Abrir menú principal

Cambios

543 bytes añadidos ,  hace 6 años
m
Revertidos los cambios de 190.206.84.124 (disc.) a la última edición de Rubpe19
[[Archivo:Hugo de Vries.jpg|thumb|[[Hugo de Vries]].]]
 
La teoría mutacionista se remonta a la obra de [[William Keith Brooks]], [[Francis Galton]] y [[Thomas Henry Huxley]], cuyas ideas fueron recuperadas en la década de los noventa por los trabajos de [[Hugo de Vries]] y [[William Bateson]] en torno a las variaciones naturales discontinuas. Con el redescubrimiento de las [[Mendel|leyes de Mendel]], el mutacionismo fue la postura defendida por gran parte de los fundadores de la genética de poblaciones ([[Thomas Hunt Morgan]], [[Reginald Punnett]], [[Wilhelm Johannsen]], [[Hugo de Vries]] y [[William Bateson]]).
Ltyfcrdfruiureyryryyrrrr
 
A comienzos del siglo XX se descubrieron dos hechos fundamentales. En primer lugar, se comprendió que las variaciones discontinuas podían surgir por mutación y ser transmitidas a la descendencia mediante factores discretos estables (las reglas de transmisión de tales factores constituyen las leyes de Mendel). En segundo lugar, los experimentos de Wilhelm Johannsen demostraron que las pequeñas variaciones cuantitativas que aparecen cada generación no eran heredables.
Según el [[gradualismo]] [[Charles Darwin|darwinista]], la variación aparece por fluctuación continua, y el cambio evolutivo se acumula en incrementos infinitesimales y en la dirección favorable, gracias a la selección natural. El mutacionismo, sin embargo, postuló que la evolución procedía en dos pasos: en primer lugar, la ocurrencia azarosa de una [[mutación]]; en segundo lugar, su preservación o eliminación por la selección natural. Lo que negaban los mutacionistas es que la selección fuese creativa, confiriendo a la mutación, por el contrario, cierto control sobre el curso de la evolución.