Diferencia entre revisiones de «Especificidad (epidemiología)»

sin resumen de edición
 
Por regla general, se elige una prueba muy específica cuando prefieres obtener falsos negativos en lugar de falsos positivos, es decir, necesitas asegurarte de que el paciente tiene realmente la enfermedad. Esto se da en el caso de que la enfermedad sea grave y prácticamente incurable por lo que desde el punto de vista sanitario y psicológico es importante saber que no se padece la enfermedad ya que un resultado positivo falso supone un trauma económico y psicológico para el sujeto. Por ejemplo, una prueba para detectar una enfermedad que implique una operación, es imprescindible asegurarse de que el paciente está enfermo y necesita la operación, para no operar a un paciente sano.
 
Hay que tener en cuenta que la tasa de verdaderos negativos puede estar sobrevalorada, puesto que para calcular la especificidad se emplea una población de estudio muy bien definida y claramente dividida entre enfermos y sanos. Sin embargo, en la realidad el espectro de la enfermedad puede ser mayor y la especificidad "real" será menor de la esperada.
 
== Véase también ==