Hafir en Arsuf, Israel.

Un hafir es un tipo de reserva de agua usado en Sudán y Oriente Medio, que capturan el agua de lluvia o el caudal de un khor (torrente estacional). El nombre proviene del árabe y significa "cavar".[1]​ En muchos casos son estructuras muy básicas, como una zanja cavada a mano, aunque también se usa maquinaria. La reserva se suele encontrar bajo tierra, y se tienden a secar hacia el final de la estación seca.[2][3]

Los hafirs se empezaron a construir durante la fase meroítica del Reino de Kush, desde el siglo III A.C hasta el siglo III D.C, y se construyeron en gran número.[4][5]​ Este nombre es frecuente en el Sudán, donde a 50 km a cada lado del Nilo se pueden ver los restos de algunos hafirs, siendo el más grande el de Alem (unos 300 m de diámetro).[cita requerida]

ReferenciasEditar

  1. Robertson, A. C. (1950). The Hafir: What–Why–Where–How. Ministry of Agriculture of the Sudan Government.
  2. Musa, H. A., Shears, P., Kafi, S., & Elsabag, S. K. (1999). Water quality and public health in northern Sudan: a study of rural and peri‐urban communities. Journal of applied microbiology, 87(5), 676-682.
  3. Rice, J. (1992). Employment generation in water supply works programmes for people of arid rural areas in Sudan: Hafir. International Labour Organisation (ILO).
  4. Hakem, A. A. The civilization of Napata and Meroe.
  5. Berking, J., & Schütt, B. (2011). Geoarcheology and Chronostratigraphy in the Vicinity of Meroitic Naga in Northern Sudan. eTopoi Journal for Ancient Studies, 1, 23-43