Harriet Jacobs

escritor estadounidense

Harriet Jacobs (Edenton, Carolina del Norte, 1813 - 7 de marzo de 1897) fue una mujer esclavizada afroestadounidense y más tarde escritora abolicionista y feminista. En 1861, publicó su autobiografía, Incidents in the Life of a Slave Girl (Incidentes en la Vida de una Joven Esclava) bajo el seudónimo de Linda Brent.

Harriet Jacobs en 1894.

BiografíaEditar

EsclavitudEditar

 
Resguardo en petición de Harriet Jacobs.

Nació en Edenton, Carolina del Norte, alrededor del año 1813, hija de Elijah Knox y de Delilah Horniblow, afroamericanos esclavizados. Harriet heredó la condición de esclava desde su nacimiento, pero tuvo la suerte de ser criada por sus padres hasta la muerte de la madre en 1819. A partir de ese momento vivía con su ama quien le enseñó a leer (algo insólito entonces para personas esclavizadas) escribir y coser.

En 1825, la ama falleció y Harriet pasó a ser propriedad de su sobrina, una niña de tres años, cuya padre, el doctor James Norcom, se convirtió en su nuevo amo. Éste la acosó sexualmente durante casi una década y rehusó concederle el matrimonio con un afroamericano libre del que estaba enamorada. Para tener un cierto soporte, entró en una relación con Samuel Sawyer, un hombre blanco y abogado quien después llegaría a ser miembro de la Cámara de Representantes. Tuvo dos hijos con Sawyer que fueron propiedad también de Norcom. Norcom la amenazaba con vender a sus hijos si ella se oponía a sus demandas sexuales.

Por 1835, su situación doméstica se había vuelto tan insostenible que tuvo que huir, aunque no pudo ir al Norte ni tampoco quería separarse de sus hijos; vivió, pues, casi siete años escondida en un pequeño espacio dentro del ático de su abuela, quien había sido liberada pocos años antes, mientras se ofrecían cien[1]​ dólares a quien la devolviese a su propietario. El espacio era tan pequeño que ni siquiera podía sentarse y sufriría las consecuencias de la falta de ejercício durante muchos años. Solo a veces podía ver a sus hijos a través de un pequeño agujero en el techo. Para buscar venganza, Norcom primero arrojó a sus hijos Joseph (6 años) y Louisa Matilda (2 años de edad) junto con su hermano John a prisión y luego los vendió a un comerciante de esclavos para separarlos para siempre de Harriet. Sawyer frustró el plan de Norcom comprando los tres al comerciante.

Mientras Harriet tuvo que permanecer oculta, Sawyer llevó a John consigo en un viaje al norte. John ganó su libertad abandonando a Sawyer a Nueva York, donde la esclavitud ya había sido abolida. Poco después, Sawyer envió a su hija Louisa Matilda a vivir con parientes en Nueva York, habiendo buscado y obtenido la aprobación de Jacobs para esto a través de la mediación de la abuela.

LibertadEditar

 
Amy Post

En 1842, finalmente consiguió marcharse en un bote a Filadelfia, Pensilvania, y después a la ciudad de Nueva York. Aunque no tenía referencias, Mary Stace Willis, la esposa del entonces famoso escritor Nathaniel Parker Willis, acordó contratar a Jacobs como niñera de su recién nacida hija Imogen. Las dos mujeres acordaron un período de prueba de una semana, sin sospechar que la relación entre las dos familias duraría 75 años, hasta la muerte de Louisa Matilda Jacobs en la casa de Edith Willis Grinnell, la hija de Nathaniel Willis y su segunda esposa, en 1917.

Su trabajo con la familia Willis terminó abruptamente en octubre de 1843 cuando su paradero fue revelado a Norcom. Huyó a Boston, Massachusetts, con Louisa, donde se reunió con su hermano John y su hijo Joseph, a quien su bisabuela había enviado a Boston, aparentemente con el permiso de Sawyer. John la puso en contacto con el movimiento abolicionista alrededor de William Lloyd Garrison. En 1849 residió en la casa de Isaac y Amy Post en Rochester, Nueva York, donde también conoció al famoso líder negro Frederick Douglass. Tanto Douglass como los Posts no solo eran abolicionistas, sino también partidarios del sufragio femenino.

En 1850, Jacobs visitó Willis en Nueva York para ver a la pequeña Imogen. La segunda esposa de Willis, Cornelia Grinnell Willis, convenció a Jacobs para que volviera a trabajar como su niñera. La hija de Norcom, que todavía era propietaria de Harriet Jacobs según la ley de los Estados Unidos, llegó a Nueva York en 1852 para forzar a Jacobs a volver a la esclavitud. Cornelia Willis proporcionó refugio a Jacobs con sus parientes en Massachusetts. Aunque Jacobs se negó expresamente a comprar su libertad, Cornelia Willis pagó $ 300 por su liberación. En su autobiografía, Jacobs describe sus sentimientos encontrados: amargura al pensar que "un ser humano ha sido vendido en la ciudad libre de Nueva York", felicidad al pensar que su libertad estaba asegurada, y "amor" y "gratitud" por Cornelia Willis.[2]

Publicación de su autobiografíaEditar

 
Imagen de portada de la edición en inglés no autorizada de 1862: Un cazador de esclavos viene a casa de la abuela. Jacobs está escondida en el ático.
 
Dibujo de la residencia de Willis en la imagen de portada de su libro "Out-doors at Idlewild" (1855)

Durante su enstancia en Rochester, Jacobs había ganado suficiente confianza en Amy Post para poder contarle su historia. Posteriormente, Post describió lo difícil que fue para Jacobs relatar sus experiencias porque estaba sufriendo de nuevo el dolor mientras contaba. A finales de 1852 o principios de 1853, Amy Post sugirió que su amiga publicara su historia. Su hermano la había instado hacía mucho tiempo a hacerlo, y ella misma se sentía obligada a contribuir a la abolición de la esclavitud y así salvar a otros de un destino similar. Pero Jacobs había violado la moral generalmente aceptada, incluso por ella misma, al entablar una relación ilegítima con Sawyer. A pesar del trauma y la vergüenza que sentía, Jacobs finalmente decidió aceptar la sugerencia de Post. Su carta a Post, que describe esta lucha consigo misma, se ha conservado.

Primero pidió a Harriet Beecher Stowe, célebre autora de La cabaña del tío Tom, que le ayudase a escribir la obra, pero la actitud condescendiente de esta autora le hizo cambiar de idea. Así pues, redactó un manuscrito cambiando nombres de lugar y de persona. Durante el día, desempeñaba su trabajo exigente de niñera en Idlewild, la residencia de la familia Willis a orillas del río Hudson. Por la noche escribía su libro. N.P.Willis siendo casi olvidado hoy,[3]​ Yellin comenta sobre la ironía de la situación: "Idlewild había sido concebido como el retiro de un escritor famoso, pero su dueño nunca imaginó que sería la niñera quien crearía un clásico estadounidense allí".[4]

El manuscrito fue pasado a limpio por su hija, quien corrigió la ortografía y la puntuación. Harriet encontró muy complicado vender su manuscrito o publicarlo, aunque lo intentó durante dos años. Finalmente, en 1860, Thayer and Eldridge, una editorial de Boston, acordó publicar el libro su condición que la destacada autora blanca Lydia Maria Child lo prestara una presentación. Thayer and Eldridge quebró antes de que el libro se llegara a imprimir; se las arregló, sin embargo, para que un impresor comprara las planchas y el libro saliera a la luz al fin en 1861 a costa de su autora; al poco se reimprimía en Inglaterra.

La autora se dirigió en primer lugar a una clase media blanca de mujeres cristianas del Norte, a través de su descripción de la esclavitud como destructora de la virtud femenina por medio del abuso y la violación:

No me importa inspirar simpatía por mis sufrimientos, pero deseo de verdad, con la mayor seriedad, despertar en las mujeres del Norte el sentido de responsabilidad ante la condición de dos millones de mujeres del Sur todavía en cautiverio, que sufren lo que yo sufrí, y muchas de ellas aun cosas peores. Quiero añadir mi testimonio al de plumas más capaces para convencer a la gente de los estados libres de lo que es realmente la esclavitud. Sólo mediante la experiencia puede alguien darse cuenta de lo profundo, oscuro y vil que es ese infierno de abominaciones. ¡Quizá caiga la bendición de Dios sobre este imperfecto esfuerzo en nombre de mi gente perseguida! ("Prefacio", p. 14 de la edición española)

Denunció a la religión de los estados sureños como anticristiana y enfatizadora del valor del dinero (if I am going to hell, bury my money with me - "Si voy a irme al Infierno, enterrad mi dinero conmigo", dice un inculto dueño de esclavos). Describe también la oración de otro propietario de esclavos (he boasted the name and standing of a Christian, though Satan never had a truer follower - presumía con el nombre y posición de un cristiano, pero Satanás nunca había tenido a un seguidor más ferviente") Jacobs sostenía que estos hombres no eran la excepción a la regla general. La crueldad de la esclavitud destruía la virtud de una sociedad entera y, además, is a curse to the whites as well as to the blacks - "es una maldición tanto para los blancos como para los negros".

Socorro a los fugitivos y últimos añosEditar

 
Harriet Jacobs con los estudiantes de la Escuela Jacobs en 1864.

Solo unos meses después de la publicación de su libro, en abril de 1861, comenzó la Guerra de Secesión. En 1862, fue a Alexandria, una ciudad del Sur ocupada por el ejército de la Unión, para ayudar a los esclavos fugitivos que se reunieron allí en busca de protección y libertad. Aunque había publicado su libro bajo seudónimo, fue ampliamente conocida como autora en los círculos abolicionistas. Por eso, pudo contar con un cierto apoyo para su obra de socorro. Con la ayuda de su hija, fundó una escuela que se llamaba "Jacobs School" (Escuela Jacobs).

Jacobs vivió los últimos años de su vida en Washington D. C..

Su libro fue redescubierto por el movimiento en pro de los Derechos Civiles durante los años sesenta del siglo XX. Gracias a la exhaustiva investigación realizada por la profesora Jean Fagan Yellin su libro ahora está disponible en una edición crítica (Harvard Universitiy Press, 1987) y hoy se considera junto al del también esclavo fugitivo Frederick Douglass uno de los clásicos del género; en los últimos años ha sido objeto de especial atención y análisis por parte del movimiento feminista.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Cien dólares según el cartel que se ve en la imagen, pero trescientos según la autobiografía: «Incidents in the Life of a Slave Girl. Written by Herself» (en inglés). p. 149. Consultado el 19 de septiembre de 2019. 
  2. Incidents in the Life of a Slave Girl. Written by Herself (en inglés), pp. 300-303, consultado el September 19, 2019  - Correspondiente a las páginas 200-201 de H.Jacobs, Incidents in the Life of a Slave Girl. Ed. J.F.Yellin, Cambridge 2000. Cursiva de la palabra "vendido" ("sold") en la autobiografía.
  3. Baker, Thomas N. (2001). Sentiment and Celebrity: Nathaniel Parker Willis and the Trials of Literary Fame. New York: Oxford University Press. p. 4. ISBN 0-19-512073-6. «when N.P.Willis is mentioned today it is generally as a footnote to some else's story.» 
  4. Jean Fagan Yellin (2004). Harriet Jacobs: A Life. New York. p. 126. «Idlewild had been conceived as a famous writer's retreat, but its owner never imagined that it was his children's nurse who would create an American classic there». 

BibliografíaEditar

  • Traducción del artículo original en inglés.
  • Harriet Jacobs, Memorias de una esclava. Traducción de María José Bacallado. Barcelona: Grijalbo-Mondadori,1992.
  • Harriet Jacobs: Incidents in the Life of a Slave Girl: Written by Herself. Boston: For the Author, 1861. Cambridge: Harvard University Press 1987–2000. ISBN 978-0-6740-0271-5.
  • Shockley, Ann Allen, Afro-American Women Writers 1746-1933: An Anthology and Critical Guide, New Haven, Connecticut: Meridian Books, 1989. ISBN 0-452-00981-2
  • Jean Fagan Yellin: Harriet Jacobs: A Life. Cambridge, Massachusetts: Basic Civitas Books, 2004. ISBN 0-465-09288-8.
  • Jean Fagan Yellin (Hg.): The Harriet Jacobs Family Papers. The University of North Carolina Press, 2008. ISBN 978-0-8078-3131-1.

Enlaces externosEditar