Abrir menú principal

Horacio del Carmen Valenzuela Abarca (n. Santiago, Chile, 5 de abril de 1954) es un obispo chileno que fue obispode la Diócesis de Talca de 1996 a 2018. Anteriormente fue obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago de Chile.

Horacio Valenzuela

Obispo de Talca
12 de diciembre de 1996-28 de junio de 2018
Predecesor Carlos González
Sucesor Sede Vacante

Obispo titular de Gummi in Proconsulari
11 de marzo de 1995-12 de diciembre de 1996
Predecesor Jesús Juárez
Sucesor Juan García Rodríguez

Título Obispo emérito de Talca
Información religiosa
Ordenación sacerdotal 17 de agosto de 1985
Ordenación episcopal 7 de mayo de 1995
Información personal
Nombre Horacio Valenzuela
Nacimiento 5 de abril de 1954 (65 años),
Bandera de Chile Santiago, Chile

BiografíaEditar

Horacio Valenzuela nació en la ciudad de Santiago, el 5 de abril de 1954 en el seno de una familia católica. Luego de haber estudiado por un tiempo Ciencias forestales en la Universidad de Concepción y en la Universidad de Chile, ingresó al Pontificio Seminario Mayor de Santiago.[1]

Fue ordenado sacerdote el 17 de agosto de 1985. Ese mismo año fue nombrado vicario parroquial de Talagante, y entre los años 1988 y 1990 fue párroco de Mallarauco. En 1990 fue nombrado párroco de San Luis Beltrán, en la comuna de Pudahuel, Santiago, y en el año 1993 fue nombrado vicario episcopal de la zona oeste.[1]

El 11 de marzo de 1995 fue nombrado obispo titular de Gummi in Proconsulari y obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago de Chile, por el papa Juan Pablo II. El mismo Juan Pablo II lo nombró obispo de Talca el 12 de diciembre de 1996, sucediendo a Monseñor Carlos González Cruchaga.[1][2]

El 2011, el Vaticano declaró a Fernando Karadima (a quien llamaban "el santo, el santito o mi rey"[3]​), párroco de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, de avenida El Bosque, en el barrio alto de Santiago, culpable de abusar sexualmente de menores, en ocasiones por la fuerza. El 28 de septiembre de 2018, el papa Francisco lo despojó de su condición de sacerdote[4]​. Valenzuela fue formado por Fernando Karadima y luego de ordenado, permaneció siendo parte de su círculo de hierro y en ésta calidad, negó cada uno de los abusos cuando las víctimas de Karadima hicieron pública su denuncia. Junto con Juan Barros, Tomislav Koljatic y Andrés Arteaga, fue acusado de encubrir los abusos del ex párroco de El Bosque[5]​. El Vaticano reconoció la veracidad de los intentos de ocultar los crímenes de Karadima y en Junio del 2018, es obligado a dejar su cargo de obispo de Talca. Hoy se desconoce su actividad.

"Horacio Valenzuela sostuvo: «Siempre vi que saludaba de beso en la mejilla, nunca vi tocaciones en los genitales, a lo más una palmada en las nalgas. Nunca sufrí los besos cuneteados(…). Respecto de la forma en cómo ejercía la dirección espiritual hay que considerar el carácter fuerte del padre Fernando lo que lo llevaba a corregir severamente con el fin de educar: mi experiencia es que esto no fue para ejercer presiones, control y manipulación indebidas. A mí me corrigió hartas veces y lo agradezco. Todos éramos personas adultas y si alguno se sintió incómodo podía alejarse(…). De haber visto lo que se señala no habría llevado a mis sobrinos que son mi “regalía máxima”»."[6]

ReferenciasEditar

  1. a b c «Monseñor Horacio Valenzuela Abarca». Conferencia Episcopal de Chile. Consultado el 2 de abril de 2011. 
  2. Cheney, David M. «Bishop Horacio del Carmen Valenzuela Abarca» (en inglés). Catholic Hierarchy. Consultado el 2 de abril de 2011. 
  3. Guzmán, Juan (2011). Los secretos del imperio de Karadima. Catalonia. 
  4. «Chile: "Cómo escapé de Fernando Karadima, el cura que abusó de mí durante décadas"». 
  5. «Papa Francisco aceptó renuncia de los obispos Alejandro Goic y Horacio Valenzuela». 
  6. «el-rol-de-los-obispos-en-el-encubrimiento-de-los-abusos-en-la-parroquia-de-el-bosque/». 


Predecesor:
Mons. Carlos González
Obispo de Talca
1996 - 2018
Sucesor:
Sede Vacante
Predecesor:
Mons. Jesús Juárez
Obispo titular de Gummi in Proconsulari
1995 - 1996
Sucesor:
Mons. Juan García Rodríguez