Abrir menú principal

Fernando Humberto Santiago

militar argentino

Fernando Humberto Santiago (n. 19 de junio de 1926 en Córdoba, Argentina - f. 13 de agosto de 2010)[1]​ fue un militar argentino que alcanzó el grado de general de brigada,[2]​ que durante la dictadura militar llamada Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983) desempeñó altos cargos, entre ellos comandante del Institutos Militares, con sede en la Ciudad de Buenos Aires y jurisdicción en todo el Gran Buenos Aires. Tuvo bajo su mando diversos centros clandestinos de detención, entre ellos La Perla y el Campito. La justicia declaró que no podía ser enjuiciado por delitos de lesa humanidad debido a la ley de Punto Final de 1987. Con la nulidad de esta última establecida por el Congreso en 2003, las causas en las que se encuentra involucrado volvieron a abrirse.

Fernando Humberto Santiago
GB-EA.png General de brigada (R)
Alma mater Colegio Militar de la Nación
Lealtad República Argentina
Rama militar Bandera del ejército de Argentina Ejército Argentino
Mandos Comandante de Institutos Militares
Conflictos Terrorismo de Estado en Argentina en las décadas de 1970 y 1980
Estatus legal Retiro
Cargos criminales Crimen de lesa humanidad
Información
Nacimiento 19 de junio de 1926
Córdoba, República Argentina
Fallecimiento 13 de agosto de 2010 (84 años)
Córdoba, República Argentina

Seal of the Argentine Army.svg

Ejército Argentino

BiografíaEditar

Hasta diciembre de 1975 se desempeñó como jefe de la Subzona 3.3, que abarcaba las provincias de Mendoza, San Juan y San Luis.

En 1976 fue subjefe de la Zona 4, encargándose de la zona norte del Gran Buenos Aires, y de los centros clandestinos de detención «El Tolueno» y «COTI Martínez».

En 1977 fue designado jefe de la Subzona 3.1, que comprendía las provincias de Córdoba y La Rioja.

Extradición solicitada por EspañaEditar

En 1997 el juez español Baltasar Garzón solicitó la detención y extradición de 45 militares argentinos y un civil a quienes procesó por genocidio, terrorismo de Estado y someter a torturas a presos políticos durante el régimen de facto que gobernó en Argentina entre 1976 y 1983. Entre ellos se encuentra Fernando Humberto Santiago.[3]​ El pedido fue rechazado varias veces por el gobierno argentino alegando el principio de territorialidad.

El 27 de julio de 2003 el presidente Néstor Kirchner mediante el Decreto 420/03 modificó el criterio de rechazo de las extradiciones sustentado hasta ese momento ordenando "obligatoriedad del trámite judicial" solicitado por la Justicia española, y abriendo así el camino a la extradición efectiva de los militares requeridos.[4]

Simultáneamente, en agosto de 2003, el entonces presidente de España José María Aznar ordenó no continuar con el proceso de extradición de los solicitados por crímenes durante el gobierno de facto en Argentina. Pero en 2005 esta decisión fue anulada por la Corte Suprema de España,[5]​ ordenando continuar adelante con las extradiciones solicitadas por Garzón.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar