Diferencia entre revisiones de «William Tecumseh Sherman»

No hay cambio en el tamaño ,  hace 7 años
Al igual que Grant, Sherman estaba convencido de que la capacidad estratégica, económica y psicológica de la [[Estados Confederados de América|Confederación]] para sostener la guerra tenía que ser definitivamente destruida para que la lucha llegara a su fin. De este modo, pensaba que la Unión tenía que conducir la campaña como una guerra de conquista y emplear tácticas de tierra arrasada para quebrar la columna dorsal de la Confederación.
 
Desde mediados de [[1864]] y hasta [[diciembre]] del mismo año, Sherman dirigió una vasta fuerza de casi 70,.000 soldados del Norte en su denominada "[[Marcha de Sherman hacia el mar|marcha hacia el mar]]", atravesando los estados de [[Carolina del Norte]], [[Carolina del Sur]] y [[Georgia]] para llegar al [[Océano Atlántico]] y cruzar así el territorio de los confederados, dejando tras de sí un rastro de devastación total. El avance de Sherman a través de Georgia y [[Carolina del Sur]] se caracterizó por la destrucción generalizada de suministros civiles, edificios e infraestructura, unido algunas veces a acciones de [[saqueo]], que aunque estaban oficialmente prohibidas, existen desacuerdos sobre qué tanto existía la voluntad de Sherman para hacer cumplir esta disposición.<ref>Véanse, por ejemplo, Grimsley, pp. 190–204; McPherson, pp. 712–714, 727–729.</ref> La velocidad y eficiencia de la destrucción causada por las fuerzas de Sherman es destacable. La práctica de doblar raíles alrededor de árboles dejando tras de sí las famosas «''corbatas de Sherman''», hacía las reconstrucciones muy difíciles para la Confederación, que carecía de industria pesada que le permitiera reparar los daños. Acusaciones de que se atacó a blancos civiles y de que se cometieron crímenes de guerra en la ''marcha'', han hecho de Sherman una figura controvertida hasta el día de hoy, particularmente en [[Región Sur (Estados Unidos)|el Sur]], siendo elogiado por el fin que perseguía de acabar la guerra cuanto antes y condenado al acusársele de una serie de destrucciones atroces en territorios donde sólo había civiles. La devastación causada por las tropas de Sherman incluyó a la ciudad de [[Atlanta]] (una de las urbes más prósperas y ricas de la Confederación) y no se detuvo hasta fines de diciembre de [[1864]] al tomar (e incendiar en gran parte) el puerto de [[Savannah]], en Georgia.
 
El daño causado por Sherman estuvo limitado casi exclusivamente a la destrucción de la propiedad. Aunque no hay cifras exactas disponibles, la pérdida de vidas humanas parece haber sido muy pequeña.<ref>Véase, por ejemplo, Grimsley, p. 199.</ref> La destrucción de víveres e infraestructura, en conjunto con la disminución de la moral del enemigo, eran los objetivos señalados explícitamente por Sherman, lo que fue comentado por sus contemporáneos. Así, el mayor Henry Hitchcock, sureño oriundo de [[Alabama]] pero que servía en el comando de Sherman, declaró al respecto que «es una cosa terrible destruir los bienes y el sustento de miles de personas, pero que si la estrategia de tierra arrasada funciona para la acción de paralizar a sus esposos y padres que están peleando, entonces es una cosa buena al final».<ref>Hitchcock, p. 125.</ref>
Usuario anónimo