Guillermo Ascanio

político español (1907-1941)

Guillermo Ascanio Moreno (Vallehermoso, Santa Cruz de Tenerife, 30 de octubre de 1907 - Madrid, 3 de julio de 1941) fue un político y militar español. Miembro destacado del Partido Comunista de España en las Islas Canarias, durante la Guerra civil se mantuvo fiel a la República y mandó diversas unidades del Ejército republicano. Capturado por las fuerzas franquistas al final de la contienda, sería condenado a muerte y fusilado.

Índice

BiografíaEditar

Juventud y primeros añosEditar

Nació en la localidad gomera de Vallehermoso[1]​ el 30 de octubre de 1907. Ascanio realizó estudios de ingeniería industrial en Alemania,[2]​ regresando posteriormente a España. Ingresaría en el Partido Comunista de España (PCE), en cuyo seno desarrollaría una intensa labor. Junto a José Miguel Pérez, fue una de las principales figuras del Partido Comunista en Canarias.[3]​ Publicó varios artículos en el Espartaco[2]​ (órgano de expresión de la Federación de Trabajadores de La Palma) en algunos de los cuales llegó a defender la independencia de Canarias con respecto a España, describiendo la situación político-económica del archipiélago como «semicolonial».

Guerra civilEditar

Durante la Guerra Civil española se incorporó como voluntario en las milicias republicanas,[n. 1]​ en las que alcanzó el empleo de Mayor (equivalente a Comandante). Participó en el reclutamiento del batallón «Canarias», una unidad de voluntarios izquierdistas y antifascistas reclutada entre oriundos de las islas desplazados en la Península en la zona leal a la República. Llegaría a ser comandante de esta unidad.[5]​ También dirigió la publicación Canarias libre, órgano de prensa del batallón.

Durante la contienda llegaría a mandar varias unidades del Ejército Popular de la República, como la 44.ª Brigada Mixta[6]​ o la 8.ª División,[7]​ en el Frente de Madrid.

Con la constitución del Consejo Nacional de Defensa en Madrid, Ascanio permanece leal al Presidente Negrín, participando en las luchas entre casadistas y negrinistas en el Madrid rodeado. En marzo de 1939, comandó junto al coronel Luis Barceló Jover las tropas que se opusieron al golpe de los casadistas,[n. 2]​ siendo detenido al finalizar la resistencia por tropas leales a la Junta de Defensa. El mayor Ascanio recibió la orden de aplastar la rebelión antigubernamental de Casado y su Junta de Defensa. Tras capturar la posición «Jaca» (leal a la Junta de Defensa) el 6 de marzo de 1939, detiene y ordena fusilar a los coroneles casadistas Arnoldo Fernández Urbano, Joaquín Otero Ferrer y José Pérez Gazzolo en su cuartel general del Pardo. A los pocos días las fuerzas de Ascanio serían derrotadas y él hecho prisionero por las tropas leales a la Junta de Defensa, siendo encarcelado, a tan solo unos pocos días de la caída de Madrid y del fin de la guerra; allí le encontrarían las tropas de Franco.[5]

Dictadura franquistaEditar

Los franquistas se encontraron con la cárcel repleta de comunistas, que como Ascanio, lucharon por mantener la resistencia, pese a la pérdida de Cataluña. Desde la prisión habría mantenido el contacto con el PCE en la clandestinidad. Juzgado y condenado a muerte tras Consejo de Guerra sumarísimo, fue fusilado en las tapias del madrileño Cementerio del Este el 3 de julio de 1941.[10][11]​ Al parecer, el antiguo embajador nazi Wilhelm Faupel habría intentado interceder en su favor, sin éxito.[5]

NotasEditar

  1. Fue miembro del «Quinto Regimiento»,[4]​ milicia organizada en Madrid por el PCE.
  2. En este sentido, la historiadora Helen Graham resalta su papel activo en la respuesta al golpe de Casado, en contraste con la actitud ambigua que adoptaron sus superiores, los coroneles Luis Barceló Jover y Emilio Bueno Núñez del Prado.[8]​ Según Graham, Ascanio habría tomado las riendas del II Cuerpo de Ejército.[9]

ReferenciasEditar

  1. García y Torres, 1986, p. 44.
  2. a b Suárez Bosa, 1995, p. 60.
  3. Fuentes, 2008, p. 48.
  4. Alpert, 2013, p. 45.
  5. a b c Alpert, 2013, p. 324.
  6. Engel, 1999, p. 53.
  7. Martínez Bande, 1981, p. 126.
  8. Graham, 2002, p. 408n.
  9. Graham, 2002, p. 412.
  10. Núñez y Rojas, 1997, pp. 83, 150 y 169.
  11. Vega Sombría, 2011, p. 294.

BibliografíaEditar

  • Alpert, Michael (2013). The Republican Army in the Spanish Civil War, 1936-1939. Cambridge University Press. 
  • Engel, Carlos (1999). Historia de las Brigadas Mixtas del Ejército Popular de la República. Madrid, Almena. 84-922644-7-0. 
  • Fuentes, Carlos (2008). Los últimos de Cuba. Ediciones Idea. 
  • García, Ricardo; Torres, Juan Manuel (1986). Vallehermoso «el fogueo». Toma de conciencia popular, resistencia y represión, 1930-1942. Ediciones de Baile del Sol. 
  • Graham, Helen (2002). The Spanish Republic at War 1936-1939. Cambridge University Press. 
  • Martínez Bande, José Manuel (1981). La batalla de Pozoblanco y el cierre de la bolsa de Mérida. Madrid: Editorial San Martín. 
  • Núñez, Mirta; Rojas, Antonio (1997). Consejo de guerra: los fusilamientos en el Madrid de la posguerra (1939-1945). Madrid: Compañía Literaria. 
  • Suárez Bosa, Miguel (1995). Economía, sociedad y relaciones laborales en Canarias. Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. 
  • Vega Sombría, Santiago (2011). La política del miedo: el papel de la represión en el franquismo. Barcelona: Crítica. ISBN 9788498922042.