IX - Muy destructivo. Pánico generalizado. Daños considerables en estructuras especializadas, paredes fuera de plomo. Grandes daños en importantes edificios, con derrumbes parciales. Edificios desplazados fuera de las bases. Aceleración entre 100 y 250 Gal.[4][5]
X - Desastroso. Algunas estructuras de madera bien construidas quedan destruidas. La mayoría de las estructuras de mampostería y de marco quedan destruidas con sus bases. Vías ferroviarias dobladas. Aceleración entre 250 y 500 Gal.[4][5]
XI - Muy desastroso. Pocas estructuras de mampostería, si las hubiera, permanecen en pie. Puentes destruidos. Vías ferroviarias curvadas en gran medida. Aceleración mayor a 500 Gal.[4][5]
XII - Catastrófico. Destrucción total con pocos supervivientes. Los objetos saltan al aire. Los niveles y perspectivas quedan distorsionados. Imposibilidad de mantenerse en pie.

Correlación con la magnitudEditar

Magnitud Comparación de magnitud / intensidad
1,0–2,9 I
3,0–3,9 IIIII
4,0–4,9 IVV
5,0–5,9 VIVII
6,0–7,9 VIIIX
8,0 y mayores X o más alto
Comparación de magnitud / intensidad, USGS

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «The Modified Mercalli Intensity Scale». USGS. 
  2. Escala de intensidad de los fenómenos sísmicos. Servicio Sismológico de Chile
  3. The Modified Mercalli Intensity Scale. USGS.
  4. a b c d e f g h i j k l INSIVUMEH. «Escala de Mercalli Modificada (M.M.)». Consultado el 25 de mayo de 2011. 
  5. a b c d e f g h i j k l Seismic Research Centre, University of the West Indies. «Modified Mercalli Scale». Consultado el 25 de mayo de 2011.