Diferencia entre revisiones de «La historia interminable»

21 bytes eliminados ,  hace 13 años
El nombre correcto es Fantasia no "fantasía". Gentilicio: fantasio
(El nombre correcto es Fantasia no "fantasía". Gentilicio: fantasio)
Este libro narra la historia de Bastián Baltasar Bux, un niño gordo y torpe que sufre graves problemas en su colegio, tales como abusos, insultos, burlas y ridiculizaciones por parte de sus compañeros por inventarse historias que se cuenta a sí mismo, y “vivir con la cabeza en las nubes”. Yendo al colegio entra en una librería, cuyo dueño es Karl Konrad Koreander. En el momento de la interrupción, el señor Koreander está leyendo un libro que inmediatamente llama la atención del introvertido Bastián: "La Historia Interminable". El libro, con tapas de color cobre, atrae al muchacho. ''Miró fijamente el título del libro y sintió frío y calor al mismo tiempo. Eso era exactamente lo que había soñado tan a menudo y lo que, desde que se había entregado a su pasión, los libros, venía deseando: ¡Una historia que no acabase nunca! ¡El libro de todos los libros!'' El señor Koreander sale a atender el teléfono y Bastián cede al impulso y roba el libro. Corriendo bajo la lluvia se dirige al colegio. Como llega tarde y no hay nadie en los pasillos decide esconderse en el desván con la culpa y el deseo de comenzar a leer atormentándolo.
 
Una vez que comienza a leer no es capaz de dejar las aventuras de Atreyu, un muchacho de la tribu de los Hombres de Hierba, por el mundo de [[Fantasía]]Fantasia, lugar donde transcurre la historia. [[La Emperatriz Infantil]], soberana del vasto reino, se encuentra mortalmente enferma y, con ella, también FantasíaFantasia lo está. La Nada se extiende, devorándolo todo a su paso. A Atreyu, por deseo expreso de la Emperatriz, se le encomienda la búsqueda de una cura para la enfermedad de la ella.
 
Atreyu va de un lugar a otro de la enorme FantasíaFantasia, buscando la solución al enigma que supone la Nada, cada vez con menos tiempo, pues la Nada está devorando todo el paisaje con una rapidez inusitada.
 
Bastián se verá involucrado en situaciones cada vez más extrañas. En un momento de la lectura Atreyu escucha claramente un grito de Bastián y más adelante lo ve a través de un espejo, y lo describe a la perfección, sentado con las piernas cruzadas, en el desván, con el libro en su regazo.
Bastián no encuentra el valor para pronunciar un nuevo nombre a la Emperatriz. Ella sabe que él está ahí, de modo que decide obligarlo a intervenir: va a visitar al Viejo de la Montaña Errante, personaje que escribe en un libro todo lo que acontece en la Historia Interminable (que es la historia que se cuenta, el libro que leen Bastián y usted) mientras sucede, incluyendo lo que pasa en la 'realidad' de Bastián. Para obligar al niño a darle un nuevo nombre, la Emperatriz pide al Viejo que comience a leer todo lo que ha escrito desde el principio. Las primeras palabras que pronuncia parecen ininteligibles: “Nóisaco ed sorbil…” Bastián cree que se trata de alguna especie de hechizo, pero no: El libro que el lector (el de carne y hueso) sostiene entre sus manos parte con estas mismas palabras. Deben ser leídas al revés, de derecha a izquierda, porque así es como se ven desde el interior de la librería del señor Koreander. Bastián lee, atónito, cómo su propia historia es contada por el Viejo de la Montaña Errante, y no puede dejar de leer porque la Historia Interminable es también su historia, está atrapado en ella. La única escapatoria para el círculo interminable que se ha iniciado es darle un nuevo nombre a la Emperatriz, cosa que hace al bautizarla con el nombre de "Hija de la Luna".
 
''FantasíaFantasia nacerá de nuevo a través de tus deseos, Bastián, que se harán realidad a través de mí'', dice la Emperatriz Infantil a Bastián cuando llega a FantasíaFantasia. Pues al pronunciar el nuevo nombre, Bastián es arrojado dentro del mundo fantástico. ¿De qué deseos habla la Emperatriz? Bastián puede crear lo que quiera, porque FantasíaFantasia es la historia que él contará. ¿No puede un autor escribir lo que se le antoje? Puede hacer que el cielo sea verde, que el mar sea firme... un escritor puede desear lo que quiera y, en cierta forma, hacerlo real en la prosa. FantasíaFantasia es, ahora, la historia que cuenta Bastián._
 
=== Segunda parte ===
Gracias a Áuryn logra conseguir que todos sus deseos se hagan realidad, como ser un gran deportista, un inteligentísimo sabio, un gran artista. Sin embargo, esto supone un gasto para él, pues por cada deseo que se pide a sí mismo, pierde un recuerdo. De este modo, al convertirse en un chico fuerte olvida su debilidad; al convertirse en un artista, olvida sus modestas e imaginativas historias de cuando era pequeño; al convertirse en alguien temido, olvida que una vez fue la víctima de los abusos de los demás, etc...
 
Así pues, Bastián acaba descubriendo a sus antecesores en [[la Ciudad de los Antiguos Emperadores]] en uno de los momentos más intensos del relato. Se trata de un lugar de locura, dantesco, donde van a parar los viajeros de fantasíaFantasia (esto es, creadores de historias) que vinieron antes, pero que se perdieron allá, que olvidaron todo sobre el mundo “real”, que dejaron de desear. Es terrible como los actos de estos antiguos emperadores de FantasíaFantasia se parecen notablemente a las acciones de algunos artistas llamados “modernos”. Hay uno, por ejemplo, que hace un agujero en la tierra y entierra en él una vela encendida. Sin embargo, lo más impresionante es un juego que se lleva a cabo: los lunáticos (a ese estado están reducidos los antiguos emperadores) hacen rodar unos dados con letras inscritas en las caras. ''Ya no saben narrar. Han perdido el lenguaje. Por eso he inventado ese juego para ellos. Como ves, los entretiene. Y es muy fácil. Si lo piensas, tendrás que admitir que todas las historias del mundo, en el fondo, se componen solo de veintiséis letras. Las letras son siempre las mismas y solo cambia su combinación. Con las letras se hacen palabras, con las palabras frases, con las frases capítulos y con los capítulos historias. (…) Y si se juega eternamente tendrán que surgir todos los poemas, todas las historias posibles, y luego todas las historias de historias, incluida esta precisamente en la que estamos hablando. ¿Es lógico, no?''
 
La tercera fase de la historia se inicia cuando Bastián ya no quiere poder, ya no quiere ser reconocido, ya no quiere ser sabio, ya no quiere ninguno de esos deseos banales y sin sentido que había tenido... sólo quiere ser querido, ser amado por lo que es. Pero estos deseos no hacen más que seguir destruyéndole por lo que, al final, con su último recuerdo en sus manos, todo lo que recuerda de su anterior vida en el mundo que no es FantasíaFantasia, inicia un viaje. Pero, por desgracia, todo lo que conservaba se perdió para siempre por culpa de sus propias creaciones anteriores. Bastián pierde su último recuerdo. Sin embargo, ocurre un milagro. Al comienzo de sus viajes, Atreyu consigue, a pesar de su resistencia, que Bastián le cuente todo acerca de su mundo. Atreyu recuerda por Bastián. Nueva metáfora: Bastián se ha dejado impreso a sí mismo en sus creaciones. Y no es casualidad que el héroe que finalmente acude en su ayuda es el mismo que, en un principio, le hizo sentir el deseo de leer.
 
== Simbología ==
La Historia interminable es un libro que se contiene a sí mismo. En la historia, aparece el libro, en la historia contada dentro de la historia, valga la redundancia, vuelve a aparecer. Cada vez significa algo distinto. En última instancia, seguir las aventuras de Bastián es seguir las peripecias de uno que es atrapado cada vez más por la literatura. En la primera parte del libro, se narra cómo es que el protagonista comienza a leer, qué es lo que lo fascina de los libros. En Atreyu ve a su ideal imposible.
 
*''A medida que Bastián lee, se hace cada vez más evidente que el llamado a darle ese nuevo nombre es él, pero le falta el valor'': Lo que Ende quiere decir con esto no es solo lo que parece: Bastián se siente fascinado por sus lecturas, pero su destino no es solo leer, tarde o temprano el mismo se lanzará a la aventura de crear sus propias historias. Esto es lo que simboliza el “darle un nombre” a la Emperatriz. La nada se extiende por FantasíasFantasia porque los humanos han dejado de crear historias: ya no sueñan.
 
*''Viejo de la Montaña Errante'':Este es, tal vez, el personaje más misterioso de la novela, tanto como la Emperatriz misma. Se dice que es el opuesto a esta: ella es una niña, él es viejo. Una pista se da cuando la Emperatriz escala una escalera de letras que lleva a su guarida: “las letras no siempre la trataban bien”. Tentativamente, podría aventurarse esta explicación, simplista: la Emperatriz infantil es la inspiración que hace nacer las historias. El Viejo es el rigor que se necesita para escribir, todo lo que es arduo de la escritura.
Es lógico. Si Bastián se niega a crear una historia propia, ¿cuál sería su destino? Leer una y otra vez las mismas historias contadas de distinto modo. Para escapar, hay que crear.
 
*El único cometido que se recibe en FantasíaFantasia, sin embargo, Haz lo que quieras, no quiere decir que Bastián pueda hacer lo que se le antoje, significa que debe seguir sus deseos hasta que lo lleven a su ''Verdadera Voluntad''. En efecto, nada es más difícil de encontrar en la vida que aquello que realmente se quiere. Nada es más difícil que saber lo que se quiere. Esta es la búsqueda de Bastián por FantasíaFantasia.
 
Se puede interpretar esto de modo muy nietzschiano. En [[Friedrich Wilhelm Nietzsche|Nietzsche]], el símbolo de la verdadera voluntad, despojada de trabas, es un niño: como Bastián. Pero innumerables obstáculos se interponen en la búsqueda de esta. Y al hacer lo que no se quiere de verdad, se cae cada vez más profundamente en la perdición. Los deseos torcidos de Bastián hacen que olvide cada vez más su mundo natal, cosa que no le molesta, porque de todos modos no quiere volver allá. Sin embargo, el que nada recuerda nada puede desear. Cuando pierda el último recuerdo de su propio mundo, Bastián ya no podrá desear nada. ¿Por qué? ¿Acaso es una trampa de la Emperatriz Infantil? La regla interpretativa sigue siendo la misma: cuando el autor se pierde en su mundo fantástico, olvidando la “realidad”, ya no puede crear nada. La base para la creación es la propia realidad, no se la puede olvidar.
*El primer capítulo empieza por la letra A, el segundo por la letra B, hasta el último, que empieza por la letra Z.
 
*Algunas ediciones están escritas con dos colores para diferenciar la parte real de la historia que lee Bastian. Esto no es para nada accidental, ni una locura del autor. De hecho, no es una “curiosidad”, sino un elemento importantísimo de la lectura. Lo que ocurre “dentro” de la historia, está en verde. Cuando Bastián se aventura por FantasíaFantasia, evidentemente casi todo está escrito en verde, sin embargo, a ratos, aparecen cosas en rojo, el color “real”. Por ejemplo, la inscripción de Áuryn está en rojo. En un momento dado, Bastián decide dejar una “firma”, para que cualquiera que lea la historia pueda verla. Escribe en la arena sus iniciales, BBB, estas aparecen en rojo.
 
*Teniendo en cuenta el punto anterior, resulta curioso el hecho de que Xayide posea un ojo verde y otro rojo.
*El señor Koreander es amistoso y alegre, a diferencia de cómo actúa en el libro. Él le deja elegir un libro de regalo a Bastian después de romperle accidentalmente su Game Boy. Bastian termina eligiendo "La historia sin fin".
 
*En el libro, Xayide no es la hermana de la Emperatriz Infantil, ni tampoco quiere que FantasíaFantasia se destruya, además de que sus ojos son de dos colores diferentes (Uno rojo y otro verde). La única similitud entre la del libro y esta trilogía es el nombre. Éste error también pertenece a la segunda parte de la primera trilogía en película.
 
*El Hombre Lobo no es un sirviente de Xayide, en la película aparece también en el mundo real como el nuevo profesor de Bastian, haciéndole la vida imposible, hasta que Atreyu lo mata con una flecha en FantasíaFantasia. Otro error es que le pusieron de nombre "El Multiforme", que en el libro es un personaje totalmente diferente.
 
*En lugar de Fújur, el dragón de la suerte, aparece una chica llamada Fly Girl, que maneja un dragón mecánico para darle esperanza a la gente, al final de la primera parte Atreyu y ella se besan. Esta chica no aparece en el libro.
23

ediciones