Abrir menú principal

Francisco Ramos Mejía (Buenos Aires, Argentina, 27 de abril de 1877 - Buenos Aires, Argentina, 19 de abril de 1968 ) fue un abogado y Ministro de la Corte Suprema de Justicia de Argentina.

Francisco Ramos Mejía

Coat of arms of Argentina.svg
Ministro de la
Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina
4 de octubre de 1935-8 de diciembre de 1938
Junto a
Antonio Sagarna
Roberto Repetto
José Figueroa Alcorta
Julián V. Pera
Luis Linares
Benito Alberto Nazar Anchorena
Tomás Darío Casares
Nominado por
Roberto Marcelino Ortiz

Información personal
Nacimiento 27 de abril de 1877 Ver y modificar los datos en Wikidata
Buenos Aires (Argentina) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 19 de abril de 1968 Ver y modificar los datos en Wikidata (90 años)
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en Universidad de Buenos Aires
Información profesional
Ocupación Abogado
Juez

BiografíaEditar

Era hijo de Francisco Ramos Mejía (1847-1893) y Edelmira Irigoyen Quesada. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, donde se recibió de abogado en 1902, con un estudio sobre el Beneficio de inventario. Antes de recibirse ingresó en la administración de justicia como empleado y en 1905 fue designado secretario de un juzgado de comercio. En 1910 lo nombraron fiscal en lo criminal y correccional y empezó a especializarse en la materia. Dos años después ascendió a juez en lo criminal y luego a juez de la Cámara en lo Criminal. En 1934 y en 1938 integró comisiones para estudiar la reforma del código de procedimientos de esa materia.

Era miembro de la Sociedad Argentina de Criminología, participó en el Primer Congreso Latinoamericano de Criminología, fue miembro para la organización del segundo Congreso Internacional de esa especialidad a realizarse en París y en 1956 fue incorporado a la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires.

Para reemplazar a Juan B. Terán que había fallecido, el presidente Roberto Marcelino Ortiz lo designó por decreto del 27 de diciembre de 1938 como juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y juró al día siguiente. En 1943, la Corte que aún integraba Ramos Mejía suscribió una acordada por la cual resolvió declarar aplicable a la dictadura militar surgida de la revolución del 4 de junio de ese año la acordada de 1930 que declaraba que los actos y las designaciones de funcionarios emanadas de un gobierno de facto como el que se acababa de establecer eran jurídicamente válidos, "cualquiera que pueda ser el vicio o deficiencia de sus nombramientos o de su elección, fundándose en razones de policía y necesidad" a los actos de un gobierno que tuviera ese origen, con ciertas limitaciones según la materia de que se trate.

Por fallo del Senado del 30 de abril de 1947, durante la presidencia de Juan Domingo Perón, fue destituido por medio de un juicio político junto a otros dos miembros de la Corte imputándole diversos cargos, entre los cuales estaba haber dictado la acordada referida.[1]

Falleció en Buenos Aires el 19 de abril de 1968.

NotasEditar

ReferenciasEditar