Abrir menú principal
Fotografía del siglo XIX

La estatua ecuestre llamada de Carlomagno es una escultura carolingia elaborada en bronce que representa bien a Carlomagno, bien a su nieto Carlos el Calvo. Se trata de un raro ejemplo superviviente de escultura carolingia en metal. Actualmente, se encuentra en el Museo del Louvre. Entre los siglos XVI y XVIII se conservó en la catedral de Metz.

Retrato de Carlomagno de perfil en el anverso de un denario acuñado en Fráncfort desde 812 hasta 814, hoy en el Gabinete de Medallas de París.
Dibujo de la cabeza de la estatuilla en perfil, del Nordisk familjebok (1910)

La estatuilla está formada por tres partes: el caballo, el cuerpo del jinete con la silla, y la cabeza del jinete. En total mide 24 centímetros. Al jinete se lo representa con bigote, una corona abierta sobre su cabeza, una espada en su mano derecha (desaparecida) un orbe imperial en su mano izquierda, y una capa para cabalgar atada con una fíbula. Probablemente se elaboró en torno al año 870, esto es, durante el reinado de Carlos el Calvo. La orfebrería carolingia continúa la tradición galorromana del fundido en molde y toma como modelos los bronces ecuestres de la época imperial romana, como la Estatua ecuestre de Marco Aurelio o el Regisole de Pavía.

Los rasgos del jinete son conformes con las representaciones de Carlomagno en monedas, así como con la descripción que hace Eginardo en su Vita Karoli Magni, y a la estatuilla normalmente se la llama "estatuilla de Carlomagno", pero es posible que de hecho represente al nieto de Carlomagno, Carlos el Calvo. De ser así, habría sido intencional representarlo tan parecido a su abuelo.

Clemens (1890) defendió que era de época carolingia, en contra de Wolfram (1890), y se muestra de acuerdo con Aus'm Weerth (1885) en lo referente a que es imposible juzgar si representa a Carlomagno o Carlos el Calvo.[1]​ Los estudiosos de finales del siglo XX parecen más inclinados por la hipótesis de Carlos el Calvo, basándose en evidencias circunstanciales como que la obra data probablemente de su reinado y se conservaba en la catedral de Metz, lo que sugería que podía haber sido encargada en 869 con ocasión de la coronación allí de Carlos el Calvo como rey de Lotaringia.[2]

Los inventarios de la catedral de Metz, desde el siglo XVI en adelante, incluyen dos estatuillas de Carlomagno: una de plata dorada, realizada por el orfebre de Metz François en 1507, y la otra de bronce o «cobre dorado», incluida por primera vez en el inventario en 1567. Ambas estatuillas vuelven a aparecer en inventarios del siglo XVI. En 1807, la estatuilla de bronce fue adquirida por Alexandre Lenoir, fundador del Musée des Monuments Français. Tras la muerte de Lenoir en 1839, sus herederos lo vendieron a la coleccionista particular Madame Evans-Lombe, quien lo expuso en la Exposition Universelle de 1855, después de la cual la vendió a la ciudad de París por 5.000 francos. Se conservó en el museo Carnavalet durante algún tiempo, y fue transferido al Louvre en 1934 (número de acceso OA 8260).

ReferenciasEditar

Notas
  1. Paul Clemens, Die Porträtdarstellungen Karls des Grossen, Aquisgrán (1890), pp. 45, 230; Karl Georg Wolfram, Die Reiterstatuette Karls des Grossen aus der Kathedrale zu Metz, Karl J. Trübner, Estrasburgo, 1890; citado según F. F. Leitschuh, Geschichte Der Karolingischen Malerei (1894), p. 242.
  2. Egon Boshof, "Karl der Kahle — novus Karolus magnus?" en: Franz-Reiner Erkens (ed.), Karl der Große und das Erbe der Kulturen: Akten des 8. Symposiums des Mediävistenverbandes, Walter de Gruyter, 2001, 135–152 (p. 135). Carlos fue coronado en Metz en 869 después de la muerte de Lotario II; Lotaringia fue dividida entre Francia Occidental y Oriental al año siguiente con el tratado de Meerssen. Metz pasó a Francia Oriental y siguió siendo parte del Sacro Imperio Romano Germánico durante el resto de la Edad Media, incorporándose al reino de Francia sólo con el tratado de Chambord de 1552. Véase J. L. Nelson, Charles the Bald, The Medieval World Series, Longman, Londres (1992), 68f.
Bibliografía
  • Gaborit-Chopin Danielle, "La statuette équestre de Charlemagne", collection SOLO, musée du Louvre, Editions de la Réunion des musées nationaux, 1999, n.º 13.
  • Ernst aus'm Weerth, "Die Reiter-Statuette Karls des Grossen aus dem Dome zu Metz" en: Jahrbücher des Vereins von Altherthumsfreunden im Rheinlande 78, 1885, 139–166.
  • Gunnar Heuschkel, "Metzer Reiterstatuette" en: Frank Pohle (ed.): Karl der Große – Charlemagne, Dresde 2014, 32–33.

Enlaces externosEditar