Factores de producción

En economía, los factores de producción son los recursos necesarios para producir. Pertenecen a tres grandes clases: tierra, trabajo y capital. La producción transformada en renta se distribuye entre ellos, remunerándolos.

Índice

Economía clásicaEditar

Los economistas clásicos consideraron que existían cuatro factores de producción que denominaron "tierra", "trabajo", "capital" y "conocimiento". Esta división dependía en gran medida de la estructura económica típica del siglo XIX, donde el llamado sector primario era el responsable de gran parte de la producción y por tanto de la renta nacional en todos los países. Así el factor "tierra" era un factor de producción, debe entenderse que el factor "tierra" no solo debía entenderse como la cantidad de tierras agrícolas o forestales de las que se podía extraer beneficio económico, sino también recursos naturales o mineros. Así en la producción de un cierto mineral, los economistas clásicos contabilizaban que la cantidad y calidad del mineral por extraer en la mina era un factor que afectaría directamente a la cantidad producida.

Los economistas clásicos —Adam Smith, David Ricardo, etc.— subsumieron en el factor Trabajo la actividad de los emprendedores, que los fisiócratas consideraban factor aparte.

Modernamente, se ha argüido que las rentas derivadas de la propiedad inmobiliaria y, e general, de los recursos naturales, se pueden computar dentro del "factor capital", e igualmente la cantidad de recursos puede considerarse una forma de capital, ya que otras formas de capital pueden ser intercambiadas para adquirir recursos naturales que sirvan de base a la producción.

Así el llamado factor "tierra", hoy incluido usualmente en el factor capital, sería todo lo que encontramos en la naturaleza disponible para la producción. Sería el conjunto de recursos naturales empleables en el proceso productivo de bienes y servicios. No solo comprendería la tierra propiamente dicha, como se ha mencionado; sino también incluiría el agua, las plantas, los animales, los minerales, las fuentes de energía, etcétera.

Factores de producciónEditar

Los factores de producción son todos aquellos recursos que, por sí solos o creados por el hombre, se emplean en los procesos de elaboración de bienes y en la prestación de servicios, que constituyen la primera fase de la actividad económica, la Producción (Oferta), antes de la distribución de la Renta y del Gasto (Demanda: Consumo y Ahorro). Tradicionalmente se distinguió entre tres factores (o clases de factores) de producción:

  • ' Dentro de estos se encuentra, obviamente, la superficie terrestre, la cual nos ofrece el agua, los árboles y los minerales.
  • Factor humano o trabajo: Toda actividad humana que interviene en el proceso de producción. En economía dicho factor es representado con una "L".
  • Factor capital: Se representa con una "K" y podemos dividirlo en tres grupos:
    • Capital físico: Formado por bienes inmuebles, maquinaria, etc.; incluye el Factor tierra, que engloba los recursos naturales y es representado con una "T".
    • Capital humano: Todo el personal, sean empleados o ejecutivos.
    • Capital financiero: formado por el dinero.

Posteriormente, algunos autores han sugerido que la evolución de la producción requiere de otros factores o magnitudes que expliquen la forma, evolución y estructura de la producción, entre ellos están:

  • El capital humano entendido como una medida de la calidad del trabajo, y que estaría correlacionado con la formación académica y la experiencia de los trabajadores. Así el factor trabajo tradicional, no distinguía adecuadamente el factor trabajo, y la teoría del capital humano ha tratado de introducir este otro nuevo factor inmaterial.
  • El factor empresarial/emprendedor, otros autores[¿quién?] añaden también un factor empresarial, relacionado con el fenómeno de la iniciativa empresarial y que desempeñaría un papel de coordinación de los factores productivos tradicionales, afectando por tanto a la producción total.

Por ejemplo, un banco como empresa, poseería tanto factor trabajo como en la teoría tradicional, así como un factor empresarial de coordinación. Dentro del factor tradicional, se contabilizaría la aportación del factor humano, que serán, por ejemplo, aquellos empleados de las sucursales, cuyo efecto como factor productivo estaría afectado por el capital humano. Y finalmente el banco también poseería factor capital, tanto físico (edificios, ordenadores, etc.) como financiero (el dinero que posee). El resultado total a efectos de producción de los factores anteriores se vería modificado por estar los factores mencionados coordinados por el factor asociado a la iniciativa empresarial.

Productividad total de los factoresEditar

Como se ha visto, el número y la cantidad de factores de producción relevantes para la producción ha variado desde que la noción de factor de producción fuera introducida por los economistas clásicos. Esto se debe a que la contabilidad nacional moderna ha puesto en aprietos a diversos modelos de producción de factores, así se ha visto que los incrementos de producción totales no son explicables puramente en términos de los factores tradicionales "trabajo" y "capital", llamándose al residuo no explicado "productividad total de los factores" a la parte que no parece depender directamente de incrementos lineales en los factores.

Todos los nuevos "factores de producción" son intentos de explicar los incrementos adicionales en la producción por factores específicos o modificaciones de los factores tradicionales, que puedan explicar de manera más precisa los incrementos observados en los factores de producción y los incrementos observados en la producción. Sin embargo, existen muchos problemas metodológicos sobre que son en la práctica y como medir de manera efectiva los factores de producción. El caso es que la producción total no parece ser una función determinista de los valores empleados, obviamente porque no todos los trabajadores son iguales (por lo que se ha sugerido distinguirlos por el "capital humano" acumulado) y no todas las empresas u organizaciones son iguales de eficientes (por lo que se ha sugerido introducir el "factor empresarial"). En cualquier caso y a pesar de la intensa discusión teórica sobre qué son y como medir los factores de producción no existe una modelo cuantitativo satisfactorio que puede explicar los incrementos de producción en términos factores de producción. Obviamente es difícil cuantificar el papel de la tecnología, la eficiencia de los métodos, la formación de los trabajadores e incluso factores estocásticos o azarosos.

El capital contableEditar

En Contabilidad, el Capital es la diferencia entre el Activo (conjunto de bienes y derechos) y el Pasivo (conjunto de deudas y obligaciones). Vulgarmente se utiliza la palabra capital para referirse a elementos del Activo:

  • Capital físico: Es el formado por los elementos materiales tangibles: edificios, materias primas, existencias, entre otros.
  • Capital humano: Es la educación, formación profesional de los empresarios y trabajadores de una empresa u sociedad.
  • Capital financiero: Son los recursos financieros a corto y a largo plazo, que se necesitan para el funcionamiento de una empresa.

Aclaración: esta clasificación es meramente retórica, dado que:

a) Los llamados "capital físico" y "capital financiero", en realidad, solo son "activos", es decir, elementos de la masa patrimonial del activo.

b) No puede asignarse un valor objetivo, determinado en unidades monetarias, al "capital humano"; por lo tanto, la contabilidad patrimonial no lo considera.

Tipo de producción según reparto entre factoresEditar

Dentro de la producción manufacturera se distinguien diversos niveles de según el grado en que interviene el capital y la mano de obra en la producción.

  • Producción manual o artesanal. En los primeros tiempos de la industria moderna era mucho más frecuente y en ella, la fuerza de trabajo era de origen humano aunque implicaba el uso de herramientas e instrumentos. En ella el nivel de productividad dependía en gran medida de la destreza del trabajador.
  • Producción mecanizada. Con la revolución industrial se llegó a un grado mucho mayor de racionalización de la producción y con frecuencia se usaron máquinas (tracción no manual) que permitían intensificar la producción, aunque en ellas el control de la máquina seguía siendo eminemente humana, y era el operario el que debía hacer muchas operaciones y controlar el desempeño de la máquina.
  • Producción tecnificada. Este tipo de producción se basa en gran medida en la automatización de tareas, y el diseño de máquinas y sistemas que pueden funcionar sin intervención humana o con un grado de intervención humana pequeño durante el proceso de producción en sí mismo. Más recientemente la producción tecnificada se ha basado en herramientas informáticas, robóticas y en el avance de la computación.

Ciencia económica actualEditar

Los factores de producción están en la ciencia económica actual en proceso de evolución hacia una estructuración más sencilla, dentro de su complejidad.

El factor Tierra (cada vez más alterado por la intervención humana) se considera hoy componente del Capital, y se tiende a denominarlo con más amplitud, como recursos naturales o capital natural.

En la perspectiva de la llamada economía del conocimiento, dado el desarrollo empresarial producido desde finales del siglo XX, se considera que la tecnología y su conjunción con la ciencia (lo que se ha denominado I+D -investigación y desarrollo- o incluso I+D+I —investigación, desarrollo e innovación—) conforma un factor de producción aparte, que caracteriza cada vez más la producción en los países desarrollados. Paralelamente, a las nociones de capital físico, capital financiero y capital humano, estaría el capital intelectual, incluso de capital de conocimiento, como variable explicativa de la mejora de la productividad que no resulta de los otros factores.

Desde los 1980, ha habido un proceso muy intenso de distribución de la Renta a favor de destinos no relacionados directamente con el mundo de la Producción (trabajo y empresa). Particularmente, se trata de rentas inmobiliarias, pensiones, rentas financiero-fijas y retribuciones de determinados trabajadores directivos, deportistas, profesionales y artistas. Esta nueva realidad trastoca la concepción tradicional. Se ha venido soslayando la cuestión incorporando las pensiones y las retribuciones extravagantes al mundo del factor Trabajo; y las rentas inmobiliarias y las financieras fijas, al del factor capital.

Finalmente, para algunos, estaría cuajando una suerte de nueva clasificación de los factores de producción:

La inversión permite aumentar el volumen de los factores de producción. La formación puede ser considerada como una forma de inversión, porque aumenta las capacidades del trabajador y la producción.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar