En películas, telefilmes, vídeos y obras audiovisuales en general, se utilizan los términos imagen real, imágenes reales,[1]acción real o acción en vivo para referirse a obras en las que la imagen ha sido obtenida mediante la filmación directa de actores o elementos reales, es decir recurriendo al rodaje tradicional en estudio o en exteriores, a diferencia de la animación, que es una técnica o conjunto de técnicas en las que el metraje se obtiene mediante la animación de dibujos, la animación en volumen de modelos o marionetas, la animación por computadora de gráficos informáticos etc.

Para designar obras audiovisuales en imagen real algunos hispanohablantes recurren al anglicismo live action, pero éste no es propio del español. Otros anglicismos tienen un uso perfectamente integrado en la lengua española pero no es el caso de live action y su uso no está admitido por las academias de la lengua.

El término «imagen real» (o «imágenes reales») se emplea especialmente para las adaptaciones con actores reales de películas o series que originalmente eran de animación. Ejemplos claros de películas que es necesario o útil calificar como películas en imagen real son, por ejemplo, las siguientes:

Asimismo, también sucede que de una obra audiovisual se mencione su propiedad de estar realizada en imágenes reales a partir del momento en que se la adapta a una o más versiones animadas. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • La serie de dibujos animados Lassie's Rescue Rangers (1973-1975) es la adaptación animada del personaje canino que protagonizó la serie de televisión en imagen real Lassie (1954).
  • La serie de anime Lassie (1996) es otra adaptación animada de Lassie.
  • La serie de dibujos animados Los cazafantasmas (1986-1988) es una adaptación animada de la película en imagen real Los cazafantasmas (1984).

También se habla de imagen real, en el mundo de la animación, para distinguir a personajes reales integrados en el metraje de una película en la que también hay personajes o elementos animados, como en la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, donde actores reales (como Bob Hoskins) comparten ciertos planos con personajes animados (como Roger Rabbit, entre muchos otros). En la mayor parte del metraje de la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit? los personajes dibujados y animados fueron insertados en decorados y exteriores reales en los que previamente habían sido rodados actores reales. Sin embargo, hacia el final de la película, se recurre a un efecto contrario, y son los actores reales (concretamente Christopher Lloyd en el papel del juez Doom y Bob Hoskins en el papel de Eddie Valiant) quienes son rodados en estudio y más tarde insertados en un entorno completamente dibujado y animado. Esta inserción en un entorno animado de elementos de imagen real (o lo contrario, la inserción de uno o más elementos animados en un entorno real filmado con anterioridad) puede ser habitual tanto en películas que recurren a efectos especiales de manera fotorrealista como a películas que presentan al espectador personajes o elementos no realistas. Por ejemplo, los dinosaurios de las películas de la franquicia Parque Jurásico son creados mediante animación fotorrealista por computadora y más tarde insertados en decorados ya sea reales ya sea también obtenidos mediante animación computerizada. En cambio, películas como Bedknobs and Broomsticks (1971) o The Pagemaster (1994) presentan al espectador elementos y personajes de animación mezclados a entornos reales o personajes obtenidos mediante rodaje pero en un estilo deliberadamente no realista, como los dibujos animados de Bedknobs and Broomsticks o la versión animada del actor Macaulay Culkin, convertido en un dibujo animado en The Pagemaster. En el ejemplo de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? es también el estilo de dibujo animado (animación no fotorrealista) al que se recurre, y en particular toda la película es un homenaje al estilo cartoon de los dibujos animados de la primera mitad del siglo XX.

Índice

HistoriaEditar

Una de las primeras incorporaciones de la imagen real o acción en vivo en el mundo de la animación la llevó a cabo Walt Disney en 1923, con los episodios de Alice's Wonderland, donde se mezcló la actuación de actores y actrices reales con el mundo animado correspondiente a Wonderland. Esto supuso uno de los primeros triunfos de Disney, y se llegaron a crear 50 episodios más después del primero, que había sido revolucionario para la industria de la animación.

También, durante al popularidad de las películas mudas de los años 20 y 30, los populares dibujos animados de Max Fleischer incluían episodios donde el protagonista (Koko the Clown, 1924) interactuaba con la realidad, por ejemplo haciendo un torneo de boxeo con un gato real.

Además, muchas películas anteriores combinaban la acción en vivo con animaciones de stop motion utilizando la retroproyección, como Willis O'Brien y Ray Harryhausen en los Estados Unidos o Aleksander Ptushko, Karel Zeman y más recientemente Jan Svankmajer en el este de Europa. El primer largometraje donde se aplicó esto fue El mundo perdido de 1925, seguidamente, en 1935 se hizo la película The New Gulliver, donde el único personaje el cual no era animado era el mismo Gulliver.

Y cuando se incorporó el sonido en el cine, los dibujos animados de la Warner Bros You Ought to Be in Pictures, dirigidos por Friz Freleng, fueron los predecesores del Rogger Rabbit, que fue estrenada en 1940. La secuencia animada de 1945 de la película Anchors Aweight, donde Gene Kelly baila con el ratoncito animado Jerry, es una de las escenas más famosas del actor.

En 1970, Chuck Jones también aplicaría la acción en vivo mezclando el mundo animado con el mundo real en la película The Phantom Tollbooth.

Walt Disney, en el año 1971, vuelve a utilizar la imagen real en la comedia musical Bedknobs and broomsticks, protagonizada por Angela Lansbury, que recordaría a la historia de Mary Poppins y que introduciría elementos animados para simular los efectos mágicos en un mundo aparentemente real.

Una de las películas de acción en vivo modernas más famosas es la de Scooby Doo, de 2002, que introduce un perro, Scooby, como un personaje animado rodeado de humanos interpretados por actores y actrices reales.

Actualmente, la acción en vivo ha evolucionado considerablemente, contribuyendo en películas espectaculares en relación a los efectos especiales, como la película de ciencia ficción The Congress Official de 2014, protagonizada por la actriz Robin Wright, en la que se hace un uso muy efectivo de la animación 2D.

Desarrollo del Live - Action de DisneyEditar

Durante décadas, Walt Disney Animation Studios ha experimentado con la técnica del live-action, donde mezcla elementos reales con personajes animados, en muchas películas. Estas se consideran las primeras en aplicar este mecanismo.

A Los Tres Caballeros (1945),[2]​ aparecen escenas donde el Pato Donald baila con diferentes bailarines Latinoamericanos. Además, de la escena donde Aurora Miranda (hermana de Carmen Miranda), le da un beso a Donald.

En 1946, la producción Song of the South, se puede ver al Tío Remus cantando "Zip-a-Dee-Doo-Dah" en un campo animado y donde se cuentan historias del conejo Brer con secuencias animadas. También se le puede ver en Dear to My Heart (1949).

La película Mary Poppins de 1964 es una de las mejores películas conocidas que han utilizado Live-action. En ella se puede ver como Dick Van Dyke y Julie Andrews, como muchos otros actores, viajan en un país donde los espacios y los personajes son dibujos animados. Una de las escenas más conocidas es el número improvisado de Van Dyke, cuando el personaje baila con unos pingüinos mientras Andrews los mira sonriendo.

Otra película es Bedknobs and Broomsticks (1971)[3]​ donde se utiliza Live-action y secuencias animadas donde Angela Lansbury y David Tomlinson bailan juntos en una underwater nightclub, cuando Tomlinson tiene que soportar la peor parte de la agresividad y el antropomorfismo de los jugadores de soccer, que son animales, durante el último cuarto.

Inspirado con la película sueca Dunderklumpen! (1974), Walt Disney experimenta con la película Pete's Dragon (1977) y hace todo lo contrario de sus predecesores, volviendo a ubicar el dragón animado, Elliot, en un entorno de acción en vivo. La película fue bien recibida por los críticos y es considerada una de las producciones más experimentales con el género animado y del Live-action de Disney.[2]

Who framed Roger Rabbit (1988) de Disney y Amblin Entertainment rompe con la manera de hacer live-action anterior generando imágenes por los ordenadores avanzados, que hacen que las imágenes y los retratos sean más reales, con la interacción de los personajes animados y los actores reales . Los momentos más memorables incluyen el dúo de piano entre el Pato Donald y su rival de los Looney Tunes, el Pato Lucas, la entrada del conejo Jessica, Bugs Bunny y Mickey Mouse en la misma escena y Bob Hoskins esposado al personaje del título.

Durante la época del Renacimiento de Disney (a partir del filme La Sirenita en 1989 y toda la década de los 90) nos encontramos con una ausencia de los live-action. No es hasta la actualidad, llegado el siglo XXI donde volvemos a encontrar este tipo de películas. No obstante, no son películas concebidas como filmes reales desde su inicio, sino que son versiones en live-action de películas de animación de la propia Diney que han tenido más éxito. Es por eso que recientemente se han producido live-actions de películas como 101 Dálmatas, Alicia en el País de las Maravillas, El libro de la Selva y Cenicienta. También ha experiementado en la creación live-action dela historia de la protagonista malvada del filme de animación La Bella Durmiente, produciendo la película Maléfica.

En 2017 Disney ha creado uno de los live-actions con más éxito hasta la actualidad: La Bella y la Bestia. Con Emma Watson como protagonista femenina y recogiendo las canciones originales, la película estrenada el 17 de marzo fue uno de los éxitos de taquilla de la temporada.

Podríamos afirmar que la trayectoria de Disney se enfoca hacia este tipo de remakes, ya que está programado para 2019 la creación de la película Dumbo, dirigida por Tim Burton, y también en un futuro más incierto, el mismo tipo de producción para Mulan, Aladdin y El Rey León. Esta estrategia por parte de la productora tiene como objetivo captar a un público nuevo y, a su vez, hacer revivir a los adultos sus películas de infancia, captando un target más amplio.

Las adaptaciones live-action de los mangas y animesEditar

Por norma general, las adaptaciones a imagen real de mangas y animes se suelen rodar con rapideza para aprovechar la popularidad de la fuente de origeny se prioriza esta rapideza a la calidad del filme. Esto no quita que no haya algunos live-actions que sean excelentes a pesar de no seguir de forma cien por cien fiel la trama del manga o del anime.

Osamu Tezuya, el padre del manga, ya creo una adaptación a imagen real de Astro Boy, su manga, que fue emitida en 1959. El propio Tezuya se arrepintió de haberlo creado. Koushun Tamaki escribió la novela Battle Royale, que se adaptó a un filme real con el mismo título. Del mismo modo, podemos encontrar la adaptación del manga Gantz, de Oku Hiroya o la del manga Rurouni Kenshin escrito e ilustrado por Nobuhiro Watsuki.

Una de las adaptaciones de este tipo que ha causado más controversia recentemente ha sido el live-action del manga y anime Death Note, producida por Netflix. En este 2017 también se han producido los live-actions de los mangas y animes Ghost in the Shell, Fullmetal Alchemist y Gintama, y se ha anunciado la futura creación de la película en imagen real de Saint Seiya.

Son muchos los animes y mangas que se han pasado a su versión en live-action, y por el auge que están teniendo este tipo de producciones, lo más posible es que en un futuro aumenten.

El crecimiento continuo de las películas de live-actionEditar

El director de cine y animador Ralph Bakshi combinó el live-action con l animación tradicional en 1973 en Heavy Traffic, Coonskin (1975), conocido en otros países como "Street fight", y Cool World (1992) menos recibida a causa del carácter de la historia. Además, en 1978 adaptó el clásico de J.R.R.Tolkien El señor de los anillos donde utilizó la estrategia de combinar la animación tradicional con el retoscopio de escenas de acción en vivo. Esto generó que algunas de las escenas presentasen un aspecto tridimensional, aspecto que era del todo único en comparación con otras películas anteriores de animación.

Con el éxito tecnológico y comercial que tuvieron Who Framed Roger Rabbit y Space Jam, un gran número de pleículas animadas y de live-action fueron seguidas por otros estudios, incluidos Cool World y Looney Tunes: Back in Action, aunque ninguna de ellas tuvo el mismo éxito que las primeras.

En 2014 en Los guardianes de la Galaxia, se comprometieron a realizar la captura en movimiento de Thanos, pero al final no apareció. Así pues, en 2015 se cree que volvió a llevar a cabo de nuevo la captura de movimiento para aparecer como Thanos en Avengers:Age of Ultron en una escena post-créditos.

La combinación de live-action i la animación es un aspecto muy común en los anuncios de televisión y en los programas de entretenimiento, especialmente en aquellos que promocionan productos para niños.

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

  1. Ejemplos de la utilización del término en medios en español: «Sangatsu no Lion’ tendrá adaptación a anime y película de imagen real». deculture. «Death Note tendrá una película de imagen real». alfabetajuega. «12 películas clásicas Disney en imagen real». ecartelera. 
  2. a b «WORST 5. Pete's Dragon (1977) - 5 Best -- and 5 Worst -- Live-Action/Animation Hybrid Movies - EW.com». Entertainment Weekly's EW.com. Consultado el 15 de diciembre de 2016. 
  3. «The 10 Best Films That Combine Live Action With Animation». PopMatters. Consultado el 15 de diciembre de 2016. 

Enlaces externosEditar