Abrir menú principal

El Frente 57 de las FARC era una unidad de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), organización considerada terrorista en 33 países, entre ellos Colombia, la Unión Europea (hasta la firma de los Acuerdos de La Habana) y Estados Unidos;[1]​ Era el frente militarmente más poderoso de esta organización guerrillera, y la única estructura que conformó el Bloque José María Córdoba de esta misma organización, el cual operó en el noroccidente del país y estaba comandado actualmente por Wilson Valderrama Cano, alias "Mauricio Jaramillo". Operó en el Urabá chocoano en el filo de la frontera entre Colombia y Panamá, controlando los cultivos y exportaciones ilegales de coca en la región en mancomunidad con grupos paramilitares post-AUC como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia de "Don Mario".[2]​ Muy a diferencia de los otros frentes de las FARC que cntaban con cifras que van desde los 50 hasta los 500 guerrilleros cada uno, este tenía un número exacto de 950 hombres[cita requerida], y gracias a alianzas que ha hecho con varios grupos paramilitares que operaron en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó, desarrollaron estructuras propias (en este caso semiestructuras), que permitieron expandir sus influencias por el eje noroccidental del país, en la mayoría de casos de caracter urbano.

Índice

HistoriaEditar

Fue conformado alrededor de la década de 1980 y principios de la década de 1990, época en la que tuvo un número de 500 militantes, pero debido a la influencia que empezó a ejercer el Bloque Elmer Cardenas de las AUC en la región de Urabá, fue perdiendo hombres hasta llegar un número de no más de 30 hombres. Pero a raíz de la demovilización de las Autodefensas y ante la indiferencia del gobierno de militarizar la zona, y sumándosele a ello la presencia de grupos emergentes de las AUC al servicio del Narcotráfico que establecieron sociedades con esta estructura, presentó un crecimiento militar mayor al esperado.[3]​ La desarticulación de este grupo hubiera contribuido a la desaparición del Bloque José María Córdova, pues los otros frentes de este Bloque como el 5, 55 y 58 ya fueron desarticulados por las fuerzas militares.

El 4 de octubre de 2010, la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), bombardeó uno de los campamentos del frente 57 con el objetivo de dar muerte a Gilberto Torres Muñetón, alias 'El Becerro', jefe de dicho frente. 'El Becerro' es responsable de secuestros y de narcotráfico.[4]

En marzo del 2015 muere en combate Gilberto Torres Muñetón por lo cual "Olmedo Ruíz" es nombrado en la comandancia del frente 57 de las Farc que operaba en el Chocó. Olmedo es el encargado de dirigir la movilización del frente hacia el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación donde se fomentaría la creación de proyectos productivos de alimentos y ecoturismo.[cita requerida]

ActualidadEditar

Hoy en día su existencia es inactiva gracias a los diálogos de paz efectuados entre el gobierno y las FARC que concluyeron con la desmovilización y el desarme de este grupo subversivo y su reincorporación a la vida civil.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar