Exilio republicano español en Chile

El exilio republicano español en Chile es un proceso histórico que se produce como consecuencia del fin de la Guerra Civil Española, y el advenimiento de la Dictadura de Francisco Franco. El lugar de destino de los exiliados —los miembros del derrotado bando republicano y sus familias— fueron diversos, destacándose el recibimiento de los países en América latina que le permitieron residir entre sus fronteras. Entre los países que recibieron a mayor cantidad de refugiados encontramos los casos de Argentina, Uruguay, Colombia, México, Perú, Chile y Venezuela.

El Winnipeg es el buque que llevó a la mayoría de los refugiados españolas a Chile.

En el caso de Chile se concentró la mayor cantidad de refugiados; más de 1160 hombres, 540 mujeres y cerca de 500 niños. El símbolo del exilio fue el barco a vapor Winnipeg, que viajó desde Francia al puerto chileno de Valparaíso entre el 4 de agosto y el 3 de septiembre de 1939.

HistoriaEditar

AntecedentesEditar

La derrota del bando republicano español frente a las fuerzas militares encabezadas por el general Francisco Franco, no sólo puso fin a la guerra civil sino que además arrojó al exilio a una impresionante cantidad de hombres y mujeres, que se vieron obligados a emigrar rumbo a otras tierras en busca de asilo y refugio. La magnitud de esta tragedia no dejó indiferente a Chile.

Alentado por grupos de izquierda como el Comité Chileno de Ayuda a los Refugiados Españoles, el presidente de Chile Pedro Aguirre Cerda —líder del Frente Popular— comprometió los esfuerzos del Estado para apoyar y financiar el traslado a Chile de un cierto número de refugiados españoles, reafirmando su solidaridad hacia el pueblo español y el carácter universal de la causa republicana.

El viaje del WinnipegEditar

Para tal efecto, designó cónsul delegado para la inmigración española en París, Francia, a Pablo Neruda, a fin de que se hiciera cargo de la organización y ejecución del traslado de miles de españoles prisioneros en los campos de concentración del sur de Francia. Su tarea pronto dio los frutos esperados. El 4 de agosto de 1939 zarpó desde el puerto francés de Pauillac rumbo al puerto de Valparaíso, el barco carguero Winnipeg. Este navío llevó a más de 2200 refugiados que arribaron a Chile el 3 de septiembre de ese mismo año.

Testimonios de los refugiadosEditar

 
Exposición «Literaturas del Exilio», en el Centro Cultural Palacio La Moneda, Santiago de Chile, en 2007.

Entre los testimonios de refugiados podemos encontrar a Solano Palacio, que narra en su libro El éxodo por un refugiado español, la travesía realizada tras la caída de Barcelona en 1939 y la derrota definitiva de la causa republicana, su paso por Francia y el viaje hasta el puerto de Valparaíso, siendo posteriormente un referente social y político.[1][2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Baldomero Estrada Turra (2009). «República y Exilio Español en el Fin del Mundo. Valparaíso, Chile». Brasil. Consultado el 5 de septiembre de 2015. 
  2. María Victoria Guasch Sigonier (2011). «Reconstrucción Identitaria en el Exilio Político: Los Refugiados de la Guerra Civil Española en Chile». Chile. Consultado el 5 de septiembre de 2015. 

Enlaces externosEditar