Escolecita

La escolecita, también llamada ellagita, es un mineral de la clase de los tectosilicatos y del grupo de las zeolitas. El nombre viene del griego skolec (gusano) en referencia a la forma que adopta la llama al quemarlo con soplete. Otro sinónimo que se le dio es "episcolecita".

Escolecita
Scolécite 3.jpeg
General
Categoría Minerales tectosilicatos
Clase 9.GA.05 (Strunz)
Fórmula química Ca(Si3Al2)O10·3H2O
Propiedades físicas
Color Incoloro, blanco, rosa, salmón, rojo, verde.
Raya Blanca
Lustre Vítreo -sedoso cuando es fibroso-
Transparencia Transparente, translúcido
Sistema cristalino Monoclínico, prismático
Hábito cristalino Masivo o fibroso en masas radiadas
Fractura Irregular
Dureza 5 - 5,5 (Mohs)
Tenacidad Quebradizo
Densidad 2,28
Fluorescencia A veces -amarilla parda-
Propiedades eléctricas Piezoeléctrico y Piroeléctrico

Fue descubierto en 1813 en Kaiserstuhl, en Baden, y descrito por los mineralogistas alemanes A.F. Gehlen y J.N. von Fuchs.[1]

Características químicasEditar

Químicamente es aluminisilicato de calcio hidratado, que suele llevar impurezas de sodio y de potasio que le dan sus distintas coloraciones y variedades. Dentro de las zeolitas últimas es de las llamadas zeolitas fibrosas, o subgrupo de la natrolita.

Formación y yacimientosEditar

Suele encontrarse rellenando cavidades en la lava, sobre todo en las de basaltos, apareciendo por alteración de dicha roca a baja temperatura. Es por tanto muy común y existen yacimientos en casi todo el mundo. También puede aparecer en fisuras de las rocas metamórficas.

ReferenciasEditar

  1. Neues Jahrbuch für Mineralogie, Abhandlungen: 143: 231-248.

Enlaces externosEditar