Facesitting

Dominación facial

El facesitting (en español, "sentarse en la cara") es una práctica sexual, en la cual uno de los integrantes de la pareja se sienta sobre la cara del otro, de forma frontal o inversa con respecto a esta. Esta posición forma parte de BDSM, incluyendo dominación y sumisión.

Facesitting. Ilustración de Heinrich Lossow (1840-1897).

Al ser practicado en relaciones de dominación y sumisión como parte de BDSM, sean estos roles permanente o habitualmente asumidos por los individuos involucrados (dominante y sumiso), sean aceptados de forma alterna por las personas implicadas (switch), se utiliza para mostrar control, humillación y superioridad.

El apoyo y presión de todo el cuerpo, la inmovilización en la que el pubis, nalgas, caderas y muslos de quien se sitúa en un plano superior aprisionan la cabeza del que se encuentra debajo, la humedad, el olor y la oscuridad, así como la gran humillación producida, son percibidas por los implicados como muy poderosas atracciones sexuales.

Si la persona que se encuentra encima, completa la inmovilizacion de quien esta debajo colocando sus piernas dobladas sobre sus brazos y ademas una o ambas estimulan los órganos genitales de la otra con mano y/o boca, la intensidad del placer y del orgasmo producidos puede llegar a ser máxima.

Enlaces externosEditar