Abrir menú principal

Jordi Llompart

actor español

Jordi Llompart (Barcelona, 11 de octubre de 1962[1]​) es un periodista y cineasta español que debutó en la ficción con Viaje mágico a África después de haber filmado y producido numerosos documentales, uno de ellos El misterio del Nilo, fue la primera película española para cines IMAX y la más exitosa en taquilla entre los cines de gran formato en el año de su estreno.

Jordi Llompart
Información personal
Nacimiento 11 de octubre de 1962 Ver y modificar los datos en Wikidata (57 años)
Barcelona (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Periodista y director de cine Ver y modificar los datos en Wikidata

TrayectoriaEditar

En 2004 rueda el documental El misterio del Nilo, un relato épico sobre el primer descenso completo del Nilo, que culminó el 28 de abril de 2004 del aventurero Pasquale Scaturro y su compañero Gordon Brown. La expedición recorrió en 114 días más de 5.000 kilómetros en kayak y en barca, desde las fuentes sagradas de Gish, en Etiopía, hasta la costa próxima a Alejandría, donde el río desemboca en las aguas del Mediterráneo.[2]

2010: Viaje mágico a ÁfricaEditar

Tras el éxito del documental El misterio del Nilo, comienza en 2006 su proyecto Viaje mágico a África en todos los planos han sido rodados reproduciendo la estereoscopía de nuestros dos ojos, reproduciendo por lo tanto la profundidad de la visión humana. Se trata de una de las películas más ambiciosas y complicadas de producir. Una de ellas se encuentra en la complejidad de controlar acertadamente la distancia interaxial y la convergencia focal de cada una de las cámaras cada vez que había que enfocar a niños y animales, que actuaban de forma siempre impredecible. Además, rodar en el desierto o la sabana, a más de 40 grados de temperatura, con viento y polvo dañando el equipo, complicó aún más el extenuante operativo de rodaje. Para la película crearon sus propias monturas de cámara, sincronizaciones electrónicas y herramientas para asegurarse un buen funcionamiento de los equipos, ya fuera sobre trípode, grúas, steady-cam o helicóptero. La tenacidad y profesionalidad de los ingenieros y del equipo de cámara hizo posible que el 99% de las tomas fueran técnicamente buenas. El director lo califica como un cuento mágico en 3D para todos los públicos. «En este sentido, es una apuesta cinematográfica que pretende hacer disfrutar al espectador de una experiencia única en la que las estructuras narrativas, escenas y secuencias, han sido moldeadas para enfatizar el efecto 3D estereoscópico. El porqué de la elección del formato 3D se debe a: en primer lugar, porque representa un nuevo reto y un paso más en nuestra trayectoria creativa.»[3]​ Su estreno fue retrasado a abril por el éxito de Avatar.[4]

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar