Abrir menú principal

Gregorio Antonio Gallo de Andrade (Burgos, 1512Segovia, 25 de septiembre de 1579) fue un eclesiástico español que ocupó los cargos de obispo de Orihuela (1566-1577), obispo de Segovia (1577-1579) y confesor de la reina Isabel de Valois.

Gregorio Antonio Gallo de Andrade
Retrat de Gregorio Gallo, primer bisbe de la Diòcesi d'Oriola, atribuït a Sánchez Coello (Museu Diocesà d'Art Sacre d'Oriola).jpg
Retrato del obispo Gregorio Antonio Gallo de Andrade, atribuido a Alonso Sánchez Coello. Siglo XVI. (Museo Diocesano de Arte Sacro de Orihuela).
Información personal
Nacimiento 1512 Ver y modificar los datos en Wikidata
Burgos (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 25 de septiembre de 1579 Ver y modificar los datos en Wikidata
Segovia (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Obispo de Orihuela y obispo de Segovia Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Obispo de Segovia Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

Nació en 1512 en Burgos, siendo hijo de Diego López Gallo, regidor de ella. Comenzó sus estudios en su ciudad natal, donde cursó gramática latina, y se trasladó después a la Universidad de Salamanca, estudiando dialéctica, filosofía y teología, hasta obtener una cátedra de escritura. En 1553, siendo maestrescuela de la universidad y catedral de Salamanca, asistió a la junta convocada en Valladolid por Carlos I de España, quien en 1557 lo envió a Alemania como embajador; finalmente acudió al Concilio de Trento y fue confesor de la reina Isabel de Valois, tercera esposa de Felipe II de España.

Tras la desmembración de Orihuela de la diócesis de Cartagena y posterior creación de la diócesis de Orihuela fue nombrado su primer obispo, tomando posesión del cargo el 23 de marzo de 1566. Allí se mantuvo hasta que fue elegido obispo de Segovia, a cuya ciudad llegó el 22 de diciembre de 1577, ocupando un breve periodo esta nueva dignidad, pues enfermó y falleció en Segovia el 25 de septiembre de 1579.

Fue enterrado en la capilla del Cristo de la catedral de Segovia, y posteriormente trasladado al convento de San Pablo de Burgos, donde fue nuevamente sepultado en la capilla de San Gregorio, fundada en 1508 por su padre.


Predecesor:
Obispo de Orihuela
1566-1577
Sucesor:
Tomás Dacio
Predecesor:
Francisco Sancho Allepuz
Obispo de Segovia
1577-1579
Sucesor:
Luis Tello Maldonado

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar