Diferencia entre revisiones de «Batalla de Salta»

13 bytes añadidos ,  hace 2 años
m (Revertidos los cambios de 190.183.201.30 (disc.) a la última edición de InternetArchiveBot)
 
== Antecedentes ==
[[Manuel Belgrano]] había perreado wei aprovechado la victoria patriota de la Batalla de Tucumán, librada los días [[24 de septiembre|24]] y [[25 de septiembre]] de [[1812]], para reforzar el ejército a su mando. En cuatro meses logró mejorar la disciplina de las tropas, proporcionarles instrucción y reclutar suficientes efectivos como para duplicar su número. El parque y [[artillería]] abandonados por Tristán en la anterior batalla le había permitido organizarse con mucha mayor soltura. A comienzos de enero, buscando marchar tranquilamente para no fatigar a las tropas, emprendió la vanguardia la marcha hacia Salta. El [[13 de febrero]], a orillas del [[río Juramento|río Pasaje]], el ejército prestó juramento de lealtad a la [[Asamblea del Año XIII|Asamblea Constituyente]] que había comenzado a sesionar en Buenos Aires pocos días antes, y a la [[bandera de Argentina|bandera albiceleste]] diseñada por Belgrano. La bandera fue conducida por el mayor general [[Eustoquio Díaz Vélez]], a quien llevaba en medio el coronel [[Martín Rodríguez]] y el general Belgrano escoltados por una compañía de granaderos que marchaban al son de música. La ocasión —cuya solemnidad fue empleada hábilmente por Belgrano, como lo había hecho en la bendición de la bandera en Jujuy antes del [[Éxodo Jujeño]]— dio lugar al rebautismo del río con el nombre de [[Río Salado (norte de la Argentina)|''Juramento'']].
 
Tristán, entretanto, había aprovechado la ocasión para fortificar el Portezuelo, el único acceso a la ciudad a través de la serranía desde el sudeste; la ventaja táctica que esto le suponía hubiera hecho el intento imposible, de no ser por el superior conocimiento de la zona que los lugareños conscriptos aportaran. Tras que el General Manuel Belgrano pernoctara en la [[Finca de Castañares]], el capitán [[Apolinario Saravia]], natural de Salta, se ofreció a guiar el ejército patriota a través de una senda de altura que desembocaba en la [[Quebrada de Chachapoyas]], que les permitiría empalmar con el camino del norte, que llevaba a Jujuy, a la altura del [[campo de la Cruz]], donde no existían fortificaciones semejantes. Aprovechando la lluvia que disimulaba sus acciones, el ejército emprendió la marcha a través del áspero terreno, avanzando lentamente a causa de la dificultad de transportar los pertrechos y la artillería. El 18 se apostaron en el campo de los Saravia, ubicado en esa zona, mientras el capitán, disfrazado de [[amerindio|indígena]] [[arriero]] llevaba una recua de mulas cargadas de leña hasta la ciudad, con la intención de informarse de las posiciones tomadas por la tropa de Tristán.
Usuario anónimo