Abrir menú principal

Jerome Robbins

bailarín, coreógrafo, director de compañía y maestro de ballet estadounidense
Jerome Robbins hacia 1968

Jerome Robbins (nacido Jerome Rabinowitz; Nueva York, 11 de octubre de 1918-ibídem, 29 de julio de 1998) fue un bailarín, coreógrafo, director de compañía y maestro de ballet estadounidense.

Formado en la danza moderna y las diferentes expresiones del baile popular estadounidense, cosechó grandes éxitos en Broadway con musicales como On the Town y West Side Story. Su afición al ballet le llevó al Ballet Theatre y al New York City Ballet para los que creó piezas seminales como Fancy Free, The Cage o Afternoon of a Faun. Nombrado en 1969 maestro de ballet del New York City Ballet por George Balanchine, su director artístico, contribuyó a crear un repertorio y un estilo que ha sido definido y celebrado como genuinamente estadounidense.[1]​ Tras la muerte de Balanchine en 1983, Robbins fue hasta su dimisión en 1990 co-director artístico de la compañía junto al bailarín Peter Martins. Volvió al New York City Ballet en 1995 con West Side Story Suite, una recopilación de los números más famosos del musical y en 1957 con Brandenburg sobre los conciertos de Bach.[2]

ComienzosEditar

Hijo de judíos rusos inmigrantes Jerome Robbins recibió una sólida educación y llegó a matricularse hacia 1935 en la Universidad de Nueva York. Sus planes de estudio se malograron debido a las consecuencias de la Gran Depresión pero gracias a que había recibido clases de piano y asistido a cursos de danza moderna con Gluck Sandor y de ballet con Ella Daganova se le abrió un camino en el mundo del espectáculo neoyorquino.[3]​ Después de un aprendizaje como actor en el teatro y como bailarín en el musical Robbins se unió en 1940 al Ballet Theatre (luego American Ballet Theatre) para el que creó su primera coreografía Fancy Free (1944), una historia de tres marineros de permiso en Nueva York con música del también primerizo Leonard Bernstein. Este ballet le lanzó como coreógrafo a Broadway donde se estrenó como musical con el título On the Town al final de ese mismo año.

En Broadway y en el New York City BalletEditar

La carrera de Robbins en Broadway siguió en ascenso con musicales muy populares como Billion Dollar Baby (1946), High Button Shoes (1947), Call Me Madame (1950), El rey y yo (1951), The Pajama Game (1954) y sobre todo West Side Story (1957) que le ganaron el título de "rey de Broadway", no sólo por sus éxitos sino también por su transformación del género musical en un espectáculo total que integra música, danza, canto, libreto y escenografía. Paralelamente a esta intensa actividad en el terreno del teatro comercial Robbins siguió fiel al ballet. En 1948 Balanchine, fundador y director del New York City Ballet le invitó a unirse a la compañía como maestro de ballet y coreógrafo. Robbins creó una serie de ballets que sirvieron de contrapeso al trabajo del mismo Balanchine y ampliaron el horizonte de su proyecto artístico.[4]​ Desde sus primeras creaciones de temática existencialista y freudiana The Age of Anxiety y The Cage (ambos 1950) y ballets con un argumento mínimo como Afternoon of a Faun (1953) y The Concert (1956) Robbins fue evolucionando hacia la abstracción.[5]

En 1958 Robbins dejó temporalmente el New York City Ballet y viajó por las capitales de Europa con una pequeña compañía propia, los Ballets USA. Con ella participó en el Festival de Spoleto de 1958 y 1961 y entusiasmó al público y a la crítica de París, Madrid, Barcelona[6]​ o Edimburgo con sus coreografías abstractas New York Export Op. Jazz, Moves o Events. Después de nuevos éxitos comerciales en Broadway con los musicales Funny Girl y Fiddler on the Roof (ambos 1964) Robbins abandonó el género musical[7]​ al que volvería brevemente en 1989 con Jerome Robbins' Broadway, una antología de sus números musicales más celebrados. Lejos del musical y del ballet dirigió entre 1964 y 1969 el American Theatre Laboratory, un experimento en el terreno dramático que dejó para reintegrarse en el New York City Ballet.

 
Logo del New York City Ballet

La nueva etapa de Robbins en la compañía neoyorquina, que bajo Balanchine se había convertido ya en una institución cultural de primer orden, se inició con Dances at a Gathering, un ballet con un mínimo hilo argumental —cinco parejas jóvenes se reúnen para bailar con música de Chopin— que se estrenó el 4 de mayo de 1969 en el State Theatre de Nueva York. Considerado una pieza magistral llena de atmósfera y belleza[8][9]​ abre una serie de obras de madurez entre las que se pueden citar The Goldberg Variations (1971) (mús. Bach), The Four Seasons (1979) (mús. Vivaldi) o Glass Pieces (1983) (mús. Phil Glass). Al morir Balanchine en 1983 Robbins compartió la dirección artística del New York City Ballet con su primer bailarín, Peter Martins hasta 1990, año en que dimitió de su puesto. Regresó una vez más a la compañía en 1995 para montar West Side Story Suite con los números más famosos del musical. Ese mismo año tuvo que someterse a una operación de corazón, pero a pesar de su precario estado de salud aún creó en 1997 Brandenburg sobre los conciertos de Bach, sería su última obra.[10]

Jerome Robbins y George Balanchine: El origen de su uniónEditar

Jerome Robbins fue un bailarín y coreógrafo que comienza su carrera como artista bailando en comedias musicales, mientras que George Balanchine coreografiaba musicales.[11]

En 1938, Balanchine crea las danzas de Great Lady y en las cuales se encontraba Jerome Robbins. En 1940, Jerome Robbins se une al American Ballet Theatre, en el cual se convierte en bailarín solista un año después de haber entrado en la compañía. En 1948 entra en el New York City Ballet, dirigido por George Balanchine, y  es en 1950 cuando Robbins comienza a trabajar como asistente artístico junto a Balanchine. Estos dos coreógrafos tendrán una larga colaboración de 30 años, en la que surgirán distintas colaboraciones.

Robbins y Balanchine en la Ópera de ParísEditar

Dentro de su larga trayectoria como coreógrafo, y tras la muerte de Serguéi Diághilev,  Balanchine fue invitado a la Ópera de París para trabajar como maestro, puesto que mantenía un estrecho vínculo con esta debido a que Balanchine tenía un registro más contemporáneo y quería inyectar nueva energía a la danza académica, y coreografiar Les Creatures de Prométhée. Pero Balanchine cayó enfermo y se vio obligado a abandonar el proyecto, y es Serguéi Lifar quien completa la coreografía y se hace cargo del puesto de Maestro de Ballet. Puesto que se ve obligado a abandonar después de la liberación de París al final de la guerra. No es hasta 1947 que no regresa, para escenificar tres de sus ballets: Apollon musagète, Serenade y Le Baiser de la fée, y para crear Le Palais de crystal. Esta vuelta no duró mucho, y solo volvería en ocasiones para ver los ensayos de sus obras cuando entraron en el repertorio.

En marzo de 1974 fue cuando Jerome Robbins, comenzó su trabajo dirigiendo sus obras junto a Balanchine en el Ballet de la Ópera de París. El primero de sus ballets en ingresar al repertorio fue Scherzo Fantastiquey.[12]

La colaboración de Robbins y Balanchine: Jone´s BeachEditar

George Balanchine y Jerome Robbins colaboran en 1950 junto con Juriaan Andriessen, un compositor holandés que se encontraba en América con una beca Rockefeller. Este ballet era Jone's Beach y fue estrenado en el City Center el 9 de marzo, con los bailarines en trajes de baño, donados por la casa  Jantzen.

Este ballet estaba ambientado en una famosa playa de moda y consta de cuatro escenas: “domingo”, “salvada de ahogarse”, “guerra contra los mosquitos” y “perritos calientes”. La coreografía mostraba a jóvenes de ambos sexos, en trajes de baño, entregados a sus juegos y diversiones, tomando el sol y coqueteando unos con otros con movimientos estilizados.

En la segunda escena es donde se concentra la acción, un paso a dos en que un joven salva a una chica a punto de ahogarse, haciéndole la respiración artificial. Este paso a dos causó un impacto y un escándalo brutal, pero su gran calidad artística y belleza acabaron por imponerse. Tanaquil LeClercq y Nicholas Magallanes fueron sus intérpretes y el resto del reparto incluyó a Maria Tallchief y Jerome Robbins.

Influencia de Balanchine en Jerome RobbinsEditar

Tanto Balanchine como Robbins compartían el amor por el ballet académico y el gusto por los musicales y el cine, ambos poseían un don para visualizar la música y traducirla al movimiento. Es por eso, que todos los rasgos que caracterizaban a Balanchine como coreógrafo los podemos observar en Jerome Robbins y en sus creaciones. También este estilo es similar puesto a que estuvieron unidos trabajando treinta años, en los que Robbins pudo observar muy de cerca como trabajaba el coreógrafo.

Estos rasgos tan característicos son la musicalidad, la limpieza, el virtuosismo en su ejecución, la gran rapidez y extrema precisión en los movimientos. También caracterizan a estos coreógrafos las curvas en las caderas que se proyectaban hacia todas las direcciones y las extensiones altas.

Otro rasgo que caracterizan a estos coreógrafos en su estilo, es crear coreografías que pareciesen improvisadas.

Este estilo se puede observar en coreografías de Balanchine como Who Cares? y en coreografías de Robbins como en las de West Side Story.

ReferenciasEditar

  1. Joan Acocella, "American Dancer", en: The New Yorker, 28 de mayo de 2001, p. 122
  2. Horst Kögler, The Concise Oxford Dictionary of Ballet, Oxford 1988, p. 348
  3. Anna Kisselgoff, Jerome Robbins, 71, is Dead, en: The New York Times, Nueva York, 30 de julio de 1998
  4. Kisselgoff
  5. Acocella, p.124
  6. ABC, El Ballet USA de Jerome Robbins en el Liceo de Barcelona", en: ABC, Madrid 18 de octubre de 1958 p. 89
  7. Acocella, p.122
  8. Kögler, p. 348
  9. Acocella, p. 124
  10. Kisselgoff
  11. «A. G. Madrid. “Jerome Robbins”. En: Bibliodanza.». 
  12. «Maurel, J. (2018). “George Balanchine and Jerome Robbins at the Paris Opera”. En: Opèra National de Paris.». 

Premios y distincionesEditar

  • Tony Award (coreografía) por High Button Shoes, 1948
  • Tony Award (coreografía) por West Side Story, 1958
  • Oscar al Mejor Director, compartido con Robert Wise, y Oscar a la Mejor Coreografía por West Side Story, 1958
  • Chevalier de l´Ordre des Arts et des Lettres, 1964
  • Tony Award (coreografía y dirección) por Fiddler on the Roof, 1965
  • Capezio Dance Award, 1976
  • Kennedy Center Honors, 1981
  • National Medal of the Arts, 1988
  • Tony Award (dirección) por Jerome Robbins´Broadway, 1989

BibliografíaEditar

  • Joan Acocella, "American Dancer", en: The New Yorker, Nueva York 28 de mayo de 2001
  • Anna Kisselgoff, "Jerome Robbins, 71, is Dead", en: The New York Times, Nueva York 30 de julio de 1998
  • Horst Kögler, The Concise Oxford Dictionary of Ballet, Oxford 1988

Enlaces externosEditar