Abrir menú principal

Faramundo o Faramond (en francés, Pharamond) está considerado tradicionalmente como el primer monarca de los francos salios, el fundador de la dinastía merovingia. Se dice que fue padre de Clodión «el Cabelludo» y abuelo de Meroveo y que su padre fue Marcomir. Es el primer Duque de los francos salios de Francia.

Faramundo
(Rey legendario)
Rey de los francos salios
Portrait roi Pharamond.jpg
Información personal
Reinado ¿420?-¿428?
Fallecimiento 428
Predecesor Marcomir
Sucesor Clodión
Familia
Dinastía Dinastía Merovingia
Padre Marcomir
Descendencia Clodión

En el año 420, atravesó el Rin cerca de Colonia, en dirección oeste y encabezó una de las dos ramas de los francos, la de los francos salios. La otra era la de los francos ripuarios o renanos, que se establecieron en el curso medio del Rín.

Aunque algunos historiadores consideran que Faramundo podría ser considerado el primer rey de Francia —a pesar de que la extensión de sus dominios era mucho más limitada y solo comprendía los actuales Bélgica, Países Bajos y noroeste de Alemania— la moderna historiografía lo considera un personaje legendario sin ninguna base histórica.[1][2]​ fruto de ciertos malentendidos en las fuentes medievales.

Hacia el año 420, reinando los emperadores Honorio en el Imperio Romano de Occidente y Teodosio «el Joven» en Oriente, fue alzado sobre un escudo, presentado a todo los ejércitos, y reconocido como Jefe de las tribus. No se saben con certeza sus obras, su muerte, el lugar donde fue sepultado y el nombre de su esposa. Se dice que también fue padre de Clenus, cuyo destino se desconoce. Faramundo murió en el año 428, después de ocho años de reinado.

Índice

La leyendaEditar

 
Faramundo, alzado sobre el escudo, según la tradición de los pueblos germánicos.
(Cuadro de Pierre-Henri Révoil et Michel Philibert Genod, 1841-45).

En 727 aparece por primera vez el personaje de Faramundo. En el Liber Historiae Francorum se dice que es hijo de Marcomir y padre de Clodion, le Chevelu. Fue a partir de ese momento considerado como el primer rey merovingio. Los historiadores de la Edad Media le hicieron reinar en los principios de siglo.

Este personaje adquiere un cierto relieve historiográfico en el siglo XVI, en un contexto en el que destacan dos circunstancias: la santificación de Clodoveo I y el redescubrimiento de la ley sálica. Clodoveo, el primer rey cristiano y el primer rey sagrado, beneficiario del milagro de la Sainte-Ampoule, el primer titular de la flor de lys y la oriflama, concentra en él todos los aspectos sagrados de la realeza.

Faramundo se convierte en una especie de doble laico: el primer rey pagano del pueblo franco, su instituidor, y como autor de la ley sálica, su primer legislador. La legitimidad real se establece, pues, doblemente, por la conjunción de religión y ley. La relativa popularidad de Faramundo en el Antiguo Régimen mantiene la vinculación entre los viejos francos y la ley sálica.

Fuentes históricasEditar

 
Faramundo, el «primer rey de Francia», como aparece en este grabado.

Las fuentes históricas que han dado lugar a la existencia de Faramundo son las siguientes:

  • En 455, Próspero de Aquitania (Prosper Tyro) escribió una Chronique de la Gaule. Un error de traducción de una antigua edición de su crónica ha hecho creer que hablaba de un personaje llamado Pharamond. Se sabe hoy que Prosper nunca mencionó a Pharamond.
  • En 592 en su Histoire des Francs Gregorio de Tours habla por vez primera del Faramond histórico. El pasaje es el siguiente: «Entonces murió Ragnemond, obispo de París, y mientras su hermano, el sacerdote Faramond intrigaba para obtener el obispado, cierto Eusebio, comerciante sirio que había hecho numerosos regalos, fue nombrado en su lugar...» (Libro 10, capítulo 26). Se escribe en el año 591.
  • En 727, el Liber Historiae Francorum. El autor, un monje de Saint-Denis escribe bajo la influencia del mayordomo de palacio Carlos Martel. Trabaja principalmente para menoscabar la reputación de todos los Merovingios. Él es el primero en dar la siguiente genealogía: Marcomir padre de Pharamond, el padre de Clodion le Chevelu. El pasaje es el siguiente: «Regem vero sibi instar ceterarum Franci eligentes nationum, Faramundus Marchomiri filium solio sublimant regio. Cui filius successit Clodio crinitus». (Libro I, capítulo 4). A más de 300 años de los hechos, es la primera fuente que indica que Pharamond fue un rey franco.
  • En 1461, Les Grandes Chroniques de France.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar

BibliografíaEditar

  • Ian Wood, The Merovingian Kingdoms. Pearson Education, 1994.

ReferenciasEditar

  1. Wood, The Merovingian Kingdoms, p. 36.
  2. Pierre Riché y Patrick Périn, Dictionnaire des Francs - Les temps Mérovingiens, Bartillat, 1996.