Abrir menú principal

El Ferrocarril La Habana-Bejucal-Güines fue la primera línea férrea de Cuba, España y de Hispanoamérica, se inauguró el 10 de noviembre de 1837, adelantándose casi once años a la primera línea ferroviaria abierta en la España peninsular, Barcelona-Mataró.

Índice

AntecedentesEditar

En 1767 Lorenzo de Montalvo y Montalvo, Conde de Macuriges, solicita la construcción de un Canal de Navegación que enlazara Güines con La Habana con la finalidad de facilitar el transporte de riquezas forestales, café, azúcar y sus derivados.[1]

PromotorEditar

 
María Cristina de Borbón-Dos Sicilias.

Promovida por el publicista andaluz Marcelino Carrero Portocarrero con la denominación de El Camino de Hierro Habana-Güines, solicita autorización al gobernador y Capitán General Francisco Dionisio Vives.

"...El camino elegido es el de Güines, porque siendo el único en aquella dirección en que se encuentran riquísimas comarcas y en consecuencia el más frecuentado, ha de ser necesariamente el más productivo para los accionistas..."

Expediente 4 981 del Archivo Nacional de Cuba, del Fondo del Real Consulado

La reina gobernadora -María Cristina de Borbón-Dos Sicilias-, autorizó a la Junta de Fomento el 12 de diciembre de 1834 a hipotecar sus rentas para amortizar el préstamo con Inglaterra, lo que permitió la realización de las obras.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar