Hipias de Élide

Hipias de Élide (c. 460 a.C. - c. 400 a.C.)[1]​ fue un sofista griego de las primeras generaciones, joven contemporáneo de Protágoras y Sócrates. Aparece en dos diálogos de Platón (Hipias menor[2]​ e Hipias mayor[3]​), además de en una breve intervención en el diálogo Protágoras.[4]​ Como geómetra, se le atribuye el descubrimiento de la cuadratriz, empleada para buscar la solución a dos de los tres problemas clásicos de la geometría griega, la trisección del ángulo y la cuadratura del círculo (el otro es la duplicación de un cubo).

Hipias de Élide
Información personal
Nombre en griego antiguo Ἱππίας ὁ Ἠλεῖος Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 443 a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Elis (Grecia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 399 a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Elis (Grecia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Hijos Afareo de Atenas Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Filósofo, matemático y astrónomo Ver y modificar los datos en Wikidata
Área Geometría y filosofía Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimiento Sofismo y Filosofía presocrática Ver y modificar los datos en Wikidata

Creador de los sistemas mnemotécnicos, por lo tanto, se decía que era poseedor de una gran memoria.[5][1]

BiografíaEditar

Nació en la ciudad de Elis, capital de la Élide, hijo de Diopites.[6]​ Fue un hombre de carácter agrio, gran versatilidad y descomunal memoria, sobre la que investigó creando varios sistemas mnemotécnicos.[5]​ Se ganó el respeto de sus ciudadanos-discípulos de tal modo que fue enviado a varias ciudades dorias, y sobre todo a Esparta y Sicilia, a importantes embajadas. En Atenas conoció a Sócrates y otros grandes pensadores. Jenofonte[7]​ le llama un hombre de gran polimatia (saber enciclopédico). Con la seguridad característica de los últimos sofistas, se atribuía a sí mismo autoridad en todos los temas, participando en foros públicos con éxito económico sobre filosofía, poesía, gramática, historia, política, arqueología, matemáticas, geometría y astronomía.[8]

Se jactaba de ser más popular que Protágoras, y estaba preparado en cualquier momento para dar respuesta a las preguntas de cualquiera de las personas concentradas en la asamblea de Olimpia.[9]​ De esta habilidad no hay duda alguna, pero es igualmente cierto que era superficial. Su talento no era ofrecer conocimientos, sino dar a sus alumnos las armas de la argumentación, para hacerlas fértiles en la discusión sobre cualquier tipo de temas. Se dice que presumía de no vestir nada que no hubiese hecho con sus propias manos, incluido el anillo y otros complementos (Hip. Men. 368b-d), o sea se ser autarkes, de bastarse a sí mismo y ser autosuficiente, testimonio recogido por el Suda (A 1, DK).[10]

Dos diálogos de Platón, el Hipias mayor y el Hipias menor, contienen una exposición de sus métodos, sin duda exagerados para propósitos de argumentación, pero escritos con pleno conocimiento del tipo de persona que era. Según estos diálogos, Hipias era un personaje algo ampuloso, áspero y con poco sentido del humor. Disfrutaba con los halagos que -irónicamente- le dedica Sócrates, y aparece como un hombre con el que sería difícil enfadarse (W.K.C. Guthrie).[11]Friedrich Ast niega la autenticidad de los diálogos, pero debieron ser escritos por un autor contemporáneo, dado que aparecen mencionados en la literatura del siglo IV a. C. Aristóteles cita el Hipias Menor en Metafísica 1025a6, pero sin mencionar su autoría. Indudablemente, ambos diálogos representan la actitud de los pensadores serios frente a la creciente influencia de los sofistas profesionales.

ObraEditar

Sin embargo, no hay duda alguna que Hipias hizo un servicio real a la literatura griega (y a sin dudar a toda la literatura, en general) al insistir en el significado de las palabras, el valor del ritmo y del estilo literario. Está acreditado con un excelente trabajo sobre Homero, colecciones de literatura griega y extranjera, y tratados arqueológicos, pero nada se ha conservado excepto unas notas mínimas. Él forma parte del enlace que conecta los primeros grandes sofistas, Protágoras y Pródico de Ceos, y los innumerables erísticos que hicieron caer su prestigio.

Aceptó la distinción entre physis y nomos propia de la sofística, y defendió a la naturaleza frente a los nomoi.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b O'Connor, John J.; Robertson, Edmund F., «Hipias de Élide» (en inglés), MacTutor History of Mathematics archive, Universidad de Saint Andrews, http://www-history.mcs.st-andrews.ac.uk/Biographies/Hipias+de+%C3%89lide.html .
  2. Platón (2020). Hipias menor. Greenbooks editore. ISBN 9788832957556. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  3. Platón (2020). Hipias mayor. Greenbooks editore. ISBN 9788832957532. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  4. Protágoras. Grupo Helicón. pp. 189 de 239. ISBN 9788485422036. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  5. a b Ignacio Gómez de Liaño (2000). Filósofos griegos, videntes judíos. Siruela. pp. 52 de 379. ISBN 9788478445011. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  6. Mauricio Reyes Posada (1973). El pensamiento politico de los Sofistas: (Siglo V a. de C.). Editorial Kelly. p. 160. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  7. Estudio, Volumen 1. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  8. Henry-Irenee Marrou (2004). Historia de la educación en la Antigüedad. Ediciones AKAL. pp. 81 de 548. ISBN 9788476000526. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  9. Nuria Morère Molinero, Antonio Aguilera Martín, Antón Alvar Nuño, Alberto Bernabé, Adolfo J. Domínguez Monedero, Jesús Jiménez Guijarro, Eugenio R. Luján Martínez, Elena Múñiz Grijalvo, Joëlle Napoli, Pablo Orcáriz Gil, Domingo Plácido, Mirella Romero Recio (2009). Viajes en el Mediterráneo antiguo. Editorial Universitaria Ramon Areces. pp. 70 de 216. ISBN 9788480048248. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  10. Ignacio Gómez de Liaño (2000). Filósofos griegos, videntes judíos. Siruela. pp. 37 de 379. ISBN 9788478445011. Consultado el 1 de mayo de 2020. 
  11. Platón (2005). Protágoras. Editorial CSIC - CSIC Press. p. 238. ISBN 9788400083526. Consultado el 1 de mayo de 2020. 

Enlaces externosEditar

  • DIELS, Hermann Alexander: Fragmentos de los presocráticos (Die Fragmente der Vorsokratiker). La primera edición se hizo en 1903 en Berlín, y fue dirigida por el propio Diels. A partir de la 5ª, sustituiría a Diels Walther Kranz.
    • 79: Hippias.