Abrir menú principal

Jerónimo de Florencia

Jesuita español del siglo XVII, confesor de Felipe IIi e insigne predicador.

Jerónimo de Florencia, SJ (Alcalá de Henares, 1565 – Madrid, 1633) fue un jesuita español que sirvió a los reyes Felipe III y Felipe IV de España en diferentes cargos y que gozó de una cierta influencia política.

BiografíaEditar

En 1579 entra en la Compañía de Jesús. En 1598 comienza a predicar en Alcalá de Henares con mucho éxito y en 1600 es trasladado a la Corte, donde su fama crece hasta que en marzo de 1609 es nombrado predicador de Su Majestad.[1]​ Predicó los dos sermones de las honras públicas de la reina Margarita de Austria en 1611.[2]​ Comienza a tener entonces una influencia creciente en palacio, hasta el punto que Felipe III viendo cercana su muerte lo manda llamar y no separarse de él hasta que expirase.[3]

Posteriormente predicó las honras fúnebres de Felipe III, siendo considerado el sermón predicado en esta ocasión como un manifiesto de lo que luego sería la política del futuro conde-duque de Olivares.[1]​ En 1621, Don Rodrigo Calderón le pide auxilio espiritual para su muerte y este se lo niega, como recoge en una carta Luis de Góngora. En el citado año forma parte de la recién nombrada Junta de Reformación y después de la Junta Grande de Reformación del Reino.[1]​ Fue también confesor de los infantes don Carlos y don Fernando. Predica también en honras como las del conde de Lemos o el duque de Monteleón. También dedica una serie de sermones a la defensa de la Inmaculada Concepción de conformidad con lo encargado por Felipe III en el momento de su muerte. Finalmente, muere en Madrid de perlesía en 1633.[1]

Obras[4]Editar

ReferenciasEditar