Golfo

parte del mar, encerrado por puntas o cabos de tierra

Un golfo es una abertura geográfica costera desde un océano o un mar hacia la masa terrestre, encerrada por cabos de tierra. Típicamente presentan una abertura más estrecha que una bahía; aunque esto no es observable en todas las áreas geográficas así nombradas, se entiende que las bahías son de menor extensión.[1]

El término golfo se usó tradicionalmente para grandes cuerpos de agua salada navegables y muy dentados que están rodeados por la costa.[2]​ Muchos golfos son áreas de navegación importantes, como el Golfo Pérsico, el Golfo de México, el Golfo de Finlandia y el Golfo de Adén.[3]

DescripciónEditar

Los golfos que dependen de otros golfos o bahías, o que son de menor tamaño o profundidad, reciben los nombres de «golfete», «ensenada», «rada», «cala», «caleta» o «ensenada».

Este tipo de accidentes geográficos tiene una gran importancia estratégica y económica, ya que, normalmente, son lugares ideales para la construcción de puertos y diques.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar