Abrir menú principal

Gótico meridional

OrigenEditar

Durante el auge de la herejía cátara, el lujo de la Iglesia católica era constantemente socavado por los impecables eclesiásticos cátaros. Después de la erradicación política de la aristocracia cátara durante la cruzada contra los albigenses (1209-1229), su espíritu permaneció para reconquistar los espíritus. Además del establecimiento de la Inquisición medieval, se puso el énfasis en un estilo arquitectónico más austero y despojado.[1]

Área geográficaEditar

El gótico meridional, como su nombre indica, se encuentra en la parte sur de Francia, sobre todo en las zonas donde se había desarrollado el catarismo y que tuvieron que someterse a la represión religiosa y militar llegada del Norte. La «toma de control» de la nueva jerarquía católica dio lugar a numerosas construcciones y reconstrucciones de edificios, tanto religiosos como civiles. Las regiones afectadas fueron los actuales departamentos de Haute-Garonne (Toulouse), Tarn (Albi), Tarn-et-Garonne (Montauban), Ariège, Gers, Aude, Pirineos Orientales y Hérault, y ocasionalmente, en partes de otros departamentos vecinos. Otro ámbito, adyacente, estaba al otro lado de los Pirineos, y afectó a Aragón y Cataluña, con similitudes, pero todavía de orígenes diferentes marcados por las influencias mudéjares.

CaracterísticasEditar

El gótico meridional se caracterizó por la austeridad de las edificaciones, por el uso de contrafuertes en lugar de arbotantes y por las escasas y estrechas aberturas en los muros. En el sur de la actual Francia, la arquitectura románica se prolongó más tiempo que en el norte y la transición al gótico se realizó sin una verdadera ruptura. Muchos de los edificios religiosos que adoptaron este estilo se contentaron con disponer una única nave y se cubrieron con carpinterías reposando sobre arcos diafragmáticos (iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Gruissan).

Los edificios suelen tener un aspecto militar y defensivo.

Construcción en ladrilloEditar

 
Campanario de los Jacobinos de Toulouse, ilustración del Dictionnaire de Viollet-le-Duc

Como toda construcción que debe usar preferiblemente materiales locales, el gótico meridional de las regiones de Toulouse, Montauban y Albi recurrió principalmente al ladrillo (brique foraine), que se llegara a convertir en una de sus señas de identidad. Los constructores utilizaron técnicas adecuadas a este material, como el arco en mitra típico del «gótico tolosano». El ladrillo se prestaba a realizar composiciones decorativas geométricas, aunque a cambio no permitía que hubiese muchas esculturas integradas en la arquitectura. Dependiendo del tipo de arcilla utilizado, los ladrillos podían ser moldeados o redondeados por abrasión. En algunos edificios se utilizó moderamente la piedra para crear contrastes de color.

Las regiones vecinas localizadas en las que influyó el estilo, pero donde dominaba la piedra, a menudo emplearon el mismo vocabulario arquitectónico.

Nave únicaEditar

Después del episodio cátaro, la reconquista de los fieles pasó por la predica (de ahí el fundamento de Domingo de Guzmán de la orden de los Hermanos Predicadores). Para ello, se privilegieron las iglesias de nave única, que favorecían la acústica y en la que todos los fieles se disponían ante los ojos del predicador. La naves centrales de las iglesias importantes estaran bordeadas por capillas laterales que se alojaran entre los contrafuertes y que se coronaran con grandes vanos para iluminarlas.

No obstante, la presencia de una nave única no está necesariamente vinculada a este fin, y a veces pudo deberse a otras consideraciones o a la existencia de una nave preexistente. Y a la inversa, aunque la gran nave de los Jacobinos de Toulouse este dividida por una hilera de pilares, no por ello constituye menos una única entidad.


CampanarioEditar

Los campanarios pueden ser de cualquier tipo, pero dos formas serán las más usadas: el campanario «tolosano» y el campanario-muro.

  • Campanario «tolosano» octogonal. En la región de Toulouse, el campanario típico, de planta octogonal y plantas que se reducen gradualmente, apareció en la época del románico, y paso luego al gótico, modificando sólo la forma de sus ventanas. Por lo general, se rematan con una flecha, pero un buen número están desprovistos de este elemento, bien porque han sido destruidas o bien porque la construcción se detuvo. El ejemplo típico es el campanario de Saint-Sernin de Toulouse, recrecido en la época gótica con vanos en mitra que suceden a los huecos de medio punto románicos, aunque también hay huecos en ogiva.


  • Campanario-muro. La otra forma de campanario, más común en edificios de menor importancia, es el campanario-muro, también con frecuencia equipado con arcos en mitra y, a menudo, con una apariencia de fortificación (almenas, matacanes).


Elementos de fortificaciónEditar

Los elementos defensivos son frecuentes: almenas, matacanes, caminos de ronda, mirandas, atalayas. La mayor parte del tiempo, excepto en los casos en que la iglesia estaba incluida en un sistema defensivo, estos elementos tenían un papel decorativo y en gran medida simbólico, buscando afirmar el poder de la Iglesia. En Nuestra Señora de Simorre, Viollet-le-Duc añadió por iniciativa propia un almenado y garitas en la cima de los contrafuertes, pero eliminó las mirandas que a menudo indicaban la presencia de un camino de ronda cubierto (como en Lombez, en Gers, en la iglesia de Saint-Nicolas de Toulouse, o incluso en Saint-Sernin, en las que las mirandas establecidas en la época gótica, suprimidas por Viollet-le-Duc, fueron restituidas por la «dérestauration» de 1985).


Edificios civilesEditar

Si la denominación estilística de «gótico meridional» se aplica principalmente a los lugares de culto, iglesias y catedrales, los principios de su arquitectura pueden encontrarse en edificaciones de otros usos: sobriedad de la construcción, ausencia o limitación de la decoración esculpida, aspecto masivo, elementos de defensa. Se pueden citar en Toulouse los hôteles particulares, el Colegio Saint-Raymond; en Albi, el palacio de Berbie, etc.


Ejemplos de arquitectura gótica meridionalEditar

Departamento de Alto GaronaEditar

  • Arquitectura religiosa:
  • Arquitectura civil:

Departamento de TarnEditar

Departamento de Tarn y GaronaEditar

Departamento de AriègeEditar

  • Catedral Saint-Antonin
  • Iglesia de Notre-Dame-du-Camp[3](images), édifiée en 1343 sur une précédente église romane (portail de l'ouest du XIIe siècle), diverses reconstructions en 1466, 1672, 1769, 1773
  • Torre de los Cordeliers (images)
  • Torre del hôtel des Monnaies

Departamento de GersEditar

El departamento de Gers tiene una serie de edificios de tipo gótico meridional (catedrales de Condom, Lectoure, en piedra). Las construcciones de ladrillo se encuentran en la parte suroriental del departamento, la más cercana a la región de Toulouse.

Galería de fotosEditar

Véase tambiénEditar

NotasEditar

ReferenciasEditar

El artículo de la Wikipedia en francés recoge como bibliografía:
  • Marcel Durliat, Le rôle des ordres mendiants dans la création de l'architecture gothique méridionale
  • Viviane Paul, La naissance et l’essor du gothique méridional au XIII×10{{{1}}} siècle, Les Cahiers de Fanjeaux, cahier 9
  • Jean-Louis Biget (1998). La cathédrale Sainte-Cécile. Odyssée. p. 107. ISBN 290947805X. 
  • Maurice Prin, « Les Jacobins » dans Congrès archéologique de France, 154×10{{{1}}} session : Monuments en Toulousain et Comminges (1996), Société française d'archéologie, París, 2002, pp. 177-187.
  • Maurice Prin, Jean Dieuzaide, Les Jacobins de Toulouse : Regard et description, éd. Les Amis des Archives de la Haute-Garonne, Toulouse, 2007