Diferencia entre revisiones de «Evolución del lenguaje»

Ahora bien, el lenguaje simbólico por excelencia es el basado en los [[significantes]] acústicos, y para que una especie tenga la capacidad de articular sonidos discretos, se requieren más innovaciones morfológicas, algunas de ellas muy probablemente anteriores al desarrollo de un cerebro lo suficientemente complejo como para pensar de modo simbólico. En efecto, observemos la [[orofaringe]] y la [[laringe]]: en los [[mamíferos]], a excepción del humano, la laringe se encuentra en la parte alta de la [[garganta]], de modo que la [[epiglotis]] cierra la [[tráquea]] de un modo estanco al beber e ingerir comida. En cambio, en ''Homo sapiens'', la laringe se ubica más abajo, lo que permite a las [[cuerda vocal|cuerdas vocales]] la producción de sonidos más claramente diferenciados y variados, pero al no poder ocluir completamente la epiglotis, la respiración y la ingesta deben alternarse para que el sujeto no se ahogue. El acortamiento del [[prognatismo]] que se compensa con una elevación de la [[bóveda palatina]] facilitan el lenguaje oral. Otro elemento de relevante importancia es la posición y estructura del [[hioides]], su gracilidad y motilidad permitirán un lenguaje oral lo suficientemente articulado.
 
Estudios realizados en la [[Sierra de Atapuerca]] ([[España]]) evidencian que ''[[Homo antecessor]]'', hace unos 800.000 años, ya tenía la capacidad, al menos en su aparato fonador, para emitir un lenguaje oral lo suficientemente articulado como para ser considerado simbólico, aunque la consuetudinaria fabricación de utensilios (por toscos que fueran) por parte del ''[[Homo habilis]]'' hace unos 2 millones de años, sugiere que en éstos ya existía un lenguaje oral articulado muy rudimentario pero lo suficientemente eficaz como para transmitir la suficiente [[información]] o enseñanza para la confección de los toscos artefactos. xvideos
 
== Véase también ==