Abrir menú principal

Cambios

4 bytes añadidos ,  hace 7 años
Al precio de grandes dificultades, Bernard Palissy consiguió descubrir en [[1556]] la técnica de fabricación de unos esmaltes blancos brillantes y resistentes, base de los esmaltes policromados cuyo secreto detenían los ceramistas chinos. Los ceramistas italianos ya dominaban esta técnica parecida a la [[mayólica]], pero guardaban celosamente su formula. A partir del esmalte blanco, Palissy logra por fin que los diversos colores esmaltados se fundan a la misma temperatura. La producción cerámica de Bernard Palissy se componía sobre todo de jarrones, estatuillas, fuentes, platos y ustensilios diversos a los que denomina "rústicas figurinas". Sus esmaltes le ganan enseguida un gran renombre.
 
En [[1546]] se convirtió al protestantismo. Pero tras la promulgación en [[1559]] del edicto del rey [[Enrique II de Francia|Enrique II]] contra los protestantes, es detenido en [[Saintes]] por hereje y encarcelado en [[Burdeos]]. Fue liberado gracias a la intervención del [[Anne de Montmorency|duque de Montmorency]] que le otorgó el título de "inventor de las rústicas figurinas del Rey", a fin de que Palissy gozara de la protección de los monarcas. La reina [[Catalina de Médicis]] le invitó a abrir un taller en el mismo [[palacio de las Tullerías]]<ref>En 1865, con ocasión de la apertura de una zanja en el patio del palacio, se descubrieron vestigios del taller con numerosos fragmentos de piezas cerámicas y herramientas (in ''Les oeuvres de Maître Bernard Palissy'', nueva edición de Benjamin Fillon con prólogo de Louis Audiat, pág. LXVI). La mayor parte de estos hallazgos se encuentran expuestos en el Museo Nacional del Renacimiento de [[Ecouen]], Francia.</ref> y le encargó entonces diversas realizaciones, entre otras una "gruta renacentista", un capricho por entonces muy en boga en Italia. Pronto el taller de Palissy es desbordado por los encargos, y sus dos hijos, Pierre y Mathurin, trabajan con él.
 
[[Archivo:Palissy.jpg|thumb|200px|right|Jarra realizada por Bernard Palissy.]]Durante la histórica [[matanza de San Bartolomé]] en [[1572]], Bernard logró refugiarse fuera de París, adonde volvió al poco tiempo. De 1575 a 1588, dio conferencias muy concurridas a las que acudía la élite científica parisina de la época. Decidió poner por escrito el contenido de sus clases, que fue publicado en [[1580]] bajo el título de ''Discursos admirables''. Verdadero testamento intelectual, los ''Discursos'' tratan de sus estudios sobre las aguas, la agricultura, los minerales y las piedras, las conchas fósiles, las sales, la alfarería y los esmaltes. Contiene tratados de química, física y geología, y relata también sus vivencias, sus viajes y sus experiencias.
11 362

ediciones