Abrir menú principal

Cambios

sin resumen de edición
La ''Gran Guerra Irmandiña'' (Gran Guerra Hermandina) tuvo lugar entre [[1467]] y [[1469]]. Los preparativos para la formación de una ''Irmandade Xeral'' (Hermandad General) empezaron en los años anteriores por parte de [[Alonso de Lanzós]] y con el apoyo de varios ayuntamientos ([[La Coruña]], [[Betanzos]], [[Ferrol]], [[Lugo]]), que actuaron como motores iniciales del movimiento. En este caso, la revuelta ''irmandiña'' fue una auténtica [[guerra civil]] por la participación social que tuvo.
 
Años consecutivos de malas cosechas y pestes provocaron una revuelta popular. Según los testigos del juicio Tavera-Fonseca, los '''irmandiños'' contarían con unos 80.000 efectivos. En la organización y dirección de la guerra ''irmandiña'' participaron varios grupos sociales: campesinos, gentes de ciudades, baja nobleza, hidalguía e incluso miembros del clero (varios miembros de la estructura eclesiástica apoyaron económicamente a los ''irmandiños''). Los jefes del movimiento pertenecían a la baja nobleza (hidalgos). [[Pedro de Osorio]] actuó en el centro de Galicia, sobre todo en la zona compostelana, [[Alonso Lanzós]] dirigió la revuelta en la zona norte de Galicia y [[Diego de Lemos]] encabezó las acciones ''irmandiñas'' en el sur de las provincias de [[provincia de Lugo|Lugo]] y norte de [[provincia de Orense|Orense]]. El auge del movimiento ''irmandiño'' fue posible por la existencia de lo que el estudioso [[Carlos Barros Guimerans|Carlos Barros]] llamó «[[Mentalidades|mentalidad]] justiciera y antiseñorial» de la sociedad gallega bajomedieval, que rechazaba las injusticias cometidas por los señores, considerados popularmente como unos «malhechores».<ref>{{cita libro | apellidos = Barros | nombre = Carlos |enlaceautor=Carlos Barros Guimerans| editorial = Siglo XXI de España | título = Mentalidad justiciera de los irmandiños, siglo XV | año = 1990 | ubicación = Madrid | isbn = 9788432306785}}</ref>
 
Los enemigos de los ''irmandiños'' fueron fundamentalmente nobles laicos, dueños de castillos y fortalezas y encomenderos de las principales [[iglesia]]s y [[monasterio]]s. Los ''irmandiños'' destruyeron alrededor de 130 [[castillo]]s y fortalezas durante los dos años de la guerra ''irmandiña''. Los linajes Lemos, Andrade y Moscoso fueron el blanco preferido de los ''irmandiños''. Los ''irmandiños'', por el contrario, no atacaron a los eclesiásticos. En un primer momento, parte de la nobleza que sufrió la ira de los ''irmandiños'' huyó a [[Portugal]] o [[Castilla]]. En [[1469]], [[Pedro Madruga]] inició desde [[Portugal]] el ataque feudal, con el apoyo de otros nobles y de las fuerzas del arzobispo de [[Santiago de Compostela]]. Las tropas feudales, que contaban con una mejor maquinaria de guerra (las tropas de Pedro Madruga usaban modernos [[arcabuz|arcabuces]]), vencieron a los ''irmandiños'', arrestando y matando a sus líderes. La victoria de las tropas de Pedro Madruga se debió en parte al apoyo de los reyes de Castilla y Portugal, además de la división de las fuerzas ''irmandiñas''.