Abrir menú principal

Cambios

53 bytes añadidos ,  hace 6 años
sin resumen de edición
Una de las moradas de [[Mari (diosa vasca)|Mari]] está en esta montaña, que alterna con otras como el [[Amboto]], el [[Oiz]] o el [[Aketegi]]. Y no es de extrañar que haya elegido este monte para su ubicación. No en vano su afilado pico es visible desde cualquier parte del país, y desde él se divisan todas las otras cumbres que sirven de morada a esta mítica diosa.
 
En [[1927]] describían así al Txindoki y sus tradiciones en la [[revista Pyrenaica]] (revista de la Federación Vasconavarra de Montaña):
 
{{cita|Al norte del Aralar, se yergue majestuoso e imponente, encumbrado y denso, el peñascal de Larrunarri. Otros lo conocen por el más típico nombre de Txindokí y en el Goyerri guipuzcoano lo llaman también Ñañarri, quizá por parecer más delgado y frágil visto por este lado. Pero por donde quiera que se le mire, siempre es imponente y se presenta majestuoso a nuestra vista: parduzco en los días grises, azulado en días de sol. Los tejos, espinos, jarales y demás arbustos desparramados por sus laderas, tienen raíces de sangre entre sus duras rocas.
Si la mítologia dice que Mari mora en su cima, a sus pies los hombres y mujeres que residen a la sombra de la cumbre van a prestar devoción a la católica Virgen de Nuestra Señora de los Remedios, que tiene su ubicación en el Santuario de Larraitz. Los poderes de la precristiana Mari han pasado a la ortodoxa Virgen a quien se le atribuyen toda clase de logros que, para muchos de sus devotos, son milagros.
 
La ermita es una sencilla construcción de mampostería en donde se guarda una imagen del siglo XIV de la Virgen. Hay otra imagen del siglo XII de esta misma Virgen que está ubicada en la iglesia parroquial de [[AbaltzisketaAbalcisqueta]].
 
== Rutas de ascenso ==
103

ediciones