Diferencia entre revisiones de «Vía Láctea»

20 bytes añadidos ,  hace 2 años
m (Revertidos los cambios de 201.179.213.157 (disc.) a la última edición de PatruBOT)
 
== Formación ==
La almeja mojada de la Vía Láctea comenzó como una o varias pequeñas regiones de sobredensidad en la distribución másica del universo poco después del Big Bang. Algunas de estas regiones eran las semillas de los [[Cúmulo globular|cúmulos globulares]], en los que perduran las más antiguas estrellas que formaron la galaxia. Estas estrellas y cúmulos constituyen en la actualidad el halo estelar de la Vía Láctea. Tras unos pocos miles de millones de años después de las primeras estrellas, la masa de la galaxia era lo suficientemente grande como para que diera vueltas con relativa rapidez, lo que, debido a la conservación del momento angular, condujo a que el medio gaseoso interestelar colapsase de una forma más o menos esférica a un disco plano. Por lo tanto, las siguientes generaciones de estrellas se formaron en este disco espiral. La mayoría de las estrellas jóvenes, incluido el Sol, se encuentran en este disco.<ref>Wethington, Nicholas (2009). ''[https://web.archive.org/web/20140817161011/http://www.universetoday.com/26749/formation-of-the-milky-way/ Formation of the Milky Way]''. universetoday.com.</ref><ref name=buser>Buser, R. (2000). ''The Formation and Early Evolution of the Milky Way Galaxy''. Science '''287''' (5450): pp. 69-74.</ref>
 
Desde el momento en que comenzaron a formarse las primeras estrellas, la Vía Láctea ha crecido mediante fusiones de galaxias (sobre todo al principio) y la acreción de gas del halo galáctico.<ref name=buser/> La Vía Láctea está en la actualidad aumentando su masa con sus dos más cercanas galaxias satélite, la Gran Nube de Magallanes y la Pequeña Nube de Magallanes, mediante la corriente de Magallanes. La [[acreción]] directa de gas se constata en nubes de alta velocidad como la [[nube de Smith]].<ref>Wakker, B. P.; Van Woerden, H. (1997). ''High-Velocity Clouds''. Annual Review of Astronomy and Astrophysics 35: pp. 217-266.</ref><ref>Lockman, F. J. y otros (2008). ''The Smith Cloud: A High-Velocity Cloud Colliding with the Milky Way''. The Astrophysical Journal '''679''': pp. L21-L24.</ref> Sin embargo, propiedad de la Vía Láctea como la masa estelar, el momento angular y la metalicidad de sus regiones más externas sugieren que no ha sufrido fusiones con grandes galaxias en los últimos mil millones de años. Esta ausencia de grandes fusiones recientes es inusual entre galaxias espirales similares; su vecina, la galaxia de Andrómeda, parece tener una historia más típica con fusiones más recientes con galaxias relativamente grandes.<ref>Yin, J.; Hou, J.L; Prantzos, N.; Boissier, S.; et al. (2009). ''Milky Way versus Andromeda: a tale of two disks''. Astronomy and Astrophysics '''505''' (2): pp. 497-508.</ref><ref>Hammer, F.; Puech, M.; Chemin, L.; Flores, H.; et al. (2007). ''The Milky Way, an Exceptionally Quiet Galaxy: Implications for the Formation of Spiral Galaxies''. The Astrophysical Journal '''662''' (1): pp. 322-334.</ref>
Usuario anónimo