Abrir menú principal
Glándulas de Skene.

Las glándulas de Skene, también llamadas glándulas uretrales, glándulas parauretrales, glándulas menores y próstata femenina, son dos glándulas ramificadas, a ambos lados de la vagina, que desembocan en el vestíbulo.

Índice

UbicaciónEditar

Se localizan alrededor de la uretra. Desembocan al interior de la vulva, a ambos lados y un poco más abajo del orificio externo de la uretra. Se encuentran, en relación a ésta, a muy parecida distancia y situación que las glándulas de Bartolino respecto de la abertura vaginal.

Fisiología y funcionesEditar

Las glándulas de Skene son homólogas, en su origen embrionario y sus funciones, a la próstata del varón.[1]

Su secreción contiene creatinina, la enzima fosfatasa ácida prostática, la proteína antígeno prostático específico, glucosa y fructosa. Esta composición sugiere que ayuda a la nutrición de los espermatozoides y, por tanto, a facilitar la fecundación.

DescubridorEditar

En el siglo IV a. C., el médico griego Hipócrates describió una sustancia llamada el «semen femenino».

En 1672, Regnier de Graaf propuso su existencia como el equivalente a una próstata femenina.

Fue el ginecólogo escocés Alexander Skene quien las describió por primera vez en el siglo XIX.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Zaviacic M, Jakubovská V, Belosovic M, Breza J (2000). «Ultrastructure of the normal adult human female prostate gland (Skene's gland).». Anat Embryol (Berl) 201 (1): 51-61. PMID 10603093.