Abrir menú principal

Issei Sagawa (佐川一政 Sagawa Issei?, nacido el 26 de abril de 1949) es un criminal japonés culpable de asesinato y canibalismo cometido contra Renée Hartevelt.

Issei Sagawa
Información personal
Nombre en japonés 佐川一政 Ver y modificar los datos en Wikidata
Apodo un Kpo Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 26 de abril de 1949 (70 años)
Kōbe, Prefectura de Hyōgo,
Bandera de Japón Japón
Residencia Tokio Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Japonesa Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Akira Sagawa Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Pintor, escritor
Información criminal
Cargo(s) criminal(es) Homicidio
Condena Prisión
Situación penal En libertad

Índice

Antes del asesinatoEditar

Issei Sagawa nació en Kōbe, Prefectura de Hyōgo, Japón y durante sus años escolares fue un estudiante destacado.[1]​ Estaba obsesionado con las mujeres occidentales, mientras estudiaba literatura en inglés en la Universidad de París, se sintió atraído por una alumna de nacionalidad holandesa.

Su crimenEditar

Issei Sagawa estuvo un tiempo recluido en prisión en Francia por el homicidio de la estudiante holandesa Renée Hartevelt, quien estudiaba en La Sorbona en París. El 11 de junio de 1981, Sagawa estaba estudiando literatura de vanguardismo. Invitó a la mujer a cenar en su casa con la pretensión de conversar sobre literatura. Después de la llegada de la estudiante y de que ella rechazase sus proposiciones, él le disparó por la espalda en la nuca con un rifle del calibre 22. que había comprado con el propósito de llevar a cabo su plan caníbal. Ella había sido elegida debido a que el asesino la consideraba "hermosa y saludable", todo lo opuesto a lo que él era, ya que ella lo consideraba "débil, feo e insignificante" y deseaba "absorber su energía". Él atribuye esta tendencia caníbal a un sueño de su infancia donde veía a su padre y su madre servir a su hermano menor como comida en una olla.

Después de dispararle, procedió a desmembrar el cuerpo para poder ingerirlo. Comenzó por los glúteos de Renée. En entrevistas posteriores, Sagawa dijo que se sorprendió al observar que la grasa humana tenía un color semejante al maíz. Durante los dos días siguientes, continuó comiendo varias partes del cadáver y describió la carne humana como "suave y sin olor", como el atún. Después de ese tiempo, metió los restos del cadáver en dos maletas viejas y, en su intento de deshacerse de los restos en el Bosque de Boulogne, un parque a las afueras de París, fue detenido por la policía francesa.

Tras un análisis psicológico fue declarado demente e idiota y juzgado como tal, por lo que fue recluido en el hospital psiquiátrico Paul Guiraud de París. «Desde hacía tiempo tenía ganas de comérmela», llegó a decir al magistrado que lo juzgó.[2]​ Pasados unos meses, Issei contrajo una enfermedad, que no era más que una inflamación intestinal y que fue diagnosticada erróneamente por los médicos como una encefalitis avanzada. El veredicto del equipo médico le vaticinó unas pocas semanas de vida. El padre de Issei, hombre poderoso y con muchas influencias, consiguió que el caníbal moribundo fuera trasladado a Tokio, donde fue recluido en una institución psiquiátrica de la cual salió en poco tiempo pues el psiquiátrico era solo una excusa para poder hacer que Issei pudiera escapar de las leyes francesas y no acabar en las cárceles de Francia. El gobierno francés no se opuso al traslado, pues al fin y al cabo, quedándole pocas semanas de vida, lo veían como un simple adelanto del trayecto.

De modo que Issei fue trasladado al hospital Matsuzawa de Tokio. Y, como era de esperar, no murió. Vive como una persona normal y, actualmente, necesita una silla de ruedas, aunque su hermano cuida de él.[3]​ El asesino caníbal confeso no tiene ninguna causa pendiente en Japón y en Francia se retiraron todas las causas contra él, debido a que su padre engaño al gobierno francés diciendo que su hijo acabaría en un hospital psiquiátrico, cosa que al final no paso.[4]

Después de su liberaciónEditar

Actualmente Sagawa vive en Yokohama como una persona normal y, a veces, aparece como comentarista invitado en programas del medio del espectáculo. También escribe revisiones para restaurantes y en 1992 apareció en la película de Hisayasu Satō llamada Uwakizuma: Chijokuzeme como voyeurista sadosexual. Él admite que todavía tiene fantasías caníbales pero que ya no desea llevarlas a cabo con mujeres occidentales. Sin embargo, su preferencia sexual es hacia las mujeres asiáticas, las cuales considera más atractivas.

Además de los libros escritos referentes al homicidio perpetrado, Sagawa escribió el libro de comentarios Shonen A en 1997 sobre el asesino en serie de niños en Kōbe de 1997, cuando un niño de 14 años llamado Sakakibara Seito y apodado "Shōnen A" ("Muchacho A") asesinó y decapitó a otro niño.

Su historia inspiró en 1981 la canción de The Stranglers llamada "La Folie", en 1983 a los Rolling Stones con el tema "Too Much Blood"y en 2004 a la banda de Brutal death metal estadounidense Cannibal Corpse en su pista "Decency Defied".

En 2016 la dramaturga y directora española Angélica Liddell estrena su obra "¿Qué haré yo con esta espada?" inspirada en el crimen de Sawaga y en el atentado yihadista de la sala Bataclán.

En 2017 se produjo el documental «Caniba», dirigido por Lucien Castaing-Taylor y Verena Paravel, que narra la historia del caníbal Issei Sagawa.[5][6]

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar