Abrir menú principal

Francisco Solís Hervás

obispo español

Francisco Solís Hervás (Gibraltar, 1657-Córdoba, 14 de octubre de 1716) fue un religioso mercedario español.

BiografíaEditar

Nacido en el peñón de Gibraltar, donde su padre era alcaide, tomó el hábito de mercedario calzado en el convento de la orden de Málaga, y profesó en el de Sevilla el año 1674. Fue estudiante y posteriormente catedrático en la Universidad de Salamanca, provincial de su orden en Andalucía y predicador del rey Carlos II.

Felipe V le presentó al obispado de Lérida en 1701; cuatro años después, durante la Guerra de Sucesión Española, la ciudad fue tomada al asalto por los partidarios del archiduque Carlos, y Solís hubo de retirarse primero a Fraga y después a Jaca hasta que en 1707 las tropas del duque de Orleáns retomaron la ciudad y el obispo pudo volver. Durante esta época desempeñó también el cargo de virrey de Aragón.[1][2][3]

En 1708 fue nombrado para la sede de Ávila, que empezó a regir en abril del año siguiente; sin embargo, el papa Clemente XI reprobó su conducta por haber tomado posesión de la diócesis antes de haber sido expedidas las bulas y Solís dejó la diócesis.[4][5][6]​ En 1711 fue electo obispo de Sigüenza, pero interrumpidas las comunicaciones con Roma, tardó más de dos años en ser preconizado y antes de tomar posesión fue promovido a Córdoba,[7]​ cuya diócesis presidió hasta su muerte en 1716. [8][9]


Predecesor:
Gaspar Alonso Valerià y Aloza
Obispo de Lérida
1701 – 1711
Sucesor:
Francisco Olaso Hipenza
Predecesor:
Baltasar de la Peña Avilés
Administrador apostólico de Ávila
1708 - 1711
Sucesor:
José del Yermo Santibáñez
Predecesor:
Francisco Álvarez y Quiñones
Obispo electo de Sigüenza
1711 – 1713
Sucesor:
Francisco Rodríguez de Mendarozqueta
Predecesor:
Juan Bonilla Vargas
Obispo de Córdoba
1714 – 1716
Sucesor:
Marcelino Siuri Navarro

ReferenciasEditar