Hormiga Negra

Guillermo Hoyo,[1]​ más conocido como «Hormiga Negra» (ca. 1837-San Nicolás, 1 de enero de 1918) fue un gaucho argentino, procedente de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, quien fue inspiración en la literatura argentina para la novela que lleva su apodo del autor Eduardo Gutiérrez.

Guillermo Hoyos en 1912.

Datos biográficosEditar

Nacido en 1837, hijo de Leonardo Hoyos y Rosa Sejas, "Hormiga Negra" fue conocido por representar al típico gaucho bravo o pendenciero, figura común de la época que frecuentaba un antiguo y famoso boliche de campo, "La Bola de Oro". Su apodo fue heredado de su padre, quien era de baja estatura y rubio pero que "cuando sacaba el facón", lo hacía "picar pior que hormiga". Gutiérrez, en su obra lo retrata de la siguiente manera:

"... es un ser pequeño, delgado, de nariz aguda y de mirada más aguda aún."

Formó parte del combate armado en las batallas históricas de Cepeda y Pavón, y su figura formó parte de varias historias con características peculiares, lo que dio el empuje necesario para inspirar al autor Eduardo Gutiérrez.

NovelaEditar

La novela "Hormiga Negra" del autor argentino Eduardo Gutiérrez cuenta las aventuras y correrías del gaucho de las pampas bonaerenses en 23 capítulos, a modo casi biográfico. El libro comienza presentando al personaje principal cumpliendo su condena en la cárcel y se desarrolla en torno a la vida del mismo, con aventuras que tocan de cerca episodios de la historia argentina, convirtiéndose en un relato prácticamente de tintes históricos.

EncarcelamientoEditar

Hoyo resultó acusado y condenado a ocho años de prisión por asesinato de la almacenera Lina Penza de Marzo,[2]​ cometido el 14 de septiembre de 1902. El juez que dictó la sentencia fue Ramón S. Castillo, quien varios años después sería Presidente de la Nación (1942-1943), en ese entonces titular del juzgado del Crimen N.º 1 de San Nicolás. Años después, Martín Díaz, el verdadero asesino,[3]​ arrestado por otro crimen, confesó haber cometido el asesinato de Penza, poniendo en evidencia el error judicial, razón por la cual Hoyo fue liberado.[4]

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • "Crónica de San Nicolás de los Arroyos (1608-1988)", Gregorio Santiago Chervo. San Nicolás, Ediciones del Museo y Archivo Histórico Municipal "Primer Combate Naval Argentino", 1988.

Enlaces externosEditar