Guerra otomano-safávida (1578-1590)

La guerra otomano-safávida de 1578 a 1590 se refiere a la guerra acaecida entre esos años por parte del Imperio persa safávida durante los reinados de los shahs Mohammed Khodabanda y más tarde Abbas I, y el Imperio otomano bajo el reinado del sultán Murad III.

Guerra otomano-safávida
Parte de Guerras otomano-persas
OttomanEmpireIn1683-es.svg
Fecha 1578-1590
Lugar Mesopotamia y Caucaso
Conflicto Impero otomano en 1683
Resultado Victoria otomana
Consecuencias Tratado de Constantinopla (1590)
Beligerantes
Safavid Flag.svg
Imperio safávida

Coat of arms of Kartli Georgia.png Reino de Kartli
Fictitious Ottoman flag 2.svg
Imperio otomano
Comandantes
Safavid Flag.svg Khudābanda
(Shahansha de Persia: 1578-1585)
Safavid Flag.svg Abbas I
(Shah de Persia: 1585→)
Fictitious Ottoman flag 2.svg Murad III
(Sultán de los otomanos)
Fictitious Ottoman flag 2.svg Lala Mustafa Pasha
(5.to Visir)
Fictitious Ottoman flag 2.svg Osman Pasha
(Serdar)
Fictitious Ottoman flag 2.svg Koca Sinan Pasha
(Gran Visir)

La guerra comenzó entre el año 1577 y el 1578 y terminó con la forma del tratado de Constantinopla en 1590.

La GuerraEditar

Los otomanos comenzaron la guerra con el objetivo de conquistar Azerbaiyán y el resto del Caucaso. Los otomanos bajo el mando de Lala Mustafa Pasha tomaron la ciudad de Tiflis en 1578, y más tarde, en 1585 tomarían Kars y Tabriz, tras lo cual Georgia pasó a ser un estado vasallo del Imperio otomano.

En 1588 el comandante otomano Farhād Pasha avanzó con su ejército entrando en Karabaj para enfrentarse a los georgianos y conquistarles. Muchas de las tribus que formaban el Quizilbash (la unión de jefes tribales que apoyaban a los shahs safávidas) se rindieron ante los otomanos sin apenas oponer resistencia. Como resultado de ello, los otomanos obtuvieron el control efectivo de Azerbaiyán y del Caucaso en la zona del mar Caspio.

Algunas de las batallas importantes de esta guerra fueron las de Cildir (9 de agosto de 1578) y la de Torches (9-11 de mayo de 1583).

La Paz de Estambul hizo concluir la guerra el 21 de marzo de 1590. En el tratado, el Imperio persa confirmaba y respetaba las conquistas otomanas, así como se comprometían a terminar con la propaganda chiita en los territorios otomanos y con la persecución de los sunnies en suelo persa.

La guerra otomano-safávida desvió temporalmente el interés otomano de los asuntos europeos, donde el Imperio otomano había estado activo con la alianza franco-otomana y el apoyo de la Revuelta holandesa, en un interesante episodio de relaciones mutuamente solidarias entre el islam y el protestantismo.

BibliografíaEditar

  • Stearns, Petern N. La enciclopedia de la Historia del Mundo (en inglés). p. 352.