Diferencia entre revisiones de «Psicología de la religión»

Freud desarrolla al respecto tres tipos de argumentos: [[antropología|antropológico]], [[ontogenia|ontogenético]] y [[filogenia|filogenético]].
 
Desde el punto de vista antropológico, define a la religión en su libro ''[[El porvenir de una ilusión]]'' (''Die Zukunft einer Illusion'', 1927) como un [[mecanismo de defensa]] infantil frente a los albores de la condición humana: el ser humano personificó las fuerzas naturales y las elevó a la categoría de fuerzas protectoras que le ayudan a sobrellevar su sentimiento de impotencia. El modelo de comportamiento subyacente está ligado a la percepción que el niño tiene durante su primera infancia de sus padres y sobre todo de su padre, en tanto que personaje protector.
 
Freud elabora su argumento ontogenético sobre las consecuencias de las primeras experiencias infantiles: la conducta ambivalente del niño respecto de su padre toma la forma de fe en los adultos. Pero poco a poco el niño percibe que tampoco los adultos pueden asegurarle una protección completa frente al mundo y los poderes exteriores. Por ello, busca protegerse a través de la creencia en dioses. Tales dioses son al mismo tiempo que temidos, los depositarios de esa angustiosa búsqueda de protección.
Usuario anónimo