Georges Lemaître

sacerdote católico, astrofísico y matemático belga

Georges Henry Joseph Édouard Lemaître (pronunciación en francés: /ʒɔʁʒə ləmɛtʁ/ ( escuchar); 17 de julio de 1894-20 de junio de 1966) fue un sacerdote belga, matemático, astrónomo y profesor de física en la sección francesa de la Universidad Católica de Lovaina.[1]​ Fue el primer académico conocido en proponer la teoría de la expansión del universo, ampliamente atribuida de forma incorrecta a Edwin Hubble.[2][3]​ Igualmente fue el primero en derivar lo que se conoce como la ley de Hubble-Lemaître e hizo la primera estimación de lo que ahora se llama la Constante de Hubble, que publicó en 1927, dos años antes del artículo de Hubble.[4][5][6][7]​ Lemaître también propuso lo que se conocería como la teoría del Big Bang del origen del universo, a la que llamó «hipótesis del átomo primigenio» o el «huevo cósmico».[8]

Georges Lemaître
Lemaitre.jpg
Georges Lemaître en 1933.
Información personal
Nombre de nacimiento Georges Henri Joseph Édouard Lemaître Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 17 de julio de 1894
Bandera de Bélgica Charleroi, Bélgica
Fallecimiento 20 de junio de 1966 72 años
Bandera de Bélgica Lovaina, Bélgica
Causa de muerte Leucemia Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Marcinelle New Communal Cemetery Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad  Bélgica
Religión Catolicismo
Lengua materna Francés Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en
Supervisor doctoral Charles-Jean de la Vallée Poussin Ver y modificar los datos en Wikidata
Alumno de Harlow Shapley Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Área Sacerdocio, matemática, cosmología, astrofísica
Conocido por Expansión del Universo, Big Bang
Empleador Universidad de Lovaina
Conflictos Primera Guerra Mundial Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de Academia Pontificia de las Ciencias (1936-1966) Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
Firma Georges Lemaitre signature.jpg

BiografíaEditar

Georges Lemaître nació el 17 de julio de 1894 en Charleroi, Valonia (Bélgica). Estudió durante 6 años en el colegio de los jesuitas de su ciudad natal, donde destacó en matemáticas y obtuvo premios en física y química; igualmente en retórica y poesía. Desde muy joven, especialmente influenciado por el padre jesuíta Ernest Verreux, que instaló la primera estación de radio de Bégica,[9]​ Lemaître descubrió su doble vocación de religioso y científico. Más tarde entró en la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Lovaina y estudió ingeniería de minas.[10]​ Su afán por ir más allá le impulsó a matricularse también en la Facultad de Filosofía. Algunas de esas clases las impartía Desiderio José Mercier, futuro cardenal de Malinas, que fundaría la fraternidad sacerdotal Los Amigos de Jesús, a la que Lemaître acabaría perteneciendo.[11]​ En julio de 1913 obtuvo la diplomatura y comenzó a realizar prácticas como ingeniero de minas.[12]​ Después de servir como voluntario en el ejército belga durante la Primera Guerra Mundial, durante la cual recibió la Cruz de Guerra,[12]​ empezó a estudiar física y matemática, incluyendo la teoría de la relatividad de Albert Einstein. Recibió su doctorado en 1920, con una tesis titulada L'approximation des fonctions de plusieurs variables réelles (La aproximación de funciones de varias variables reales), bajo la supervisión de Charles-Jean de La Vallée Poussin,[13]​ y ese mismo año ingresó en el Seminario de Malinas.

Sin embargo, no dejó de lado su carrera investigadora. Mientras se encontraba en el seminario, supo compaginar su preparación para el sacerdocio con alguna lectura científica. Sus profesores, al observar su continuo interés en las matemáticas y la física, sugirieron que estudiara el trabajo de Albert Einstein. Lemaître así lo hizo, aprendiendo sobre el cálculo del tensor y la relatividad general. Cayó en sus manos el libro "Espacio, tiempo y gravitación" sobre la teoría de la relatividad de Albert Einstein. Lo había escrito el astrónomo inglés Sir Arthur Stanley Eddington, que se convirtió en el principal divulgador en habla inglesa de la obra del físico alemán. En ese libro conoció por primera vez la teoría de la relatividad de Einstein. Lemaitre comprendió bien este volumen, e incluso que se atrevió reinterpretarlo y con ello redactar su primera obra, "La física de Einstein", que presentó a un premio que ofrecía el Ministerio de Ciencias de Bélgica para los estudiantes que habían hecho el doctorado en dos años[9]​.

Después de un año en la Universidad de Cambridge con Eddington y otro en Cambridge, Massachusetts con Harlow Shapley, regresó a la Universidad de Lovaina como profesor a tiempo parcial.

En 1925, a los 31 años, Lemaître aceptó una cátedra en la Universidad Católica de Lovaina, cerca de Bruselas, cargo que mantuvo durante la Segunda Guerra Mundial (cuando resultó herido en el bombardeo accidental de su casa por parte de las fuerzas estadounidenses).[14]

En la Universidad de Lovaina asistió a clases del astrofísico Ernest Pasquier, un adelantado a su tiempo. En sus conferencias hablaba de las hipótesis cosmogónicas, que tenían por objeto explicar el origen y la evolución del universo, y de que las nebulosas eran el espacio de creación de las estrellas.[9]​ Ahí, en 1927, publicó un informe en el que resolvió las ecuaciones de Einstein sobre la geometría del universo (que Aleksandr Fridman ya había resuelto, sin que Lemaître lo supiera) y sugirió que se estaba expandiendo, según una de las soluciones, y que es por ello que los astrónomos Vesto Slipher y Carl Wilhelm Wirtz habían observado un corrimiento hacia el rojo de la luz de las nebulosas espirales.

En 1931, propuso la idea de que el universo se originó en la explosión de un «átomo primigenio», «huevo cósmico» o hylem. Dicha explosión ahora se llama el Big Bang o Gran Estallido. En 1933, cuando resumió su teoría del universo en expansión y publicó una versión más detallada en los Anales de la Sociedad Científica de Bruselas, Lemaître alcanzó su reconocimiento público más grande.[15]​ En 1933 Lemaître compareció como profesor visitante en Universidad Católica de América.[16]​ Fue elegido miembro de la Academia Pontificia de la Ciencia en 1936, donde tomó un rol activo, sirviendo como su presidente desde marzo de 1960 hasta su muerte.[17]

En 1941, fue elegido miembro de la Real Academia de Ciencias y Artes de Bélgica.

Durante la década de 1950, poco a poco abandonó parte de su carga de trabajo docente, finalizándola por completo cuando asumió el estatus de emérito en 1964.

En 1962, fuertemente opuesto a la expulsión de los francófonos de la Universidad Católica de Lovaina, creó el movimiento ACAPSUL junto con Gérard Garitte para luchar contra la escisión.

Fue nombrado prelado doméstico (Monseñor) en 1960 por Juan XXIII. Durante el Concilio Vaticano II de 1962-1965, el Papa Juan XXIII le pidió que participara en la cuarta sesión de la Comisión Pontificia de Control de la Natalidad.[18]​ Sin embargo, dado que su salud le impedía viajar a Roma (sufrió un infarto en diciembre de 1964), Lemaître objetó y expresó su sorpresa por su elección.

Fue un notable calculador algebraico y aritmético. Al final de su vida se dedicó cada vez más a los cálculos numéricos. Su interés en los computadores y en la informática terminó por fascinarlo completamente. Desde 1930, había utilizado las máquinas de calcular más potentes de la época, la Mercedes-Euklid. En 1958, conoció la Burroughs E 101 de la Universidad, su primera computadora electrónica. Lemaître mantuvo un gran interés en el desarrollo de las computadoras y, más aún, en los problemas del lenguaje y la programación de computadoras [1].

Sufría de Leucemia. Murió en Lovaina el 20 de junio de 1966, 71 años,[19]​ poco después de oír la noticia del descubrimiento de la radiación de fondo de microondas cósmicas, que constituía la prueba de su teoría.


El átomo primitivoEditar

En 1930, Lemaître publicó, en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society, un artículo en el que proponía la idea de que, a partir de una singularidad inicial, una especie de “átomo primitivo” o “huevo cósmico”, se habría producido, en los primeros momentos de la Creación, una explosión a partir de la cual se originó el Universo. El astrónomo Fred Hoyle, con intención crítica y un tanto irónica, llamó a esta explosión el Big Bang, y esta denominación hizo fortuna. Ante la propuesta de Lemaître, su antiguo maestro, el astrónomo Eddington, encontró la idea poco satisfactoria y al mismo Einstein le pareció sospechosa ya que la consideraba ampliamente reminiscente del dogma cristiano de la Creación que tenía, a su juicio, poca justificación científica.[20]

En el artículo titulado «El comienzo del mundo desde el punto de vista de la teoría cuántica», publicado en la revista inglesa Nature, en su edición del día 9 de mayo de 1931,[21]​ Georges Lemaître sostuvo que si el universo está en expansión, en el pasado, debería haber ocupado un espacio cada vez más pequeño, hasta que, en algún momento original, todo el universo se encontraría concentrado en una especie de "átomo primitivo".Trató de evitar una singularidad inicial (un punto donde el espacio y el tiempo adquirirían una curvatura infinita) y sugirió un estado mecánico cuántico anterior al espacio tiempo al que llamó como dicho "átomo primitivo".

Lemaître publicó posteriormente otros artículos sobre el mismo tema, y llegó a publicar en 1946 un libro titulado La hipótesis del átomo primitivo, donde explicaba cómo el universo se había ido expandiendo a partir de un primer átomo.

Fe religiosa y ciencia en LemaîtreEditar

En la década de 1950 comprendió claramente la separación entre los métodos de discurso teológicos y cosmológicos. En esta última etapa de su carrera, observa que la expansión desde un átomo primitivo puede ser "un comienzo", pero no es "una creación", desde el punto de vista de la ciencia.[22]

Por tanto, aunque el astrónomo Edmund Whittaker había señalado que el momento del Big Bang se podría considerar “sin impropiedad” como el de la Creación por su consonancia con el relato bíblico del Génesis, George Lemaître, el padre de la teoría, reconocía que esta y otras explicaciones suponían un uso impropio de la hipótesis que él había formulado.

Lemaître no pretendía explotar la ciencia en beneficio de la religión, ya que “estaba firmemente convencido de que ambas tienen caminos diferentes para llegar a la verdad”. Su visión de la autonomía de la ciencia respecto a la fe se muestra también en lo que escribió sobre este punto: “desde un punto de vista físico, todo sucedía como si el cero teórico fuera realmente un comienzo; (pero) saber si era verdaderamente un comienzo o más bien una creación, algo que empieza a partir de la nada, es una cuestión filosófica que no la pueden resolver consideraciones físicas o astronómicas.”[23]

Encuentros con Albert EinsteinEditar

 
Robert A. Millikan, Georges Lemaitre y Albert Einstein en el California Institute of Technology, enero de 1933

Lemaître y Einstein se encontraron en cuatro ocasiones: en 1927 en Bruselas, en un congreso de Solvay; la segunda tuvo lugar en California en enero de 1933; la tercera en Bruselas, en mayo de 1933, y la última en 1935, en Princeton.

No obstante que los trabajos de Lemaître fueron cuestionados, en parte debido a su condición de sacerdote; se ha demostrado después que sus aportes fueron serios, y finalmente la comunidad científica, Einstein incluido, lo reconocieron y otorgaron todo tipo de honores.

Todo ello ha permitido decir a James Peebles, premio Nobel de 2019 y una de las voces más autorizadas en cosmología: “Creo que en los años alrededor de 1930 Lemaître comprendió la teoría de la relatividad general de Einstein mejor que nadie.”[24]

Miembro y director de la Academia Pontificia de CienciasEditar

Pontificado de Pio XII

En octubre de 1936 Pio XII nombró a Lemaître miembro de Academia Pontificia de Ciencias,[9]​ una sociedad a la que se vincularía durante el resto de su vida y que incluye científicos creyentes y no creyentes de todo el mundo con el objetivo de promover el progreso de las ciencias y el estudio de cuestiones epistemológicas. Entre sus miembros se ha contado con la presencia de setenta Premios Nobel del siglo XX.

Su relación con Pio XII tuvo algunas diferencias. Por ejemplo, el Papa Pio XII sugirió en su discurso Un’Ora, de 22 de noviembre de 1951, que la astrofísica conducía a la doctrina de la creación de la nada. Lemaître, caracterizado por su prudencia, no opinaba de las misma manera. La prensa belga interpretó mal el discurso y se pensó que el Papa apoyaba la teoría del átomo primitivo desde el punto de vista teológico. Lemaître, a pesar de esta contrariedad, no se enfrentó con el Papa: Lemaître y Daniel O'Connell, el asesor científico del Papa, persuadieron al Papa de que no mencionara públicamente el creacionismo.[25]

Lemaître era un católico devoto, pero se opuso a mezclar ciencia con religión,[26]​ aunque sostuvo que los dos campos no estaban en conflicto[27]​.Para él la desintegración del átomo primitivo no tenía que ver ni con la teología, ni con la cuántica, ni con la relatividad. Era un proceso natural, como la desintegración de otro átomo; y quizá se había mezclado la distancia prudente entre teología y ciencia.

Pontificado de Juan XXIII

Unos años más tarde el nuevo Papa, Juan XXIII, otorgó la presidencia de la Academia Pontificia de Ciencias en 1960 a Lemaître, bajo cuyo mandato se produjo un giro ecuménico y se abrió a muchos Premios Nobel, católicos y no católicos, entre ellos Dirac y Raman, por la parte de la física, y Eccles por la medicina.

Pontificado de Pablo VI

Con la llegada de Pablo VI, halló algunas dificultades. Se quería reducir el número de academias y tener un mayor control curial sobre ellas, a la vez que se pretendía meter algunos textos romanos en las actas de las reuniones de la Academia. Estas ideas no gustaron a Lemaître, que no deseaba mezclar ciencia y teología. Aunque algunas de estas cuestiones no gustaron a Lemaître, la relación entre ambos fue muy cordial y el sumo pontífice incluso implicó al sacerdote belga en los debates del Concilio Vaticano II, lo que indica la gran confianza que depositaba en él. Además, bajo la presidencia de Lemaítre salieron dos volúmenes de Miscellanea Galileiana,[28][29]​ sobre la vida y obra de Galileo Galilei, que el Papa citó en un discurso suyo de 1964 y en Gaudium et Spes.

El legado científico de LemaîtreEditar

Hay muchos otros dominios distintos del big bang y la expansión del universo, en los que Lemaître trabajó y realizó contribuciones interesantes. Por ejemplo, su trabajo, que se remonta a 1931, sobre una generalización de la ecuación de Dirac-Eddington, en la que introdujo, antes de Attire Majorcan, un ejemplo de lo que ahora se llaman los "The Majorcan spinner". También influyó en la Hipótesis de los grandes números de Dirac.

También es de reseñar su contribución a una solución exacta de las ecuaciones de campo de Einstein de la relatividad general: la métrica de Friedmann-Lemaître-Robertson-Walker o modelo FLRW.

HonoresEditar

El 17 de marzo de 1934, Lemaître recibió el Premio Francqui, la más alta distinción científica belga, de manos del rey Leopoldo III.[30]​ Sus proponentes fueron Albert Einstein, Charles de la Vallée-Poussin y Alexandre de Hemptinne. Los miembros del jurado internacional fueron Eddington, Langevin, Théophile de Donder y Marcel Dehalu. El mismo año recibió la Medalla Mendel de la Universidad de Villanova.[31]

En 1936, Lemaître recibió el Premio Jules Janssen, el premio más alto de la Société astronomique de France, la sociedad astronómica francesa.[32]

En 1950 se le otorgó otra distinción que el gobierno belga reserva para científicos excepcionales: el premio decenal de ciencias aplicadas para el período 1933-1942, y en 1953 recibió la primera medalla Eddington otorgada por la Royal Astronomical Society.[33]

En 2005, Lemaître fue elegido para el puesto 61 de De Grootste Belg ("El belga más grande"), un programa de televisión flamenco en la VRT. En el mismo año fue votado para el puesto 78 por la audiencia de Les plus grands Belges ("Los más grandes belgas"), un programa de televisión de la RTBF.

El 17 de julio de 2018, Google Doodle celebró el 124º cumpleaños de Georges Lemaître.[34]

El 26 de octubre de 2018, una votación electrónica entre todos los miembros de la Unión Astronómica Internacional votó 78% para recomendar cambiar el nombre de la ley Hubble a la ley Hubble-Lemaître.[35]

Obras seleccionadasEditar

  • "Un Univers homogène de masse constante et de rayon croissant rendant compte de la vitesse radiale des nébuleuses extragalactiques", Anales de la Sociedad Científica de Bruselas, 47A (1927): 41.
  • Nature 128 (1931) suppl.: 704.
  • L'hypothèse de l'atome primitif (La hipótesis del átomo primigenio), 1946.

EponimiaEditar

Bibliografía adicionalEditar

ReferenciasEditar

  1. «Obituary: Georges Lemaitre». Physics Today 19 (9): 119. septiembre de 1966. doi:10.1063/1.3048455. Archivado desde el original el 6 de abril de 2020. Consultado el 5 de noviembre de 2014. 
  2. Reich, Eugenie Samuel (27 de junio de 2011). «Edwin Hubble in translation trouble». Nature. doi:10.1038/news.2011.385. 
  3. Livio, Mario (10 de noviembre de 2011). «Lost in translation: Mystery of the missing text solved». Nature 479 (7372): 171-173. doi:10.1038/479171a. 
  4. Sidney van den Bergh arxiv.org 6 Jun 2011 arΧiv:1106.1195v1 [physics.hist-ph]
  5. David L. Block arxiv.org 20 Jun 2011 & 8 Jul 2011 arΧiv:1106.3928v2 [physics.hist-ph]
  6. Eugenie Samuel Reich Published online 27 June 2011| Nature| doi 10.1038/news.2011.385
  7. http://www.nature.com/nature/journal/v479/n7372/full/479171a.html
  8. «Big bang theory is introduced - 1927». A Science Odyssey. WGBH. Consultado el 31 de julio de 2016. 
  9. a b c d del Villar, Ignacio (2019). Sacerdotes y científicos: De Nicolás Copérnico a Georges LamaÎtre (Argumentos para el s. XXI) (Español). Digital Reasons. ISBN 9788412088847. 
  10. Gordejuela, Laura Morrón Ruiz de (25 de noviembre de 2015). «George Lemaître, el buscador de la verdad #RelatividadGeneral». Los Mundos de Brana. Consultado el 13 de septiembre de 2020. 
  11. «El universo de Georges Lemaitre. Grupo Ciencia, Razón y Fe (CRYF). Universidad de Navarra». www.unav.edu. Consultado el 4 de octubre de 2020. 
  12. a b López, Alberto (17 de julio de 2018). «El sacerdote Georges Lemaître, el padre del Big Bang que hizo cambiar de opinión a Einstein». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 13 de septiembre de 2020. 
  13. https://genealogy.math.ndsu.nodak.edu/id.php?id=22743
  14. «https://www.amnh.org/learn-teach/curriculum-collections/cosmic-horizons-book/georges-lemaitre-big-bang». 
  15. Lemaitre, G. (1934). «Evolution of the Expanding Universe». Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 20 (1): 12-17. Bibcode:1934PNAS...20...12L. ISSN 0027-8424. PMC 1076329. PMID 16587831. doi:10.1073/pnas.20.1.12. 
  16. McCarthy Hines, Mary. «Physics Professor Earns Historic Recognition». Catholic U (The Catholic University of America) (Spring 2019): 16. 
  17. «Georges Lemaitre». Pontifical Academy of Science. Consultado el 4 de septiembre de 2018. 
  18. McClory, Robert (1998). "Appendice II: Membres de la Commission". Rome et la contraception: histoire secrète de l'encyclique Humanae vitae (in French). Editions de l'Atelier. p. 205. ISBN 978-2-7082-3342-3.
  19. «Biografía de Georges Lemaitre - Georges Lemaître (Quién es, vida, historia, bio resumida, trabajos)». www.buscabiografias.com. Consultado el 13 de septiembre de 2020. 
  20. Martínez Caro, Diego (2008). GENESIS: EL ORIGEN DEL UNIVERSO, DE LA VIDA Y DEL HOMBRE. Homo Legens, S.L. ISBN 9788492518081. 
  21. Lemaître, Georges (9 de mayo de 1931). «The Beginning of the World from the Point of View of Quantum Theory». Nature (3210): 706. Bibcode:1931Natur.127..706L. doi:10.1038/127706b0. 
  22. Holder, Rodney D. Georges Lemaître: Vida, ciencia y legado. 
  23. Riaza, Eduardo (2010). La historia del comienzo. Lemaître, padre del Big Bang”. Encuentro. 
  24. Peebles, P. J. E. (22 de junio de 2020). Cosmology’s Century. Princeton University Press. ISBN 978-0-691-20166-5. Consultado el 25 de julio de 2021. 
  25. Simon Singh (2010). Big Bang. HarperCollins UK. p. 362. ISBN 978-0-00-737550-9. Lemaître was determined to discourage the Pope from making proclamations about cosmology, partly to halt the embarrassment that was being caused to supporters of the Big Bang, but also to avoid any potential difficulties for the Church. ...Lemaître contacted Daniel O'Connell, director of the Vatican Observatory and the Pope's science advisor, and suggested that together they try to persuade the Pope to keep quiet on cosmology. The Pope was surprisingly compliant and agreed to the request–the Big Bang would no longer be a matter suitable for Papal addresses.
  26. Simon Singh (2010). Big Bang. HarperCollins UK. p. 362. ISBN 978-0-00-737550-9. It was Lemaître's firm belief that scientific endeavour should stand isolated from the religious realm. With specific regard to his Big Bang theory, he commented: 'As far as I can see, such a theory remains entirely outside any metaphysical or religious question.' Lemaître had always been careful to keep his parallel careers in cosmology and theology on separate tracks, in the belief that one led him to a clearer comprehension of the material world, while the other led to a greater understanding of the spiritual realm.... Not surprisingly, he was frustrated and annoyed by the Pope's deliberate mixing of theology and cosmology. One student who saw Lemaître upon his return from hearing the Pope's address to the Academy recalled him 'storming into class...his usual jocularity entirely missing'.
  27. Crawley, William. 2012. "Father of the Big Bang". BBC
  28. «Miscellanea galileiana - Voll. I-II». 
  29. «Miscellanea galileiana - Vol. III». 
  30. «ondation Francqui – Stichting (in French). 1934. Retrieved 4 September 2018». 
  31. «"Medallists of the Royal Astronomical Society". Archived from the original on 16 July 2011. Retrieved 13 June 2012». 
  32. "Médaille du prix Janssen décernée par la Société Astronomique de France à Georges Lemaître (1936)". archives.uclouvain.be. Retrieved 7 September 2018.
  33. «https://www.greelane.com/es/ciencia-tecnolog%c3%ada-matem%c3%a1ticas/ciencia/georges-lemaitre-3071074/». 
  34. Best, Shivali (17 de julio de 2018). «Georges Lemaître's incredible legacy - the man behind the Big Bang Theory». mirror (en inglés). Consultado el 17 de octubre de 2021. 
  35. Gibney, Elizabeth (30 de octubre de 2018). «Belgian priest recognized in Hubble-law name change». Nature (en inglés). doi:10.1038/d41586-018-07234-y. Consultado el 17 de octubre de 2021. 
  36. «Lemaître». Gazetteer of Planetary Nomenclature (en inglés). Flagstaff: USGS Astrogeology Research Program. OCLC 44396779. 

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar