Humilladero (lugar)

tipo de lugar devoto

Un humilladero es un término genérico que, según el Diccionario de la Real Academia Española en su edición de 1826, serviría para hacer referencia a un «lugar devoto que suele haber a las entradas o salidas de los pueblos con alguna cruz o imagen. Ædicula sacra suburbana».[1]​ Dependiendo del lugar donde se levante el humilladero o del autor que lo defina, el término puede describir una tipología u otra de estructura, confluyendo bajo la denominación de «humilladero», o relacionándose con ella, elementos como pequeñas ermitas, pilares de piedra, cruces de término, pairones (o peirones), esconjuraderas, cruceros o incluso picotas.[2]​ En Cantabria, los humilladeros reciben el nombre de «santucos» y suelen incluir una pequeña edificación en torno a la característica cruz.[3][4]

Términos relacionados

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Muchos humilladeros se transformaron en ermitas mediante el cierre de sus muros.[2]

ReferenciasEditar

  1. Vicente González Arnao, ed. (1826). «Humilladero». Diccionario de la Real Academia Española II. París: Librería de Parmantier. p. 786. 
  2. a b González Monge, María del Carmen (1990). «Los humilladeros de la provincia de Zaragoza». Narria: Estudios de artes y costumbres populares (51-52): 3-8. ISSN 0210-9441. 
  3. Sánchez Trujillano, María Teresa; Gómez Martínez, José Ramón (1978). «Los santucos montañeses». Narria: Estudios de artes y costumbres populares (12): 33-35. ISSN 0210-9441. 
  4. Sánchez Trujillano, María Teresa (1976). «Humilladeros de La Montaña. Los “Santucos de las Ánimas”». Publicaciones del Instituto de Etnografía y Folklore Hoyos Sainz (VIII): 259-276. ISSN 0210-7805.