Abrir menú principal

José María Varela Rendueles fue un político español.

Durante la Segunda República ejerció como gobernador civil en varias provincias, como Murcia, Vizcaya[1]​ o Sevilla.

Cuando en julio de 1936 se produce el golpe militar, Varela se encuentra al frente del gobierno civil de Sevilla desde que asumiera el cargo el 24 de mayo.[2]​ Después de que el general Queipo Llano sublevara a la guarnición la tarde del 18 de julio, Varela intentó resistir el golpe en el gobierno civil junto a otras autoridades, como el jefe de los guardias de Asalto, el comandante José Loureiro. También intentó, sin éxito, que el jefe de la Base aérea de Tablada bombardeara a las fuerzas sublevadas. No obstante, rechazó en repetidamente las peticiones del líder del PCE sevillano, Saturnino Barneto, para que entregase armas a la población y poder resistir así el golpe.[3]​ Después de que los sublevados disparasen un cañonazo contra el gobierno civil, Varela llamó por teléfono a Queipo de Llano y acordó la rendición a cambio de que se respetara su vida.[4]​ Tras ser hecho prisionero,[5]​ Varela fue enviado a la prisión provincial junto a otros como el alcalde, Horacio Hermoso, o el presidente de la diputación, José Manuel de Puelles.[6]

Posteriormente fue juzgado en Consejo de guerra y condenado a muerte, aunque la sentencia fue reducida a 30 años de prisión.[7]

Véase tambiénEditar

ObrasEditar

  • Rebelión en Sevilla: memorias de su gobernador rebelde. Sevilla: Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento, 1982.

ReferenciasEditar

  1. Mercedes de Pablos (2005). La Hoz y las Flechas: Un comunista en Falange, Oberón, pág. 88
  2. Julio Ponce Alberca (1999). Política, instituciones y provincias, Diputación de Sevilla, pág. 663
  3. Manuel Barrios (1990). El último virrey (Quiepo de Llano). Castillejo.
  4. Juan Ortiz Villalba (2006). Del golpe militar a la Guerra Civil: Sevilla 1936. RD Editores, pág. 124
  5. José Manuel Martínez Bande (2007). Los años críticos: República, conspiración, revolución y alzamiento. Madrid: Encuentro, pág. 279
  6. Nicolás Salas (1992). Sevilla fue la clave: república, alzamiento, Guerra Civil (1931-1939), Editorial Castillejo, pág. 432
  7. Francisco Espinosa (2006). La justicia de Queipo. Editorial Crítica: Barcelona, ISBN 84-8432-691-8, pp. 76-77