Joan Robinson

economista inglesa

Joan Robinson (1903-1983) fue una economista inglesa que formó parte de la denominada escuela postkeynesiana de Cambridge, Inglaterra. Constituye un paradigma de economista heterodoxa, ya que sus teorizaciones reunieron elementos de las más diversas escuelas oponiéndose generalmente a las distintas ortodoxias dominantes en la economía a medida que transcurría el siglo XX.

Joan Robinson
Joan Robinson Ramsey Muspratt.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Joan Violet Maurice Ver y modificar los datos en Wikidata
Nombre en inglés Joan Violet Robinson Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 31 de octubre de 1903 Ver y modificar los datos en Wikidata
Camberley (Reino Unido) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 5 de agosto de 1983 Ver y modificar los datos en Wikidata (79 años)
Cambridge (Reino Unido) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica
Familia
Padres Frederick Barton Maurice Ver y modificar los datos en Wikidata
[Margaret] Helen Marsh Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge
  • Austin Robinson
  • Sir [Edward] Austin Gossage Robinson Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educada en
Supervisor doctoral John Maynard Keynes Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Economista y profesora de universidad Ver y modificar los datos en Wikidata
Área Economía Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador Newnham College Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones
  • Fellow of the American Academy of Arts and Sciences
  • Fellow of the British Academy Ver y modificar los datos en Wikidata

Pensamiento económico de Joan RobinsonEditar

Sus primeros aportes en economía fueron en el área de la competencia imperfecta, oponiendo una variante a la tradición neoclásica-marshalliana que dicotomizaba la economía en la competencia perfecta o el monopolio absoluto.

Robinson participó como colaboradora en la obra máxima de Keynes publicada en 1936: la Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero recibiendo el reconocimiento del autor en el prólogo de la obra. En 1942 publicó un ensayo sobre economía marxista intentando rescatar los aspectos conceptuales, puramente económicos, de la obra de Karl Marx desligándose de dogmatismos que impedían realizar una lectura académica de El Capital.

Quizá sus aportes más reconocidos vinieron de su trabajo en la teoría del capital y del crecimiento económico en las décadas de cincuenta y sesenta. No aceptó la teoría neoclásica del capital, la cual había sido adoptada por los economistas de la Síntesis Clásico-Keynesiana con Robert Solow y Paul Samuelson a la cabeza. Protagonizó con dichos economistas la llamada Controversia entre las dos Cambridges en relación a la teoría del capital y sus implicaciones en la teoría del crecimiento.

Marx, Keynes y KaleckiEditar

Joan Robinson en su libro Introducción a la economía marxista señala lo siguiente:

"Empecé a leer El Capital exactamente como empezamos a leer un libro cualquiera, para ver lo que había en él, y me encontré con muchas cosas que ni sus discípulos ni sus adversarios me habían hecho prever. Sraffa me hacía bromas diciendo que yo trataba a Marx como a un pequeño precursor conocido de Kalecki. En cierto sentido, esto no es una simple broma. Hay efectivamente muchos indicios en El Capital de una teoría de la demanda efectiva. Los discípulos de Marx pudieron haberla formulado antes de que Keynes y Kalecki la aprendieran a partir de los hechos brutales de la gran crisis, pero no lo hicieron" (p.1)[1]

De esta manera ella propone que en la obra de Marx existen los elementos de una teoría de la demanda efectiva, en especial por medio de la explicación de la posibilidad de crisis por desproporcionalidad (estudiada a través de los esquemas de reproducción simple y reproducción ampliada), en donde Marx intentó elaborar una teoría aparentemente en los siguientes términos:

"El consumo de los trabajadores es limitado por su pobreza, mientras que el consumo de los capitalistas es limitado por la voracidad de capital, la cual los obliga a acumular riqueza más bien que a disfrutar lujos. La demanda de bienes de consumo (el producto del grupo II) se ve así restringida. Pero si la producción de las industrias de bienes de consumo está limitada por el mercado, la demanda de bienes de capital (grupo I) se restringe a su vez, porque el capital constante de las industrias de bienes de consumo no crecerá lo suficientemente rápido para absorber la producción potencial de las industrias de bienes de capital. Así, la distribución del ingreso entre salario y plusvalía es tal que da lugar a una tendencia crónica que lleva a una ausencia de equilibrio entre dos grupos de industrias" (pp.71-72)[1]

Este aspecto de la economía de Marx incluso podría permitir la vinculación entre su teoría de la formación de un Ejército Industrial de Reserva con la teoría de Keynes de un desempleo involuntario.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b ROBINSON, Joan (1942): Introducción a la economía marxista, Siglo XXI editores, México D.F., 1973

Enlaces externos y fuentesEditar