Hay que educar a Niní

película dirigida por Luis César Amadori

Hay que educar a Niní es una película argentina dirigida por Luis César Amadori y protagonizada por Niní Marshall, se estrenó el 17 de julio de 1940 en el cine Monumental.[1]

Sin groserías y sin falsos recursos para provocar la risa, Niní Marshall crea una de las mejores comedias que ha dado el cine argentino. Sin recrear ninguno de sus populares personajes, se interpreta a sí misma venciendo su natural timidez.

SinopsisEditar

Niní es una actriz desempleada contratada por dos abogados para hacerse pasar por la hija de un hombre adinerado al cual intentarán chantajear haciéndole creer que la chica es el fruto de un amorío del pasado.[2]

CríticaEditar

Diferentes especialistas de cine han opinado sobre la película: El sitio web especializado Cinedor la considera una de las mejores comedias del cine argentino en donde su principal estrella (Marshall) no interpreta a ninguno de sus personajes sino actuá como sí misma dominando su natural timidez.[3]

Por su parte la crítica de cine Lucía Rodríguez Riva la señala como el primer producto de la dupla Marshall-Amadori en el cine. La crítica menciona el hecho de que aquí como en otras tres películas el personaje principal se llama Nini y se caracteriza por las constantes mentiras siempre hechas de forma piadosa.[4]

RepartoEditar

Otra información de la películaEditar

Con una duración de 1:30:02, está filmada en Blanco y Negro, la banda de sonido es monoaural, y la calificación es en Argentina: ATP.[5]

ReferenciasEditar

  1. «“Hay que educar a Niní” , en el auditorio». Argentores. Consultado el 20 de junio de 2020. 
  2. Kelly Hopfenblatt, Alejandro. «LA AUTORREFLEXIÓN EN LA COMEDIA CLÁSICA ARGENTINA». uma.es. 
  3. «Hay que educar a Niní». Vertigocine.com. 24 de enero de 2019. Consultado el 20 de junio de 2020. 
  4. Rodríguez Riva, 2014, p. 87.
  5. Hay que educar a Niní. Argentina Sono Film. 1940. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar